Los diez mejores comics de ciencia ficción de todos los tiempos… o que a mí me han gustado más (Parte I)

Hoy toca top y no es un top cualquiera sino que toca dos de mis aficiones favoritas, la ciencia ficción y los cómics. Los comics de ciencia ficción no son precisamente recientes pues ya Buck Rogers, aunque nació como una revista pulp, en 1929 tenía su propio cómic. Así héroes arrojados y valientes fueron desfilando por los cómics, gente como Flash Gordon o Dan Dare, entre los más conocidos. Pero no se limitó a esto pues la ciencia ficción es realmente amplia y desde detectives espaciales como en The Long Tomorrow a historias más subidas de tono como Rip in Time o estados cuasi totalitarios como El Juez Dredd o Perros de Stroncio, a sociedades apáticas que se servían par todo de los robots como Robo Hunter, centenares y centenares de cómics se han ido publicando. Técnicamente los superhéroes son comics de ciencia ficción pero por ser un género tan establecido y con unas premisas tan marcadas, lo voy a dejar fuera. También toda la fantasía, porque hay historias que transcurren en otro planeta, como John Carter de Marte, que realmente no tiene nada de ciencia-ficción y sí mucho de fantasía.

Así, quitando parte vamos a centrarnos en comics realmente extraordinarios que pertenecen a la ciencia ficción en sus distintas vertientes. Obviamente y a pesar del rimbombante anuncio, desde 1929 hasta aquí se han realizado una cantidad ingente de cómics de ciencia ficción y no los conozco todos. No obstante, lo que es seguro es que estos son magníficos, con una calidad a prueba de bombas, originales, inteligentes y muy bien dibujados. Hay algún autor que repite y hay cómics de cuatro de los cinco continentes. Además, todos tienen edición en castellano. No van en orden porque es imposible decir cuál es mejor que el otro, cada uno tiene características que le permiten destacar sobre los demás. Como es un poco extenso, será en dos partes.

Por cierto, la imagen es de Moebius.

Akira de Katsuhiro Otomo

Akira es un manga apabullante, muestra las aventuras de unos gamberros, Kaneda y Tetsuo, dos amigos, y como en una de sus múltiples peleas se encuentran con un niño-viejo que provoca en Tetsuo un cambio. A partir de ahí se desvela una conspiración del gobierno que decide secuestrar a Tetsuo y Kaneda pelea por salvarlo en la ciudad de Neo Tokio. El dibujo es tremendamente detallado, la historia es compleja y en algunos momentos farragosa pero muy interesante de cualquier modo. La película también está muy bien pero el final del manga es muy superior al del anime. Hay una edición en castellano en color alucinante, obra de Steve Oliff (El regreso del señor de la noche), que realza los dibujos de Otomo de manera magistral y que es mi favorita. Edición de Norma Editorial. También hay otras en blanco y negro y con lectura oriental. EL género en que mejor se puede catalogar es en de la distopía.

American Flagg de Howard Chaykin

La obra maestra perdida de los ochenta que tardó 30 años en publicarse decentemente en España. Es un cómic que es abiertamente irreverente e irónico retratando los males de nuestra sociedad y le falta la solemnidad de estos comics, que dicen a cada página que están creando ARTE con mayúsculas, sino que las cargas de profundidad las envuelve en una historia muy amena, bien escrita, con mejores diálogos y aún mejor dibujada. Porque Howard Chakin es ante todo un gran dibujante. Sus héroes, por muy golfos que puedan quedar tienen una planta heróica. Las chicas son Vamps despampanantes, La tecnología tiene un aspecto de lo más avanzado. Pero lo mejor es la forma de contarlo con viñetas que se rompen, se multiplican o se convierten en una sola a toda la página según la necesidad de la historia y con el uso de las onomaptopeyas como parte integrante e importantísima de la viñeta para transmitir el ambiente de la situación que esté presentando. en cuanto a la historia, estamos en un futuro en el que la tierra es poco más que un deshecho, la corporación Megaplex se la ha quedado por casi nada y la gente adinerada se ha podido ir a Marte. Reuben Flagg, un actor de películas de acción sustituido por una imagen holográfica, decide ganarse la vida como policía, lo que representaba, y regresa a la tierra. A partir de aquí, la lucha del mujeriego Reuben Flagg contra la injusticia es apasionante por todo lo que se presenta en esa lucha. Porque es un héroe pero a su manera poco ortodoxa, y está rodeado de la peor calaña que representan a los medios de comunicación, la religión, los políticos, los deportes de masas, la pornografía, la prostitución, todo pasa por el tamiz caústico de esta aparente historia de aventuras de ciencia ficción. Hay una magnifica edición de Norma Editorial en la que está incluida la etapa completa de Chaykin. El género en que mejor se puede catalogar es en el de aventuras dentro de la ciencia ficción.

