Especial Juegos de Lucha (XI) Soul Calibur VI

El regreso de la saga por todo lo alto… o casi.

Es un juego muy bueno pero al que se le ven las costuras si miramos de cerca. Suma mucho cariño y cuidado con una cierta carencia de recursos aunque hay  que destacar que la parte positiva gana por goleada a la parte menos buena.

Enfrentamiento entre Geralt de Rivia y uno de los poseídos

 photo Desktop Screenshot 2019.02.08 - 19.52.49.27_zpsks3sm7xh.pngKilik iniciando su periplo

Para retornar a la saga han vuelto a contar la historia de la lucha por destruir la espada Soul Edge pero en lugar de hacer un remake lo que cuentan es la historia en paralelo a través de tres personajes en una buena historia de venganza, con Kilik, Maxi y Xianghua en el modo Crónicas del alma.

A lo largo de los 20 capítulos se encuentran con algunos personajes como Sophitia, o Mitsurugi y enemigos de la talla de Ivy, Astaroth o Inferno.

Debe durar unas tres horas pero a esta historia principal se añaden historias individuales para cada uno de los personajes que son 20 entre ellos una para Geralt de Rivia que, si bien no es muy larga, sí que sigue el lore del personaje.

 photo Maxi_zps4b6f9nmw.jpgMaxi y Astaroth

Además de todas estas historias hay un modo, Balanza del alma, que también cuenta la historia de la espada maldita pero en este caso creando el personaje y llevándolo adelante y haciéndolo mejorar.

A esto se le añade un modo Arcade en el que eliges el jugador y luchas ocho combates.

Un modo local para jugar contra los amigos en la consola y hay un modo entrenamiento.

Esto en cuanto a las opciones para un jugador, porque luego está el multijugador que puede ser online (con clasificación o libres) o local.

La jugabilidad es fantástica. Tienes cuatro botones para golpes verticales, horizontales, patadas y bloquear y después han incluido técnicas como el Reversal Edge con el cual entras en una especie de Piedra/Papel o Tijera en el que si tu golpe supera al del rival le haces mucho daño y llena tu rápidamente barra para poder ejecutar un Soul Charge, un ataque especial muy poderoso. Además, hay parries, los Guard Impact.

Como el apartado gráfico es glorioso y se mueve a 60fps clavados, al menos en PC, y el diseño del juego es muy inspirado, es una gozada jugarlo y es una gozada verlo.

Una maravilla. He disfrutado muchísimo jugando con él.

Además, lo he jugado con el Fighting Stick Mini de Hori. Nunca había jugado con un Fighting Stick y es un plus de disfrute porque todo parece mucho más natural que con un gamepad.

Comentaba en la introducción que al juego se le nota el mimo que le han puesto. Se ve reflejado en que la historia transcurra en paralelo respetando lo que sucedía en el primer Soul Calibur, en lugar de simplemente recontarla con mejores gráficos, pero es que, además las historias de cada personaje también están localizadas cronológicamente estableciendo cuándo transcurren dentro de la historia principal.

Además, cuenta con multitud de extras que incluyen la biografía de los personajes, de los hechos que ocurrieron, música, arte conceptual, la historia de los otros Soul Calibur, vídeos, mucho de ello desbloqueable con monedas que vas ganando al jugar o se desbloquean contenidos directamente al ganar combates o terminar el modo historia.

 photo Geralt_zpsztxih0ij.jpgGeralt atacando con Igni. Los detalles están muy cuidados.

También se ve el cariño de CD Projekt Red hacia Geralt porque los movimientos y el lore del personaje se han trasladado fielmente. No es un skin sobre cualquier personaje.

En cuanto a la música, es épica y orquestada, pero se mete en la cabeza y se queda allí sonando mucho después de que haya acabado de jugar.

 photo CGIs_zpssftjttdr.jpg¿Seguro que esta es la mejor forma de contar una historia?

Pero no todo es perfecto, aunque en general sea muy bueno.

Digo que se les nota que los recursos eran escasos porque la comparación entre el modo historia de Tekken 7, también de Namco, y Soul Calibur es inmensa. En ambos juegos estos modos son cortos pero es que allí, lo que son CGIS con el motor del juego genialmente realizados se quedan en meros lienzos pintados sobre los que aparecen los personajes dibujados y textos contando la historia.

Será que Netherrealm nos ha malacostumbrado con historias mucho más trabajadas de una duración considerable como Mortal Kombat X o Injustice, o la propia Namco con Dragon Ball FighterZ con un espectacular modo historia de 14 horas. Así que en este aspecto se nota un poco pobre.

También está bien pero se queda muy por debajo de los antedichos en las opciones de juego para un jugador.

Luego está que el roster de jugadores es de los más limitados de los últimos años con solo 20. Por el momento se han añadido tres en DLC de un luchador a 6 € cada uno o un Season Pass a 30 €

 photo Fin_zpsic9h37lx.jpg

En definitiva, salvo por esos detalles que no son decisivos, me ha parecido un fantástico regreso de Soul Calibur, espectacular y divertidísimo de jugar.