Las 10 mejores series de Televisión de Superhéroes

La televisión va por modas, como el cine de evasión. Tiene éxito un género y aparecen diez mil subproductos dispuestos a explotar la voluble atención de los espectadores antes de que se fijen en la siguiente moda. Hasta ahora estaban siendo los Zombies que mediante el éxito brutal de The Walking Dead habían venido a sustituir a los vampiros de Swarowski de Crepúsculo. Ahora parece que la moda empieza a ceder y las hordas frikis miramos a otra nueva moda, pero esta es una que me gusta especialmente: Los superhéroes.

Aunque ahora haya una proliferación como nunca en la historia, series de superhéroes hay desde los años cuarenta con seriales en el cine de Superman, por ejemplo. Así que hay y unas cuantas series donde elegir, desde las antiguas de Batman, Spiderman, Hulk o Wonder Woman hasta las ochenteras como El gran héroe americano, las noventeras como Mutante-X o Flash, las de la década anterior como Heroes (que vuelve) o Smallville al booom actual. De todas ellas a continuación va una lista de las diez mejores series de superhéroes, en mi opinión.

Antes que nada, hay que hacer un inciso sobre qué quiero decir con series de superhéroes: Es una serie en la que el protagonista lucha contra el mal y este tiene algo que va más allá de lo normal, es decir, puede ser una amenaza del inframundo, villanos con trajes coloridos, superpoderes, o tecnología ultra-sofisticada. Así, McGiver, por ejemplo, no es un superhéroe pero Person of Interest sí.

Buffy Cazavampiros

Creo que es la mejor serie de superhéroes de todos los tiempos. Joss Whedon (Los Vengadores) partió de la idea de la animadora tonta y rubia a la que atacaba un vampiro, solo que la típica víctima se convertía en cazadora de vampiros porque era la elegida. De este punto de partida que prácticamente era anecdótico, se crea una serie en la que un instituto es en realidad la boca del infierno, los personajes son estudiantes que van encontrando su sitio en la vida mientras luchan con amenazas de nivel destructor de mundos y similares. Se crearon para la serie grandes personajes como el grupo protagonista que era la elegida Buffy (Sarah-Michelle Gellar, The Crazy Ones) con una fuerza y unos reflejos extraordinarios, Willow (Allison Hannigan, Cómo conocí a vuestra madre) una bruja cada vez más poderosa, Xander (Nicholas Brendon, Coherence), que casi parece Shaggy de Scooby Doo. Guiados por Ruppert Gilles (Anthony Stewart Head, Dominion), un erudito y brujo inglés, la serie se movía entre la comedia de aventuras y el drama de aventuras. Fue un enorme salto en el género de las aventuras juveniles y fue evolucionando durante sus sietes temporadas, siendo galardonada con infinidad de premios. Es sin duda una de las mejores series que se puede ver y la mejor serie de super-heroes de todos los tiempos.

The Flash

Con una temporada a sus espaldas es la serie de superhéroes más autoconsciente de todas. Casi todas las series de superhéroes se medio-avergüenzan de ser de superhéroes y huyen de los colores chillones y superpoderes. The flash no. Desde el primer episodio Barry Allen (Brian Gustin) obtiene sus superpoderes y aparecen muchos personajes que tienen nombres que en el cómic son héroes y villanos. Más el espectacular asesinato de la madre de Barry Allen por el que encarcelaron al padre, que es el actor que encarnó al Flash de los 90, John Wesley-Shipp. Flash tiene la velocidad de un relámpago, pero sigue siendo bastante torpe e inocente. Esto da juego por dos caminos. Por un lado, los cruces con Arrow en los que le da para el pelo, aunque sea para que aprenda, y por otro ir viendo como va aprendiendo a usar mejor sus poderes. Todo esto en una trama que implica a Laboratorios Star, viajes en el tiempo y el posible fin del mundo más su peor némesis, el Flash Reverso. EL cómic de Flash durante años ha sido de loe mejores y más entretenidos de leer y la adaptación de la serie sigue esa línea sin duda gracias a la influencia de Geoff Jones, uno de los guionistas del cómic. La primera temporada es magnífica y la hace merecedora de este tercer puesto, pero la segunda temporada puede que la encumbre aún más. Ya hay un sensacional poster que remeda la portada clásica “El flash de dos mundos” y que significa la llegada de Jay Garrick, el flash original. Le dediqué entrada propia aquí

