Unboxing Hori Fighting Stick Mini

Como sabéis los que seguís de forma habitual el blog, me gustan los juegos de lucha. No me gusta jugarlos en competitivo sino que me gusta jugar el modo historia, el modo arcade y jugar con los amigos. Fruto de este interés han aparecido en el blog hasta diez Especiales de Juegos de Lucha. Así juegos de lucha tan antiguos como Tekken 3
han tenido su entrada igual que juegos tan recientes como Dragon Ball FighterZ. Todos ellos siempre los había jugado con mando, bien con el de la Playstation Classic, bien el de la Xbox ONE.

Hasta ahora.

Sin embargo, para inaugurar el Soul Calibur VI, del que en breve habrá entrada, pensé en probar con un mando y el otro día descubrí el Fighting Stick Mini de Hori. Para empezar, que fuera de Hori era un punto a su favor. Su fama para productos de calidad la tenía comprobada con el Mando Pro Hori de Switch al que le dediqué un unboxing en su día. Además, la fama no la tenía por los mandos sino precisamente por sus fighting sticks siendo uno de los mejores fabricantes de los mismos.

Así que me lancé a por él y en el Unboxing podéis ver los detalles del mando. Aquí lo que quiero añadir son las sensaciones que me transmitió. Es otro mundo. No tiene nada que ver jugar con el stick que jugar con el joypad. Soy muy fan de los mandos de microsoft y con el PC desde hace muchos años utilizaba el de la Xbox 360 y desde hace un par de años o tres el de la Xbox ONE. Sin embargo, para jugar a un juego de lucha resulta muchísimo más natural hacer los movimientos con el stick y pulsar los botones en el Hori que en cualquier joypad con el que haya jugado.

Además, la elección del Soul Calibur VI no pudo ser más acertada. Desde el principio Geralt de Rivia ejecutaba golpes rápidos y contundentes gracias a la facilidad con la que se ejecutan los movimientos con el stick. Que el juego sea gráficamente tan espectacular ayuda también a esta sensación. Los ocho grandes botones arcade que incluye también son muy satisfactorios tanto por la rápida respuesta como por el sonido que producen.

Esta versión del fighting stick es para PS3/PS4 y para PC pero próximamente saldrá una versión del mismo para Switch que, teniendo en cuenta la ausencia de cruceta, lo hace incluso más interesante.

Aunque estoy entusiasmado con él, no quiero que nadie se lleve a engaño. Es un salto cuántico el jugar con él a un juego de lucha respecto a jugar con un joypad, cierto, pero es un Fighting Stick de entrada. Este tiene un precio oficial de 45 € mientras que el propio Hori dispone de Fighting Sticks de 150 €. Los Fighting Stick de gama alta son mucho más grandes y tienen funciones adicionales como el modo turbo, macros, que en en los mandos de entrada no se contemplan.

Dicho esto, lo que hace lo hace realmente bien. No es un mando demasiado grande pero sí lo bastante para que sea muy cómodo jugar y, como podéis ver en el vídeo, tengo las manos grandes. Además, pesa bastante, concretamente 370 gramos más el cable y tiene un muy buen agarre.

Por otro lado, hemos hablado de juegos de lucha todo el tiempo, pero es también perfecto para todos los juegos arcade que se pueden disfrutar con el Mame, por ejemplo.

En definitiva, una sensacional relación calidad – precio, es un Fighting Stick Mini de mucha calidad por un desembolso muy moderado.

Saludos fremen.