Mundos desconocidos de la ciencia ficción

Soy fan de la ciencia ficción desde hace muchísimos años, creo que desde que leí “La fundación” o “Un mundo feliz”. Puede que no fueran los primeros que leí, pero sí fueron de los que más me impactaron. De los comics soy fan desde mucho antes. Recuerdo incluso el primer cómic que vi cuando no sabía leer que era de “Los invasores” de Vértice. Como Vërtice publicó muy poco de los invasores pude años después identificarlo, y la primera vez que oí hablar de Batman fue en la guardería, un niño tenía un muñeco, le pregunté quien era y me contestó, extrañado de que no lo supiera, que era Batman.

El resumen es que desde hace mucho me gustan los cómics y la ciencia ficción, y en breve haré una entrada a los diez mejores comics de ciencia ficción de todos los tiempos, o que me gustan más a mí, pero hoy quiero hablar de un descubrimiento extraordinario, un cómic de una calidad sensacional, hecho con un cariño y un detallismo asombroso para la forma de hacer actual.

Marvel en los años 70 buscó nuevas vías para sus cómics. Tenía la línea de superhéroes pero los lectores de los 70 no eran los mismos que los 60 y revistas de terror como Creepie o Eerie de Warren habían funcionado muy bien. Su respuesta fue la Tumba de Drácula, Werewolf by Night, y, siguiendo la moda de las artes marciales The Lethal Hands of Kung-Fu, con Shang-Chi. El caso es que el gran guionista Roy Thomas, que demostraría una buena habilidad para las historias de ciencia ficción en las extraordinarias guerras Kree-Srkull con Neal Adams y John Buscema, creyó que el siguiente pelotazo sería la ciencia-ficción. Star Trek había tenido un moderado pero entusiasta éxito y debieron pensar que podrían liderar ese pelotazo.

El caso es que decidieron hacer la mejor revista de cómics de ciencia ficción posible. En el staff editorial está Roy Thomas (Conan, Los Vengadores), Gerry COnway (Spiderman), Marv Wolfman (Los nuevos Titanes, Crisis en tierras infinitas), Len Wein (Swampthing, LEGENDS), John Romita Sr. (Spiderman), Chris Claremont (X-Men), entre otros.

Página de Neal Adams

Una vez tenían esa base para trabajar la revista, decidieron contar con los mejores talentos de la industria. Así, en este maravilloso primer número, incluyen una adaptación de una de las obras maestras de la Ciencia Ficción, el Día de los Trífidos de John Wyndham, por Tony Isabella y el gran Gene Colan (Tomb of Drácula, X-Men, Daredevil), una dura historia por Neal Adams (Batman, Green Lantern-Green Arrow, Los vengadores), otra historia por Mike W. Kaluta (Starsstruck, The Shadow) sobre los bien que colaboramos los seres humanos en las más adversas situaciones, otra de Wally Wood (Creepie, Eerie) y Al Williamson (Agente Secreto X-9, Flash Gordon) sobre nuestro primero contacto con una raza desconocida, otra de Frank Brunner (Doctor Extraño) que es una paridoa de FLash Gordon, y el escritor Bobb Shaw adapta con Gene Colan su historia “Luz de otros días”, que fue nominada al Hugo y que da la clave del Slow Glass, un cristal capaz de atrapar las imágenes y luego reproducirlas, como son todas estas historias, atrapadas en slow glass.

Ilustración de Esteban Maroto

Además, también hay aportación española a este proyecto, una preciosa ilustración a página completa de Esteban Maroto (Conan, Crónicas de Atlantis).

Todos ellos maestros del cómic, todos ellos grandes estrellas, fueron contratados para un solo comic que bscaba romper moldes, por su temática adulta, por sus historias rompedoras y duras y por los mejore autores que trabajan en Marvel.

Pero, para que quedara claro que era algo más que un comic también incluyeron reportajes y entrevistas. En este número, a uno de los “cuatro grandes” (Asimov, Ray Bradbury. Heinlein y Arthur C. Clarke), el gran Ray Bradbury, autor, entre otros maravillosos libros, de Crónicas Marcianas y Fahrenheit 451.

La otra entrevista es a uno de los mejores ilustradores que trabajaban pintando portadas para Ciencia Ficción, ganador de seis premios Hugos y autor de la portada del primer número, Kelly Freas.

Es una revista fascinante. En parte, para nosotros actualmente es retro ciencia ficción, pero las historias son tan potentes y están tan bien dibujadas que su enfoque desde los 70 a cómo sería el futuro es apasionante. Es un gran cómic, imposible de encontrar en papel actualmente pero hay una mgnífica edición, mejorada de la original publicada en España pues incluye los relatos que por la censura de 1975 se descartaron que han hecho en el mejor portal de cómic en Español, CRG Comics Release Group.

Es una joya, la colección completa consta de seis números pues, aunque vendía, no fue lo suficiente para lo cara que era y esos grandes autores fueron destinados a comics que dieran más beneficios.

Sin embargo, el boom de la ciencia ficción sí se dio, pero no en 1975-1976 sino dos años después, cuando llegó Star Wars.

Saludos fremen.