The Boys, la serie y el cómic

Portada

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincuenta números. Huelga decir que también he disfrutado muchísimo y eso que tienen diferencias muy importantes. ¿Lo bastante para que si te gusta el comic no te guste la serie o al revés? Creo que no, pero veámoslo.

Desktop Screenshot 2019.08.14 - 12.04.55.21
Así quedó la novia de Hughie cuando la atravesó A-Train

La serie

Un chaval que trabaja en una tienda de electrodomésticos (Jack Quaid, Los juegos del hambre) sale con una chica, a la cuál pierde en un instante cuándo A-Train, el homólogo de Flash en este mundo, la atraviesa y se queda con los brazos en las manos. A partir de aquí, le contactará Billy Butcher (Karl Urban, DOOM) para que se una a su pequeño grupito, él y un par más (Leche Materna y Frenchie) que se dedican a cargarse supers.

4
Hughie y Butcher friendo a Translúcido

Estos supers son seres superpoderosos de la Vought-American que luchan por el bien, la justicia, o algo así, produciendo enormes beneficios en forma de cómics, series, películas y multitud de merchandising. El principal grupo son Los Siete, que son un remedo de la Liga de la Justicia liderados por el Patriota (Superman), con Deep Noir (Batman) y la Reina Maeve (Wonder Woman) más A-Train (FLash), Profundo (Aquaman) y dos añadidos que no tienen su contrapartida clara como Translúcido y la nueva incorporación, Luz Estelar.

7
El Patriota. O si Superman fuera un perfecto hijo de puta

Hasta aquí podría ser una serie de superhéroes de las muchísimas que pueblan las programaciones televisivas, pero aquí hay un cambio fundamental:

Los superhéroes no son los buenos. Son los malos.

Pero el mundo no es consciente de eso ni tiene ganas de saberlo.

Se nota que tenemos una proliferación descontrolada de series de superhéroes y prácticamente todas parten de la misma premisa de gente extraordinariamente buena con o sin poderes que deciden hacer el bien y capturar a los malos ante los que la policía no puede hacer nada. Hay muy pocas excepciones a esto.

The Powers tuvo una breve serie cuándo Playstation decidió meterse a esto de producir series, que le duró dos temporadas, y que tenía una idea similar.

En breve se estrenará en HBO la adaptación de Watchmen, aunque parece que será una precuela, por el infame Damon Lindelof.

Aparte de eso, poco más y ya en otras direcciones. Como Legion y su postureo pseudo surrealista, la estupenda y bastante surrealista Doom Patrol o los hijos de los villanos de una ciudad que intentan pararles los pies en Runaways

Sin embargo Amazon le ha ganado la mano a la HBO con este The Boys que si se hace es porque hay tantas series de superhéroes similares que para destacar ha de buscar una salida distinta, y vaya si lo es. Orgías, abusos, drogas, religión, asesinatos y la bandera, todo ello está ultra presente mientras se cuenta una historia con su conspiración para conseguir que los superhéroes de Vought-America sean contratados como efectivos del ejército. Lo que están dispuestos a hacer para conseguirlo, y lo hacen, cuesta creerlo.

5
Karl Urban hace un Billy Butcher de lo más convincente

Destacan especialmente Karl Urban que está fantástico como el cabronazo de Billy Butcher. Elisabeth Shue (Regreso al futuro II) hace un papel soberbio también como directora de la parte de Superhéroes de la empresa, la única que puede parar a alguien como el Patriota.

Captura
Hughie y Ann. Mucho más de lo que parece

Enmedio de todo esto hay tiempo para una historia de amor entre un humano y la única super decente. De hecho su historia está muy bien porque se ve cómo llega llena de ilusión y cómo la realidad le da bien fuerte desde el primer momento.

También me ha gustado el bonito detalle de incluir a Simon Pegg en el reparto. En el cómic Darick Robertson lo utilizó para crear a Hughie, el chaval que se une a los chicos pero es demasiado mayor para hacer el papel en la serie, así que le han dado el papel del padre. Un papel bastante soso y sin sustancia, pero como cameo se agradece.

2

La serie está muy bien y como puntos fuertes tiene un gran casting, una muy buena historia y que se ha mantenido el espíritu y buena parte de lo que sucede en el cómic de Garth Ennis. Lo bueno es que quiénes están detrás son Seth Rogen que es culpable de hacer esa versión light e inclusiva de El predicador para televisión, pero que en general va más allá de lo que hace otra gente y esta vez al ser una cadena de streaming ha podido hacer la serie con muchas menos cortapisas, y Eric Kripke, creador de Sobrenatural.

En cuanto a la parte más polémica, el final, da un giro que nada tiene que ver con el cómic. Sin embargo, encaja bien con todo lo que se cuenta en la serie y abre posibilidades distintas y bastante inquietantes.