Daredevil

Es una serie magistral de principio a fin. Este Daredevil bebe, y mucho, de la época de Frank Miller en la serie. Cuenta con un elenco inmejorable de actores empezando por Danny Cox (Stardust) como Matt Murdock/Daredevil, su compañero de bufete Foggy Nelson (Elden Henson, Los juegos del hambre) y su primer caso y luego secretaria Karen Page (Deborah Ann Woll, True Blood). Pero si bien el trío protagonista es magistral, la ciudad tiene quienes la controlan y detrás está un hombre al que nadie conoce pero que es Wilson Fisk (Vincent D’Onofrio, Jurassic World), una versión poderosa y aterradora del personaje y que tiene un consejero que también es un gran personaje, James Wesley (Toby Leonard Moore). Si los personajes son buenos, la trama también. Daredevil pelea por limpiar la cocina del infierno. Pero no tiene superpoderes exactamente, está ciego y tiene aumentados los otros sentidos. Eso le da una cierta ventaja pero al final es un hombre y en esta serie los esbirros no caen de un puñetazo. Un tío de 1.90 y 120 kg de peso no lo derribas de un puñetazo, menos a cuatro o cinco, así que las peleas son espectaculares, largas, angustiosas y en ellas recibe casi tanto como da. La trama va ganando en intensidad y peligro para los protagonistas hasta un último episodio descomunal. La serie es sucia y oscura pero con su luz al final del túnel. Es la lucha contra todo pronóstico, cuando todo está en contra, porque es lo justo. Una grandísima serie y con una segunda temporada en ciernes con la llegada de Elektra Natchios y Frank Castle. Le dediqué entrada propia aquí

Gotham

O como hacer una serie de Batman sin Batman. Uno de los personajes más interesantes de Batman es el comisario James Gordon y Bruno Heller (Roma, El mentalista) decidió ubicar la historia en el principio, cuando asesinan a los padres de Bruce Wayne y un joven James Gordon llega a una Gotham dominada por la mafia y la corrupción. La serie está muy bien primero por la magnífica interpretación de Ben Mckenzie como Gordon y Donal Logue como Bullock pero está muy bien arropado por Sam Pertwee como Alfred. En general el casting es magnífico y es importante porque buena parte del interés de la serie se basa en los villanos de Gotham. Ver en la infancia de Bruce Wayne como son El pinguino, Catwoman, Poison Ivy, El espantapájaros o Acertijo tiene mucho interés aunque no pueda pasar nada radical pues sabemos que llegan a la época de adulto en que se convierte en Batman.

Para compensar eso la serie tiene la otra parte que es la de Gordon intentando limpiar el departamento de policía de Gotham mientras controlan la ciudad Carmine Falcone por un lado y la familia Maroni por el otro.

Buena serie de género policíaco con el plus añadido de la galería de villanos de Batman y ver como un jovencísimo Bruce Wayne va forjando su carácter. Tiene su entrada aquí

Agentes de Shield

El agente Coulson es un gran hallazgo. Salió en pequeños papeles en las distintas películas de la Fase 1 de Marvel desde que intentaba tener una reunión con Tony Stark en Iron Man. Gregg Clark representaba tan bien su papel que robaba escenas y se comía a cada actor que salía con él. Así fue hasta Los Vengadores en que el personaje supuestamente moría… para volver a aparecer en la serie Agentes de Shield.
En los primeros capítulos, la serie era más bien anodina y con poca personalidad. Se dejaba ver pero poco más. Entonces estrenaron en el cine Capitán América: El soldado de invierno y todo cambió. EL universo Marvel también está unido en las series y películas y el fin de Shield atacada por Hydra de la película afectó a todo y se realizó una parte final de la serie que sacudió todos los cimientos e hizo un final de temporada realmente brutal. En la segunda volvieron con la misma fuerza y con más poderes así como una explicación a varias de las preguntas que habían quedado por resolver, introduciendo a los inhumanos en la filmografía Marvel con mucho interés. Le dediqué esta entrada

