Star Wars: Obi Wan y Anakin

Nuevas colecciones se siguen publicando dentro del universo Star Wars y, como ha ido haciendo Marvel hasta el momento, con autores de una calidad contrastada.

Esta es la primera historia que se publica dentro del “Nuevo Canon” de la primera trilogía y los protagonistas son los que reza el título. Se podría situar entre Star Wars Episodio I La amenaza fantasma y Star Wars Episodio II El ataque de los Clones y arranca como una típica acción de los Jedi ante una petición de ayuda, viajando Anakin y Obi Wan Kenobi al planeta Carnelion IV para investigar esta llamada.

Tecnología muy distinta a la habitual en Star Wars

El comic es de presentación del peculiar planeta que se haya en una situación postholocausto con una tecnología peculiar como la que se encuentran en el enfrentamiento  entre dirigibles.

También plantea una disyuntiva en la que se debate un Anakin todavía  muy joven.

Anakin entrenando en Coruscant bajo la cariñosa mirada del senador Palpatine

La historia es obra de Charles Soule, un guionista muy en alza en Marvel pues fue el encargado de contar la Muerte de Wolverine, además de haber escrito Inhumano y estar escribiendo en la actualidad Daredevil y Civil War. Ya tenía experiencia en el Universo Star Wars pues había escrito la miniserie Lando con dibujos de Alex Maleev (Daredevil) con muy buen resultado. También escribirá Poe Dameron sobre el piloto que aparece en Star Wars Episodio VII El despertar de la fuerza con dibujos de Phil Noto (Chewbacca).

Hace un buen trabajo con un planteamiento aventurero e interesante, personajes que recuerdan a las películas y en definitiva un cómic que se lee con mucho interés y que acontece en una época poco tratada como es la formación de Anakin Skywalker, incluso mostrando un intento de bullyng con los resultados previsibles para quien está destinado a ser Darth Vader.

Los amistosos nativos de Carnelion IV

El dibujo es obra de un dibujante que me encanta. En general el apartado gráfico en las colecciones de Star Wars es altísimo pero posiblemente entre los dos o tres mejores dibujantes esté Marco Chechetto. Ya trabajó con el universo Star Wars en la magnífica miniserie Star Wars, Un imperio dividido junto a Greg Rucka al guión e hizo un gran trabajo. Aquí no se queda corto y también realiza un magnífico trabajo.

Un buen comic de Star Wars ambientado en una época poco conocida y que parecía condenada al ostracismo desde que Disney se había hecho con la franquicia pero que vuelve de una manera convincente.

Saludos fremen.