El libro de Eli

Es posible que a Denzel Washington le hayan dicho demasiadas veces que es Dios y por eso aceptara hacer la película, pero yo se lo agradezco.

En un futuro apocalíptico a lo Mad Max y cien mil películas más que copia ese tipo de futuro apocalíptico, Eli (Denzel Washington) atraviesa el país (USA) para llegar al otro lado, aunque con más idea que la gallina.

Por el camino se verá que todo ese tópico no lo es tanto y que detrás hay una buena historia que coge ideas de clásicos de la ciencia ficción como Cántico por Leibowitz de Walter M. Miller para plantear cómo la gente se volvió contra los científicos y la iglesia cuando hubo la “gran guerra” y les culparon de lo que había pasado, quemando casi todos los libros.

Con un planteamiento muy parecido, se cruza Eli con Gary Oldman que dirige un pueblecito repugnante y que busca la forma de extender sus dominios.

Eli comienza como un trasunto de Mad Max acabando con los asesinos que se cruzan con él no sin avisarles pero con eficaz contundencia.

La película plantea temas muy interesantes como el poder de las palabras, la necesidad de tener esperanza, el uso de la religión para poder abusar de la gente, o qué es más importante, defender un libro a toda costa o vivir conforme a sus reglas.

Dentro del pueblo hay dos personas que tendrán importancia, Jennifer Beals y sobre todo Mila Kunis, madre e hija que están esclavizadas por Gary Oldman.

Oldman es mu buen actor, pero desde que hizo EL quinto elemento, todos sus malos son igual de histriónicos. Como muchos grandes actores, necesita un director que lo modere y los hermanos Hugues, que solo habían dirigido From Hell como algo importante, no lo hacen. No obstante, consiguen hacer una película que cuente cosas y transmita ideas originales mientras no descuida la acción y los enfrentamientos, y todo ello integrado en las imágenes que ves, no contando las ideas y mostrando la acción, sino mostrando lo que cuenta y sus consecuencias a través de la acción.

EL resultado es una buena historia postapocalíptica con interesantes ideas y un reparto muy solvente. Merece bastante la pena.

Saludos fremen.