Regreso al futuro: El juego

Antes de hacerse inmensamente popular gracias a su juego de The Walking Dead, Telltale ya había realizado algunas muy apreciables aventuras gráficas. Concretamente en 2010 dieron un hábil golpe de mano y consiguieron la franquicia de Regreso al Futuro.

Telltale habrá ido evolucionando su jugabilidad pero lo que es innegable es que le ponen mucho cuidado a lo que hacen. Para empezar, contaron con Bob Gale para que les asesorara en la historia, luego contactaron con Christopher Lloyd para que volviera a interpretar a “Doc” Brown y, debido a la enfermedad de Michael J. Fox buscaron una actor de doblaje que tuviera una voz muy similar. Aún así, consiguieron convencer finalmente a Michael J. Fox para que saliera en el último capítulo.

El apartado técnico tiene dos puntos de vista. Técnicamente es más que justito, una versión antigua del motor que Telltale utiliza ahora, funcional pero poco más, pero en cambio el diseño es muy bueno, con un pequeño toque caricaturesco, pero una recreación mimadísima y super detallista de Hill Valley, el Delorian, y los personajes.

El juego funciona por capítulos y en el primer capítulo, que es un homenaje sensacional a la película, comienza con el viaje del Delorian pero algo va mal y Doc desaparece.  Seis meses después aparece de nuevo con Einstein (el perro) pero sin Doc y hay que encontrarlo para traerlo de vuelta, lo que nos llevará a 1931.

En ese 1931 impera la ley seca y a su vez impera “Kid” Tannen, tenemos un jovencísimo Emmet Brown que trabaja en los juzgados, una Edna Stricland que trabaja en el periódico pero que se convertirá en la principal némesis de forma peculiar. El objetivo es reescatar a Doc de la época y devolverlo a la suya pues ha sido acusado de pirómano por quemar la taberna ilegal de Tannen. A partir de aquí la historia irá moviéndose por el tiempo yendo a un 1986 que es un estado policial controlado por el “Ciudadano Brown”, de vuelta a 1931 a la exposición científica de Hill Valley, a la desaparición de Hill Valley, a 1885 al salvaje oeste en Hill Valley y de vuelta a 1986 con un final abierto como la última película.

La historia está bien y en general me ha gustado bastante aunque le encuentro algunas pegas que no me convencen. Para empezar, en la parte técnica me pone bastante de los nervios que hagan un juego en 3D que está plagado de paredes invisibles. Por otro lado, algunas cosas no me han convencido de la historia como las veces que Marty miente y engaña a gente que le ha ayudado complicándoles la vida o el par de veces que hace de chivato. Por supuesto, luego se arregla, pero no deja de ser un poco desagradable. Son pequeños detalles que quedan eclipsados por la buena historia, bastante original, con buenos puzles, lógicos y bien integrados en la historia, no demasiado difíciles, la cuidada ambientación y detalle que captan sobradamente el espíritu de las películas.

Es un buen juego, sobre todo para fans de Regreso al futuro, para los demás, que tengan en cuenta que es una aventura gráfica clásica, que se puede controlar solo con el ratón y que tiene sistema de pistas incorporado. Acaba de salir una edición Back to the Future: The Game – 30th Anniversary Edition para PS4 y XONE/360 con algunos extras como vídeos de la saga y del juego pero el juego se mantiene igual que la versión de PC. Lo malo, el juego de 2010 estaba en inglés sin subtítulos y esta nueva versión sigue igual. En este caso recomiendo la versión de PC porque la buena gente del Clan DLAN tienen la traducción para cada uno de los capítulos a menos que el inglés no sea problema o te manejes en francés o alemán.

Saludos fremen.