Mis libros de 2020

Esta entrada va a ser un experimento. Iré poniendo micro-reseñas de los libros que vaya leyendo durante el año, aunque algunos tendrán entrada completa, pero al menos así queda constancia de ellos porque leo bastantes libros al año y muchos de ellos son muy buenos, pero se suelen quedar en el tintero y con esta entrada-río creo que resolveremos esto.

La Reina de la Nieve de Joan D. Vinge

Una gran historia de ciencia ficción, ganó el premio Hugo en su día. Me gusta el mundo que crea, parte de la Hegemonía lo que queda de un imperio que decayó y se perdió la tecnología del viaje traslumínico. Un mundo menos avanzado, sobre todo pescador y agrícola al que se mantiene así y que en cambio tiene una raza de animales acuáticos cuya sangre da la inmortalidad. La reina de la nieve se mantiene en el puesto durante cientos de años, hasta que el mundo sale del invierno, entra en el verano y el agujero de gusano que conecta al mundo con el resto de la hegemonía se cierra, haciendo que se vayan los espaciales a sus mundos hasst el siguiente invierno. Esto había sido así siempre, pero esta vez se intenta cambiar. EL libro tiene muy buenos personajes, con bastantes grises, y trata distintos temas como lo lícito de mantener a un mundo en la oscuridad tecnológica, la de cazar a una especie para obtener su sangre, entre otros varios. Muy bueno.

Reina Roja de Juan Gómez Jurado

Una novela trepidante con dos personajes fantásticos, Antonia Scott, la mujer más inteligente de la tierra y lo que paga por serlo, y Jon Gutiérrez, un policía bilbaíno más preocupado de la justicia que de la ley. A partir de ahí, un equipo de élite para evitar atentados y otros tipos de ataques, a nivel europeo, se enfrenta a la amenaza de alguien que chantajea a algunos de los personajes más importantes de España raptando a sus hijos. Si hacen lo que les pide el secuestrador les devolverán a los hijos. La historia engancha como muy pocas. Tiene detalles geniales como la de la prueba del Kobayashi Maru, la prueba imposible de Star Trek que solo Kirk superó, trasladada a una plataforma petrolera de una manera genial con una resolución aún más genial. Trepidante y adictivo

Loba Negra de Juan Gómez Jurado

Tan adictiva que fue terminar uno y empezar el siguiente. Lo mejor que se puede decir, una vez superada la impresión inicial por la novedad, es que mantiene el nivel del primero y se lee con el mismo interés. Esta vez la trama se traslada a Marbella y la mafia Rusa. Si en el primero te enganchan los personajes, en el segundo les has cgido muchísimo cariño y no quieres que les pase nada, así que se lee la mitad del libro preocupado por el devenir de Antonia Scott y por otro lado, por la historia de la Loba Negra y la mafia rusa. Igual de trepidante y adictivo.

Estos tres libros son los que leí en Enero, un buen mes, los he disfrutado mucho, son una recomendación segura.

Una obsesión perversa V. E. Schwab

No había leído nada de esta autora y me ha resultado una historia muy interesante. Es una historia de superhéroes que, sin embargo, de héroes tienen poquito. Los personajes son todos grises, ni malísimos ni buenísimos. Quizá no esté demasiado marcado o no me haya resultado del todo convincente el fanatismo religioso de uno de los protagonistas, aunque también puede ser intencionado y demostrar que la religión no es la razón por lo que actúa así, sino que es simplemente una excusa. Una historia muy entretenida, interesante, distinta y con cierta mala baba, incluyendo los poderes que adquieren los protagonistas. Está bastante bien, quizá le falte algo de fuerza a la historia y los personajes estén por encima de la misma, pero aún así, está muy bien.

Actualización 29/02/2020

Los juegos de Némesis James S.A. Corey

Quinta novela de The Expanse, la extraordinaria epopeya de ciencia ficción que también cuenta con una fantástica serie de televisión de la que ya hablamos aquí hace cuatro años y que se puede ver en Amazon Prime Video, continúa evolucionando y cada vez es más ambiciosa. Por primera vez las historias de los protagonistas se separan y transcurren con arcos argumentales propios. Es verdad que en la Quema de Cíbola transcurrían en parejas pero ahora va cada uno por su camino y sin demasiado contacto. Funciona muy bien, todos los arcos son muy interesantes y de hecho los escritores dan un paso adelante con un hecho que cambiará a la humanidad. Dicho esto, y aunque todo es cierto, no puedo dejar de sentirla como la preparación, casi el prólogo, para lo que va a venir. La mejor space opera que se puede leer actualmente.