Arrow

Hay quien cree que el culpable de esta moda fue Héroes. Yo no. Héroes fue cancelada hace cinco años e intentos posteriores del mismo estilo como Alphas corrieron la misma suerte. El motor del fenómeno en televisión fue Arrow. Su primera temporada fue impresionante. Oliver Queen (Stephen Amell, Sin cita previa) naufraga con su padre y la hermana de su novia siendo dados por muertos. Él llega a una isla que se convertirá en protagonista a través de unos magníficos Flashbacks que cuentan todo lo que pasó en esa isla hasta que vuelve a la civilización. En el presente cuenta el regreso a Starling City y como se convierte en un justiciero, al principio sin máscara ni traje, persiguiendo a los que han fallado a la ciudad, que eran socios de su padre.

La serie se convirtió en un exitazo, cambiando aparentemente la historia de Green Arrow para poder interesar a más gente, ocultando su vertiente superheroica y atentando ser sobre todo una historia de acción y venganza, aunque evolucionando el personaje de ser un justiciero a ser un héroe y luego un superhéroe. Detrás de la serie, Greg Berlanti, Andrew Kreisberg y Marc Guggenheim, responsables luego de The Flash, que están creando un universo televisivo con los personajes del Universo DC que no están en el cine. Así, por la serie han pasado personajes como Deathstroke, La cazadora, El escuadrón Suicida, Ras Al’Ghul, Katana o Canario Negro, aparte de Flash.

La serie tiene un poco de todo. Buenos personajes, especialmente la hacker Felicity Smoak(Emily Bett Rickards) o el villano Malcom Merlin (John Barrowman, Doctor Who, Torchwood). Una historia magistralmente contada, especialmente en la primera temporada.sentido del humor y tensión sexual no resuelta. Y todo funciona. Las siguientes temporadas son muy buenas también y expanden el universo Dc en Atelevision con mas personajes como Atom, que dará lugar a una nueva serie, Legends of Tomorrow que se estrenará en 2016. Tiene su entrada aquí

El gran Héroe Americano

Fue una serie de superhéroes sorprendente y pionera en muchos aspectos. Ralph Hinkley (William Katt) es un profesor que se encuentra en medio del desierto, junto al agente del FBI Bill Maxwell (Robert Culp) y una nave espacial aparece y le entregan un traje que le da poderes. Deciden no entregarlo a las autoridades sino luchar contra el crimen. Lo malo es que no sabe como funciona a lo que se suma que la preparación del profesor para la lucha contra el crimen no es la ideal. El resultado era muy divertido, intentar ayudar a los demás sin tener ni idea e ir descubriéndolo sobre la marcha. La serie es del año 1981 así que los efectos habrán aguantado de aquella manera pero tampoco eran muy necesarios ni la base de la serie, pues era básicamente una comedia con situaciones muy divertidas. Detrás de ella estaba una leyenda de la producción televisiva Stephen J. Cannell (El equipo A, El Halcón Callejero, Hunter) y la serie duró tres temporadas, siendo las dos primeras las mejores.

Agente Carter

La Agente Carter (Hailey Atwell, Los pilares de la tierra) fue una de las principales luchadoras en la segunda guerra mundial contra los Nazis, además de novia del Capitán América. Desgraciadamente eso se acabó, el Capi ha muerto y la guerra ha terminado. Estamos en la época de la guerra fría en el que las mujeres que habían sido las que hacían que las cosas funcionasen mientras los soldados luchaban en el frente, volvieran a ser relegadas a tareas de amas de casa, telefonistas o secretarias. En esa situación se encuentra Peggy Carter, pero no se abraza a una bandera feminista ni protesta por sus derechos, la serie no va de eso. Va más bien de que los inventos de Howard Stark, padre del futuro Iron Man, están siendo vendidos a potencias extranjeras y la investigación no avanza por lo que la agente Carter tiene que doblar un tanto las reglas para poder ir averiguando qué sucede realmente y, de paso exculpar a Howard Stark (Dominic Cooper) con la ayuda de su mayordomo, Jarvis (James D’Arcy). En medio de todo ello, agentes comunistas, un edificio de apartamentos solo para mujeres con más peligro que una caja de bombas, poderes mentales y buenas escenas de acción en una serie magistralmente ambientada que se sostiene en buena medida por el enorme carisma de la protagonista y del mayordomo que hacen una pareja letal. Es una serie corta, de ocho episodios, que se emitió en el parón invernal de Agentes de Shield y que ha sido renovada para una segunda temporada que promete mucho. Hay también un cortometraje previo a la serie que tuvo tanto éxito que inclinó la decisión de realizar la serie, afortunadamente. El personaje es mucho más interesante en la serie que en los comics, eso sin duda. Tiene su propia entrada

