Los diez mejores comics de ciencia ficción de todos los tiempos… o que a mí me han gustado más (Parte II)

Segunda y última parte del top 10 de cómics de ciencia ficción. Se quedan auténticas joyas fuera, lo sé, pero al menos estos diez son realmente extraordinarios. Aunque hay muchos que se quedan fuera, en los comentarios a los comics elegidos y al final mencionaré al menos algunos también muy buenos. Por cierto, la imagen de inicio es de Óscar Chichoni para la revista española de ciencia ficción Zona 84 y para la novela de ciencia ficción Cyteen de C.J. Cherryh.

La balada de Halo Jones de Alan Moore y Ian Gibson

 Aunque en su época americana no lo tocó tanto, en la etapa inglesa Alan Moore escribió multitud de historias cortas de ciencia ficción para 2000 AD. Entre ellas creó una saga que se llamó La balada de Halo Jones, sobre el periplo de una jovencita Halo en el Siglo L. Moore como en la mejor tradición de la ciencia ficción, te plantea la historia con una enorme profusión de detalles pero sin explicaciones sino que se deduce que son las cosas, las costumbres y demás por el contexto. Las aventuras de Halo están muy bien dibujadas por Ian Gibson un dibujante británico muy conocido por Robo Hunter con un estilo entre realista y caricaturesco pero que encaja como un guante con las dosis de ironía que Moore incluye en la historia, por lo demás dura, que comienza como una aventura en una ciudad espacial y termina en una nave de guerra. Obra de culto por lo difícil que fue leerla, hay una estupenda edición en dos volúmenes de Dolmen y otra más reciente de Kraken de un solo volumen. Se encuadra bien en aventuras espaciales.

La odisea de la metamorfosis de Jim Starlin


Jim Starlin, “Doctor muerte”, se apuntó al carro de EPIC cuand Marvel decidió sacar una revista adulta de fantasía y ciencia ficción en la que sus autores conservaran sus derechos. EN España de esa revista con grandes historias se publicaron tres números y entre otras historia se publicaba la historia del enfrentamiento entre las dos razas más poderosas del Universo y como uno de los poderosos alienígenas trama un plan para liberar a la vía láctea de la opresión reuniendo para ello a varios personajes, entre ellos a un humano, Vanth Dreadstar.
La Odise de la metamorfosis tiene al mejor Jim Starlin de todos los tiempos, que aprovecha su experiencia con Warlocj y Capitán Marvel para crear una epopeya con religión, magos, rayos espaciales, espadas superpoderosas, una trama compleja y algunos de los momentos más épicos que se hayan visto en un cómic. Posteriormente Starlin continuaría con los personajes en la colección Dreadstar, también magnifica, pero esta obra es maravillosa y muy recomendable. Durante muchísimos años, cerca de 30, no se pudo leer en España más que esos tres fragmentos de EPIC, pero actualmente hay una muy buena edición de Planeta. Se encuadra muy bien en la space opera.

El incal de Alejandro Jodorowsky y Moebius

Cuenta la historia de John Difool, un detective de medio pelo que un día recibe de un alienígena moribundo el Incal, una pirámide de gran poder que empieza a transformar al perdedor de John Difool y a su gaviota urbana, Deepo. Con la excusa argumental de que todos desean el incal, se desarrolla una trama de aventuras aparentemente ligera y divertida pero cargada de simbolismo y espiritualidad de manos de Jodorowski, talentoso escritor miembro del grupo Pánico, psicomago,  cartomante, cineasta, guionista y mil cosas más, y de Moebius, un auténtico portento que llevó la línea clara dónde nadie había estado jamás y que con el talento de ambos recrean un mundo que es completamente creíble a pesar de lo absolutamente ye n muchos casos absurdamente increíble que es. El incal se ha extendido y hay varias obras que surgieron a partir de allí, como la Casta de los Metabarones con Juan Giménez al dibujo, Antes del Incal con Goran Janjetov o después del Incal, con Moebius, que desgraciadamente se quedó en un solo tomo antes de su fallecimiento. Todas son buenas pero el Incal es superlativo y merece estar en cualquier selección de comic, sea o no ciencia ficción. Creo que es inclasificable, pero se podría considerar aventuras espaciales.

Saga de Brian K. Vaughn y Fiona Staples.

Es un tanto osado incluir un cómic que aún no ha terminado porque podría finalmente ser una decepción, pero los tres tomos publicados hasta el momento en España por Planeta son indiscutiblemente de lo mejor que se puede leer. La base es un trasunto de Romeo y Julieta con dos razas enfrentadas, una tecnológica y la otra mágica, mientras se enamoran una maga y un guerrero y tienen una niña, siendo perseguidas por ambos no solo por ser traidores, sino también por demostrar que son genéticamente compatibles ambas razas y que por tanto pueden tener hijos. A partir de de aquí el cómic se desarrolla en un viaje en busca de un lugar donde poder criar a su hija, cosa muy complicada por todas las dificultades, desde cazarecompensas contratados a los mismos ejércitos. El cómic es un monumento a la imaginación, con personajes muy originales y tramas interesantes e inesperadas. Brian K. Vaughn tiene en su haber algunos de los más interesantes comics de ciencia ficción como Y The last man o The Private Eye, una maravilla que se publica en formato digital dibujada por Marcos Martin. En cuanto al dibujo, Fiona Staples es maravillosa, es capaz de dibujar cualquier cosa y su uso del color es impactante. Supongo que en el fondo es space opera, aunque sea sui generis.

Flash Gordon de Alex Raymond

Las aventuras de Flash Gordon, Dale Arden y el profesor Zharkov contra el malvado Ming son sinduda de las más famosas de la ciencia ficción. EN 1934 Flash gordon lanzó esta historia en los periódicos y creó uno de los cómics más importantes de la historia. Una epopeya de aventuras que transcurre en distintos lugares del imperio de Ming con una recreación de civilizaciones y personajes muy imaginativa y un dibujo sin parangón. EL dibujo de Alex Raymond es comparable en calidad al de Hal Foster o Burne Hoggarth, con más movimiento incluso y a todas luces maravilloso. Un gran comic de aventuras que plantó la semilla para los comics de ciencia ficción del futuro. Está sin duda dentro del subgénero de la space opera.

Quedan muchísimos como Ronin de Miller, Atmósfera Cero de Steranko, Iron Wolf de Chaykin/Mignola, Twilight de Chaykin/García López, Transmetropolitan, de Ellis/Robertson, Vic and Blood de Corben, 20th Century Boys de Urasawa, Mundo de Kriptón de Byrne/Mignola, Camelot 3000 de Barr/Bolland, Eden de Hiroki Endo, Robo Hunter, de Wagner/Gibson, Valerian de Christin y Mexieres, La ciudad que nunca existió, de Christin y Bilal, aparte de los que he ido mencionando en las dos entradas dentro de los comentarios a los cómics destacados.

Todos merecen mucho la pena y si tenéis oportunidad de echarle un ojo, lanzaos por ellos, es improbable que os arrepintáis.

Saludos fremen.