Las nuevas series: Sense8

Esta serie la empecé a ver porque en alguna parte leí que era una serie de artes marciales. No tiene nada que ver, pero es una de las mejores series del año.

Para empezar, los padres de la criatura son Andy y Lana Wachowsky y Joseph Michael Straczinsky. Seguramente sea la serie americana con los productores de apellidos más difíciles. Yo no soy nada fan de los Wachowsky. Creo que hicieron una gran película como es Matrix y que las dos restantes son muy inferiores y totalmente prescindibles. A partir de ahí lo demás tampoco me ha gustado. En cambio soy muy fan de Straczinsky, creo que Babylon5 es una de las mejores series de ciencia ficción de todos los tiempos y como guionista de cómic Rising Star, Supreme Power y su primera etapa de Spiderman son magistrales.

El caso es que se han unido para realizar esta serie para Netflix. Las series de Netflix tienen un par de características que las diferencian de las series emitidas por televisión, como se ponen a disposición del espectador completas, en este caso los 12 capítulos, prescinden del resumen del episodio anterior y como no tienen publicidad, pueden cambiar la forma de contar las cosas porque no tienen cortes. Además, no dependen de las audiencias.En todo caso Netflix podrá comprobar cuanta gente la ve y si le sirve de gancho para que más gente se abone y por tanto continuar o no con la serie, pero en todo caso eso será para la siguiente temporada, no pueden cortarla a medias como en televisión, sino que ya está entera.

En estas circunstancias los productores, escritores, creadores y los Wachowsky directores, se han lanzado a contar lo que querían contar y como querían contarlo. La premisa es curiosa, ocho personas en el mundo de repente empiezan a ver como una mujer, Angel (Daryl Hannah, 1,2,3 Splash!), se dispara en la boca después de hablar con Jonas (Naveen Andrews, Perdidos) antes de que lleguen unos hombres a capturarla. A partir de aquí empezamos a ver la historia de estas ocho personas. Cada una de estas tiene una trama muy interesante, pero en medio está la trama principal que las une a todas y que trata esas extrañas capacidades de estar en otro sitio. Por un lado pueden “visitarse”, que significa que uno o varios aparecen al lado de otro y es como si cada uno estuviera en el sitio del otro visitándole, pudiendo hablar, tocarse, coger cosas, etc, Y “compartir” que es que el visitante tome el lugar del otro para poder hacer algo que sabe hacer mejor.

Luego están las historias individuales, o así, porque con esa característica son bastante compartidas. Como Team-Ups en muchas ocasiones.

Capheus (Aml Ameen) de Nairobi, le llaman Van-Damme por lo mucho que le gusta y tiene un autobús para llevar a la gente. Inteligente, bueno, con mucho sentido común y optimista. Su trama es de acción y transcurre entre un gran mafioso, su hija pequeña y un pandillero psicópata. Trata también de los medicamentos adulterados y del Sida pues la madre de Capheous lo tiene.

Sun Bak (Doona Bae, Simpathy for Mr Vengeance) es de Seul y es una directiva de la empresa farmacológica de su padre, aparte de experta en artes marciales. Su trama es de artes marciales y venganza y trata de como su hermano desfalca a la empresa haciendo que los fármacos contengan menos de lo que debería y llevándose lo ahorrado.

Nomi Marks (Jamie Clayton, Transform Me) es una transexual de San Francisco que vive con su novia Amanita (Freema Agyeman, Doctor Who) y que en tiempos había sido una hacker. Cuando le hacen unas pruebas médicas deciden hacerle una lobotomía porque su cerebro tiene un tumor incurable, o eso dicen. Su trama es de reivindicación gay en parte y en parte de thriller médico y entronca directamente con la base de la serie, pues se empieza a ver que hay alguien detrás de ellos.

Kala Dandekar (Tina Desai, el exótico hotel Marigold) es de Bombay y está prometida con el hijo del dueño de una farmacéutica para la que trabaja pues es bioquímica. Su trama es un tanto Bollywood.

Tuppance Middleton

Riley Blue es la preciosa Tuppence Middleton (The imititation game) una DJ islandesa que está en Londres y que se ve metida en una historia de robos y asesinatos ente ladrones.

Lito Rodríguez (Miguel Ángel Silvestre, Sin tetas no hay paraíso) es un actor mexicano de películas de acción tipo El Mariachi o Desperado que enamora a todas las mujeres pero su corazón, en secreto, es de su novio, Hernando. A su novia Daniela (Erendira Ibarra) le parece bien y hacen un trío de lo más conjuntado hasta que llega su ex, un traficante de un cártel. Lo que mejor hace es mentir y la trama cruza el culebrón con las pelis de acción mexicanas.

Wolfgang (Max Rieml, La ola) es un ladrón de cajas fuertes de Berlín que consigue robar una caja inexpugnable pero le mete en serios problemas con la mafia. Sabe pelear y luchar y su trama es una crook story a la europea.

Will Gorsky (Brian J. Smith, Stargate Universe) es un policía de Chicago. Su trama es mu The Wire al principio y después captura al peligroso terrorista llamado Jonas Malicki que es en realidad otro como ellos pero que sabe mucho más. Esto hace que su trama derive enseguida hacia la principal.

Todas estas tramas se desarrollan entre cruzándose y también sus personajes mediante las visitas y la ayuda que se van prestando mientras van averiguando un poco más. La serie me ha recordado a una novela que se llama Hyperion de Neal Stephenson en el que siete peregrinos se reúnen con una amenaza para todos como es el Alcaudon, pero lo que me recuerda es que cada uno de ellos tiene su historia y cada historia es de un estilo completamente distinto de ciencia ficción. Aquí sucede algo muy parecido, hay una magnífica trama de ciencia ficción, pero también hay acción, artes marciales, policíaco, drama, crook story, sexo, de hackers, culebrón, reivindicación gay (de esto bastante), bollywood, etc.

Pero no es un pastiche, Como decía antes, es una serie de netflix, esto significa que no tienes que planificar la historia por capítulos bajo la presión de que puedan cancelarla, sino que se puede planificar la temporada completa y, así, la serie ese tome su tiempo en contar qué sucede y quienes son hasta el capítulo tres y a partir de ahí, con una espectacular pelea toma con nervio las distintas tramas y las va desarrollando hasta el último capítulo.

Aparte del genial reparto e historia, hay que destacar que la serie está dirigida en casi todos los episodios por los Wachowsky, que todos están escritos por ellos y Straczinsky, lo que da unidad y coherencia a la serie, y que la magnífica música es de Tom Tykwer (compositor y además director de Corre Lola Corre) que además dirige un par de episodios.

Una serie de ciencia ficción magnífica, ambiciosa, con una trama enorme y muy bien contada y grandes personajes. Merece mucho la pena, es de lejos lo mejor de los Wachowsky desde Matrix, claro que no tiene nada que ver con lo demás que han hecho.

Muy recomendable, pero si se tiene alergia a los subtítulos, en Octubre llegará con Netflix en castellano. Yo no esperaría.

Saludos fremen.