Actualización 07 de Marzo

Un poco de odio de Joe Abercrombie

El regreso por todo lo alto del autor desde que publicara su colección de historias cortas Filos Mortales en 2016. En estos cuatro años no ha perdido la mordiente y cuenta una historia años después de lo que ocurre en la trilogía de La primera Ley. Así, podemos ver a algunos de los protagonistas de aquella época cómo han cambiado veinte años después en una sociedad que ya no es la misma. Si la parte de la Primera Ley tiene su parte bárbara a lo Hyboria en el Norte, y eso se mantiene en esta nueva novela, en cambio la parte civilizada que estaba en una especie de Edad Moderna habría evolucionado a la Revolución Industrial. Esto se ha visto muy poco en fantasía, prácticamente al único que le he visto evolucionar su universo por ese camino ha sido a Terry Pratchett y su Mundodisco. De hecho, Joe Abercrombie le homenajea en la novela.

Ahora vemos a los herederos de los protagonistas, destacando especialmente los personajes femeninos, desde Sabine dan Glokta, la hija del antiguo inquisidor, ahora una de las personas más poderosas de la Unión, a Rekke, una norteña con la capacidad de ver el futuro e incluso Zuri, la dama de compañía de Sabine, que tiene poco papel pero muy interesante.

Enfrentamientos en el norte, revueltas obreras y soluciones sin medias tintas, Abercrombie hace fantasía para adultos en la que hay sexo, violencia, muerte, traición pero también crítica social, personajes muy bien definidos y una trama sólida y muy bien contada. Es uno de los mejores autores actuales de fantasía. Esperemos que no tarde tanto en sacar el siguiente libro.

 

Estelar (Top Gun 2) de Brandon Sanderson

La continuación de Escuadrón, la primera novela de ciencia ficción del autor, continúa la historia de la humanidad confinada en el planeta “Detritus” y de una de los pilotos que luchan por liberarse, Spensa “Peonza” Nightshade.

En el libro resuelve varias de las incoherencias que la protagonista encontraba como el ataque de los krell que no era demasiado masivo, porqué podían acceder a tecnología o el funcionamiento del salto estelar, junto a ideas nuevas como las criaturas estelares destructoras de mundos, los zapadores, o la estructura política de la Supremacía, una forma alternativa de controlar un imperio, así como toma prestadas ideas de grandes clásicos como “Dune”.

La novela resulta bastante entretenida y se nota que la tenía bien pensada en que la resolución de esas incoherencias es muy satisfactoria y revela enfoques políticos también muy bien pensados.

Sin embargo, no es redonda como la mayoría de las novelas del autor. La primera parte se me hizo algo tediosa aunque conforme avanza la historia va remontando hasta volverse realmente interesante.

Otra cosa que no me convenció fueron los nombres. Los nombres son muy importantes, son épicos, evocadores, dan muchas veces el tono.

Aquí tengo problemas con los nombres y con la traducción de los mismos, como muestra dos botones, el del planeta en el que está confinada la humanidad, Detritus o el de los terribles enemigos de la existencia, los zapadores.

No sé si en inglés sonará mejor, porque la he leído en castellano, pero no son nada evocadores ni el uno ni el otro. Lo de Detritus porque me recuerda al juego Caos en Deponia y me suena entre poco serio y raro que llamen así a su propio planeta, y lo de los zapadores aún peor porque no transmite nada de la amenaza de poder casi infinito  que es. Para ser criaturas que recuerdan a Galactus, este sí tiene un nombre que evoca inconscientemente que devora planetas. Un zapador cava agujeros en la tierra para colarse o colapsar una pared. No es lo mismo.

La trama, aunque se cierra respondiendo satisfactoriamente a casi todo y con una fantástica resolución que huye de la solución militarista más simple, por otro lado deja una puerta abierta para una tercera parte.

No es la mejor novela de Brandon Sanderson pero aún así, es muy entretenida.

Saludos fremen