Juegos de los que nadie habla: Pool Nation

El billar es uno de mis deportes favoritos.

Desde pequeño he jugado al billar y me parece uno de los juegos más divertidos y desafiantes. Además, de los pocos que se pueden jugar mientras te tomas una copa. El otro día me encontré este juego de billar, Pool Nation, en Steam a 1,49 €.

Miré por Internet pero apenas hay críticas al respecto, nadie se hizo eco de este lanzamiento de Cherry Pop Games.

Seguramente lo habría comprado igual pero Steam me devolvió el dinero por la compra equivocada del pack de Doom 1 y 2. Lo que es todo un detalle porque según el contrato no devuelven ni la hora. El caso es que tenía cerca de tres euros en la cartera de steam y decidí comprarlo.

Obviamente, te tiene que gustar el billar. Es una premisa básica porque el juego es solo de billar, pero es un extraordinario juego de billar.

EL legendario Side Pocket de Megadrive

El último que jugué fue el Side Pocket de Megadrive y me encantaba así que esperaba al menos que fuera tan bueno como él.

Un juego de billar tiene que tener tres cosas, una física muy buena, un sonido convincente y unos gráficos fotorealistas.

Los gráficos son muy buenos

La física en el juego es perfecta, las bolas rebotan según el efecto y la potencia que le des al tiro.
El sonido es magnífico, suena como si estuvieras jugando en un tapete de verdad, incluso suena igual cuando sale disparada la bola de la mesa al golpear contra el suelo. La música es tranquila y relajante.
Los gráficos son muy buenos, con montones de reflejos y brillos.

Con eso yo ya tenía suficiente, pero, además, la IA me gusta porque al principio juega suave pero luego empieza a hacer tiros espectaculares aunque también falla bolas difíciles. Es bastante real y parece que jugaras contra un humano.

Bola 8

Hay diversos modos de juego: Bola 9 (ir metiendo las bolas por numeración, gana quien mete la novena) Bola 8 (ir metiendo todas las lisas o rayadas para terminar ganando quien meta la bola 8), bola 3 (meter tres bolas en el menor número de tiros posible) y así hasta nueve modos de juego. Además tiene el modo duelo (en el propio ordenador contra otro amigo) o juego en línea (creando tu partida o buscando otras ya creadas). Aparte de un modo libre para practicar. Hay campeonatos en los que vas jugando las partidas hasta ganarlos.

Lo que echo de menos respecto al Side Pocket son los trucos, pero ya está en fase beta el modo Box Trick, que es para esto mismo.

AL superar retos se desbloquean desafíos.

Además, conforme vas jugando, si juegas cumpliendo objetivos secundarios, vas ganando estrellas y si gana al menos dos vas desbloqueando desafíos que si los consigues desbloquean nuevos tacos, nuevos tapetes o nuevas bolas.

Por supuesto, hay logros de Steam y hay trading cards y lo más importante, Steam Workshop, lo que significa que hay nuevo contenido que crea la gente para el juego.

Esa pantalla te dice que has ganado, sea una partida, sea un campeonato.

En general muy bien, largo, variado y desafiante. Pero, aunque te vas enfrentando a distintos jugadores con su historia y si ganas los desbloqueas, en realidad no se ven nunca a los jugadores, solo los tacos de billar. Además, cuando ganas un campeonato, no hay ninguna recompensa o celebración especial. Un poco como el primer juego de F-1 de Codemasters. Con lo que costaba ganar una puñetera carrera, no había subida al cajón ni celebración. Además, teóricamente puedes jugar online pero es difícil y leeento encontrar alguna partida online.

En conclusión, un gran juego de billar con pequeñas pegas que no ensombrecen lo divertido que es meter bolas en una tronera. Es una pena que estudios pequeños hagan un trabajo tan bueno como este y nadie hable de ello.

Saludos fremen.