Heroes

Tim Kring creó en 2006 una serie que trataba sobre un grupo que de repente descubría que tenía poderes. La primera temporada era sensacional con unos personajes muy interesantes y en puestos muy distintos, desde un senador de los USA (Adrian Pasdar, Political Animals) a un trabajador de una empresa japonesa, Hiro Nalamura (Masi Oka, Hawaii 5-0) pasando por uno de los mejores villanos de la historia, Sylar (Zachary Quinto, Star Trek) la famosa animadora de la frase “Salva a la animadora, salva al mundo” Claire Benett (Hayden Panettiere, Nashville) o el científico que investiga porqué está pasando todo esto, Mohinder Suresh (Sendhil Ramamurthy, Bella y Bestia). Así, la gente se convirtió en héroes excepto alguna como Sylar que se convirtió en villanos y luego está la gente que le preocupa que haya gente con poderes entre los que destaca el enorme personaje de Noah Benett (Jack Coleman, Castle) y el Haitiano (Jimmy Jean-Louis, Arrow) con la capacidad de borrar los recuerdos. EL porqué, el conflicto y cómo reaccionan esas personas a sus extraños poderes está maravillosamente bien contado y engancha con fuerza, sobre todo en las dos primeras temporadas. Luego fue todo más previsible, pero merece la pena ver esas dos temporadas. Acaban de estrenar una miniserie con su retorno, Heroes Reborn cuyo primer capítulo doble merecerá entrada propia, pero parece volver con fuerza.

Person of Interest

Recientemente le he dedicado una entrada propia y es una serie de superhéreos que viten de paisano dirigidos por un millonario al que a su vez ayuda una máquina que creó y que tiene muchos visos de haberse convertido en una IA mientras luchan contra agencias gubernamentales, corrupción policial, mafias varias o hackers de alto nivel aparte de los casos semanales de personas amenazadas que revela la máquina con la particularidad de que solo da un número de la seguridad social y no se sabe si es el de la víctima o el del verdugo. Maravillosos personajes, extraordinarias historias, es una de las mejores versiones de Batman que se puede ver. Más sobre la serie en su propia entrada

Hay muchas más series que en su tiempo tuvieron su importancia como la espantosa pero influyente serie de Batman de los 60 a la que acudieron multitud de estrellas de la época, y otras interesantes como la de Hulk o la de Spiderman de imagen real de los 70 pero el género superheroico depende mucho de los efectos especiales y es fácil superar esas series con nuevas con una calidad de guión o de interpretación similar pero mucha mejor factura técnica. Aún así se quedan en el tintero buenas series que merecen la pena como Angel, que era el spi-off de Buffy, Dark Angel, de James Cameron, con Jessica Alba o la reciente Powers, adaptación del cómic de Brian Michael Bendis y con Sharlto Copley (Distrito 9) como Christian Walker.

En cuanto al futuro, no pinta nada mal. De aquí a finales de 2016 están previstas, al menos siete series más que se añadirán a las diez que se están emitiendo actualmente. Las tres primeras serán Supergirl y Jessica Jones que se estrenan ya y seguido Legends of Tomorrow para Enero de 2016. Después de estas están las siguientes series de Marvel para Netflix que son Powerman, Iron Fist y Los defensores, más el anuncio de serie en imagen real de los X-Men que todavía no está confirmado.

La moda de los superhéroes parece que no se va a parar por el momento y mientras sean con series de tanta calidad, por mí que sigan mucho tiempo.

Saludos fremen.