Ha funcionado muy bien y hay segunda temporada confirmada.

6
Hughie con la cara de Simon Pegg… y los brazos de su novia

El cómic

En los cómics, hace 33 años ya apareció Watchmen que hacía una revisión de lo que era un superhéroe y una deconstrucción del mismo, mostrando a personas no particularmente buenas y algunos que eran auténticos bastardos vestidos con mallas y luchando contra el crimen, más o menos.

No se quedó ahí y el propio Alan Moore en Top Ten tampoco daba una imagen muy halagüeña de los superhéroes.

The Power de Brian Michael Bendis y Michael Avon-Oeming, son dos polis que tratan con unos superhéroes que no son trigo limpio.

Sin Embargo ha sido Garth Ennis quien ha ido más allá, ha dado otra vuelta de tuerca y creó este universo con unos superhéroes muy lejos de lo imaginado anteriormente, auténticos bastardos, asesinos, psicópatas y depravados.

Watchmen es mejor, más sutil, The Boys es mucho más crudo.

125
El resultado del tratamiento que reciben en el cómic. Esto no pasa en la serie, pero lo arreglan de otras formas

El cómic también cuenta la llegada de Hughie como en la serie y a grandes rasgos está casi todo lo que han cogido en la serie. Es más crudo y más exagerado con algunas decisiones lógicas que han obviado en la serie. Por ejemplo, sin spoiler, los chicos reciben un tratamiento por el que pueden aguantar una hostia de un súper y dársela a ellos. En la serie no es así y tiene una ventaja que es la indefensión y lo cuidadosos e ingeniosos que tienen que hacer. En la serie no, pueden liarse contra los supers y eso da mucho juego y sube el nivel de violencia varios grados.
Además, en la serie tienen claro cuándo es conveniente una elipsis, en el cómic si hay alguna será por falta de espacio, porque es mucho más explícito.

018_019
La versión de un Crossover en The Boys

Las tramas van por arcos argumentales y, aunque salen muchos de los temas el de cómo hay supers se sabe desde el principio, mientras que en la serie no y de hecho descubrir cómo es resulta muy impactante. El cómic tiene tramas muy interesantes que tratan lo que luego aparece en la serie y muchas que aún no se han visto, desde los orígenes de los chicos, el origen de Mallory, los problemas de tener una relación con una súper. Una historia de amor muy bien tratada por Ennis, sorprendentemente.
En cuanto a los grupos a los que pasa por el rodillo, además de a la Liga de la Justicia le toca el turno a los G-Men, que son los X-Men, Revancha, que son los vengadores o el Escuadrón Vengador que son los Invasores, entre otros. Para no gustarle los cómics de Superhéroes, Garth Ennis tiene un conocimiento de lo más completo de ellos, lo que en parte hace que funcione tan bien. La otra parte es que las historias no se repiten y que desarrolla a los protagonistas y sus motivaciones. El sexo y la ultraviolencia también ayudan, claro.

Además Terror, el adorable pitbull de Butcher es el quinto miembro con momentos estupendos. Desgraciadamente no está en la serie.

Desktop Screenshot 2019.08.14 - 13.11.45.50
La leyenda, parodia de Robert Crumb y Stan lee, es uno de los principales personajes que no está en la serie

Hay cambios de sexo, pasando Mallory y Stillwell a ser mujeres, pero funcionan bien, al menos la segunda que le da más sentido al control de el Patriota y los demás que en el cómic.

Algún cambio de raza, como el de A-Train, pero que no cambia en nada la historia, de hecho en la serie tiene bastante más relevancia que en el cómic.

En cuanto al dibujo, es de Darick Robertson. Era un más que decente dibujante de superhéroes que hizo unos cuantos números muy buenos en Flash pero luego pasó a dibujar la obra maestra de Warren Ellis, Transmetropolitan. Su regreso a los superhéroes con The Boys es brutal. Un dibujo en su estilo realista pero con toques caricaturescos.
Desgraciadamente no los dibuja todos él pero cuenta con buenos dibujantes. Desde el gran Carlos Ezquerra (Juez Dredd), a John McCrea (Hitman) o Russ Braun (Jimmy’s Bastards) entre otros, dando un tono más sucio los dos primeros y más parecido al propio Robertson en segundo. El resultado es distinto pero no desentona con la serie manteniendo un nivel gráfico muy bueno.

En definitiva, el cómic y la serie son sensacionales pero estrictamente para mayores de 18 años. La serie se puede ver en Amazon Prime. El cómic lo ha publicado Norma Editorial en tres espectaculares integrales de más de 700 páginas que incluyen la serie principal y las miniseries, además de multitud de extras.

Saludos fremen.