V de Vendetta de Alan Moore y David Lloyd.

V de Vendetta era un cómic que Alan Moore y David Lloyd dejaron inconcluso al cancelarse la revista británica en que se estaba publicando, Warrior. Cuando Moore estaba trabajando en USA para DC, mientras aún se hablaban, le propusieron que lo terminara y publicarlo y así lo hizo. Supongo que en muchos casos las mejores historias son las que en el fondo son una analogía de la actualidad. En este caso llevaba al extremo la época del Thatcherismo y presentaba una sociedad en 1997 (el cómic es de 1974) prácticamente esclavizada, con claras reminiscencias de 1984 y de Arrepiéntete Arlequín dijo el Sr. tic-tac pero con un héroe, V que viste y lleva la máscara de Guy Fawkes, el terrorista que intentó volar el parlamento británico, para luchar contra esa sociedad terriblemente opresiva. EL dibujo de David Lloyd, realista pero apoyándose en la mancha de tinta, ayudó a crear el tono sombrío de la serie. Son Diez números publicados en España por Ediciones Zinco pero posteriormente ha sido publicada en formato de novela gráfica e incluso en una edición Absolute absurdamente incómoda para leer pero muy espectacular. Si Alan Moore no hubiera hecho Watchmen, seguiríra pasando a la historia el cómic como uno de los más grandes por V de Vendetta. El género en que mejor encaja es el de la distopía.

EL Eternauta Héctor G. Oesterheld y Francisco Solano López

El Eternauta es uno de los cómics mejor escritos y más sorprendentes que se pueden leer. Un cómic del año 1957 que tiene una madurez y un planteamiento adulto y maduro muy adelantado a su época, cuando en USA estaban, por ejemplo, con los comics de super-heroes dirigidos para niños. La historia del Eternauta comienza materializándose en casa de un escritor y contándole la historia de lo que ocurrió una noche en Buenos Aires en que empezó a nevar y la nieve era mortal para todo aquél que entrara en contacto con ella. Aislados como robinsones en su casa el protagonista, Juan Salvo, su esposa e hija y tres amigos que estaban ese día en la casa tendrán que luchar e ingeniéarselas para sobrevivir en esa nevada mortal constante. Así comienza una historia apasionante que se va desarrollando con gran inteligencia y bastante amargura en algunos momentos pues es una historia cruda y realista de lo que podría pasar en una situación así. El dibujo de Solano López es de lo más claro y preciso y conduce la historia con gran claridad. La segunda parte se realizó muchos años después y fue mucho más comprometida políticamente, lo que fue uno de los clavos para que la dictadura argentina acabara con Oesterheld. El género que mejor encaja es el de la distopía

El ciclo de Cyann de Francois Bourgeon y Claude Lacroix

Si los anteriores eran sobre todos distopías, la historia de Cyann es la recreación de un universo con sus clases, sus razas, sus planetas y todo con una coherencia impresionante. Posiblemente, además, sea el cómic con los dibujos más espectaculares de todos los citados, nada sorprendente cuando su principal artífice, Bourgeon es un maestro consagrado con obras maestras como Los pasajeros del viento o los compañeros del crepúsculo. Cuidando el detalle de forma casi enfermiza para crear un entorno veraz que ayude a la inmersión, cuenta la historia de Cyann, una chica alegre y que le gusta divertirse y es miembro del poderoso Clan Olsimar, que controlan la producción de la cura para la mortal fiebre púrpura que diezma el planeta. A Cyann la designa su padre como líder en la expedición a la colonia donde se fabrica la cura pues se ha perdido el contacto con ellos. A partir de aquí se sucederán las aventuras en mundos de lo más imaginativos y a su vez verosímiles. Hubo una primera edición de los dos primeros álbumes por parte de Norma Editorial pero la mejor edición, de lejos, es la de la editorial 12bis que reúne en tres tomos los cinco tomos originales a gran tamaño y con una edición muy cuidada que merece mucho la pena. El género en que mejor encaja es el de aventuras en entornos alienígenas.

Cinco comics realmente extraordinarios por algunos de los mejores autores que el cómic ha dado. Los cinco que quedan son tan buenos como estos pero ya serán en la próxima entrega.