DCesos Inmortales de Tom Taylor y Karl Mostert

01

Hace apenas un mes que traía al blog DCesos, la miniserie de Tom Taylor y Trevor Hairsine que contaba el efecto de la ecuación de la antivida en Cyborg y cómo el resultado era la caída de la civilización por los infectados, remedos de zombis. 

Como todo lo de Tom Taylor, me pareció una miniserie muy interesante y satisfactoria que, además, dejaba abierta la posibilidad de continuar la historia. Así ha sido, aquí está esta entrada dedicada a DCesos Inmortales. Sin embargo no han continuado contando lo que le sucedía a los anteriores protagonistas sino que Taylor ha optado por contar la historia de un grupo de antihéroes y villanos en Gotham.

06 

Así, el protagonismo, aunque obligadamente coral debido a la mortalidad entre los participantes de la historia, recae sobre todo en Cassandra Cain, Jason Todd ( Capucha Roja) junto al comisario Gordon. Más adelante se unirán villanos como  Deathstroke, The Creeper, Bane, Solomon Grundy o Lady Shiva entre otros. Su misión, para unos sobrevivir, para otros ayudar a salvar a unos niños. El problema es que no todos los seres superpoderosos han muerto y quedan algunos infectados capaces de arrasar ciudades. La supervivencia de los protagonistas de un cómic al siguiente es complicada y, en general, no quedan dudas de que han fallecido sin posibilidad de resurrección.

El cómic mantiene la tensión todo el tiempo, las pérdidas se sienten y los giros de guión están en su mayoría bien, como la razón de Vandal Savage para reclutar a Creeper o a Deathstroke. Sin embargo, el ex machina del final no termina de convencerme demasiado y la explicación parece un poco endeble. 

Además, realmente no añade nada a lo que se contó en DCesos. Vemos lo que les pasa a esos villanos y a los niños, cierto, pero en esencia es la misma historia que no avanza a ninguna parte, lo que repercute en que no impresiona tanto como la primera.

21 

En cuanto al dibujo, ha cambiado y de Trevor Hairsine hemos pasado a Karl Mostert. Es el primer trabajo suyo que veo y no está nada mal. Es muy deudor de Frank Quitely pero de una forma bastante digna. El resultado es bastante bueno.

En cuanto a la edición, es un poco decepcionante. Son tres cómics en tapa blanda e incluyen varias portadas alternativas. Sin embargo, no hay ningún tipo de introducción ni ningún artículo sobre la serie. El cómic mondo y un texto en la contraportada que después de sacar la lupa para leerlo descubro que es un texto propagandístico de otro cómic que ECC publica ese mes. Por el precio que tienen esas grapas podían haber hecho algo más con la edición del cómic

En definitiva, estos tres cómics hacen una buena miniserie pero pierde originalidad y sigue dejando pendiente la continuación de la historia de la miniserie original. Espero que hagan esa continuación porque tengo muchas ganas de leer esa historia porque el final quedaba realmente interesante.

Saludos fremen

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *