¿A qué podremos jugar cuándo llegue la nueva generación? ¿Merece la pena el cambio de consola de salida?

portada 

Estoy muy contento con que las nuevas consolas sean auténticos “pepinacos” que hagan enrojecer de envidia a los PCs de la actual generación. 

Las dos últimas generaciones nacieron con prestaciones inferiores a los PCs y, aunque dejaron grandísimos juegos, podrían haber sido mejores con un hardware más potente que diera más posibilidades a los desarrolladores.

Con esta nueva generación nos vamos a encontrar en esta última tesitura: potentes tarjetas gráficas con ray tracing, discos duros de altísima velocidad, 16 Gb de memoria RAM de nueva generación, un procesador muy potente. Es decir, todo lo que los desarrolladores podrían pedir. 

Sigue leyendo ¿A qué podremos jugar cuándo llegue la nueva generación? ¿Merece la pena el cambio de consola de salida?