Mayweather Vs. McGregor. La pelea del siglo que es un enorme bluff

mayweather mcgregor

Lo están vendiendo como la pelea del siglo pero cualquiera de los campeonatos anteriores de Floyd Mayweather es mucho más difícil que la pelea contra Conor McGregor.

Aún así, una pelea tan mediática, que enfrenta a luchadores de dos disciplinas como el Boxeo y las MMA es una buena forma de celebrar la entrada 300 del blog en Zona Delta.


Algunos de los momentos de Floyd Mayweather

Para quien no lo conozca, Floyd Mayweather es uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos (él sin duda opina que el mejor). Estamos hablando de el único boxeador que ha conseguido igualar el récord del legendario Rocky Marciano de retirarse con 49 peleas y 49 victorias, es decir, invicto.

Pero además, ha sido campeón del mundo en cinco pesos distintos: Superpluma, Ligero, Super Ligero, Welter y Super Welter, su peso actual. Para ganarlo ha peleado con los mejores boxeadores de dos generaciones (ya tiene 40 años) entre los que están boxeadores que también son historia del boxeo como Óscar de la Hoya o Manny Pacquiao y grandísimos campeones como Arturo Gatti, Miguel Cotto, Shane Mosley o Juan Manuel Márquez entre una larga lista de campeones mundiales.
Es uno de los boxeadores más técnicos que hay con la mejor defensa y esquiva y una precisión de manos inigualable. No tiene una pegada demoledora, algo habitual en boxeadores que vienen de pesos muy inferiores, pero la precisión de su pegada ha hecho que de sus 49 victorias 26 hayan sido por KO.

Por si cabe alguna duda, es un boxeador superlativo, de lo mejor que se puede encontrar en la historia del boxeo.

Y algunos de los mejores momentos de McGregor

Por otro lado, tenemos a Conor McGregor. Este irlandés ha sido campeón en dos categorías de la UFC, la competición de artes marciales mixtas, en el peso pluma y ligero y desde el pesado año ha empezado a competir en el peso welter. En el welter se le ve menos cómodo. McGregor tiene un récord de 24 peleas con 21 victorias, 19 por KO, una por sumisión y dos por decisión de los jueces. Sin embargo, en el peso que va a competir, el Welter, no es el Killer imbatible de las otras categorías.

Su primera pelea en el Welter la perdió, su primera victoria fue por decisión y tuvo que esperar a la tercera pelea para ganar por K.O. Es decir, su demoledora pegada es menos demoledora en un peso más alto. Pero es un luchador rápido y hábil y eso no lo ha perdido. Además, su fuerte dentro de las MMA es el boxeo aunque no deje de utilizar los recursos que necesite para ganar y solo tiene 28 años. También hay que tener en cuenta que es zurdo.

Vale, tenemos dos campeones de distintos deportes de lucha ¿Qué razón hay para que peleen entre ellos?

La bolsa.

Se rumorea que por esta pelea Conor McGregor va a cobrar 75 millones de dólares y que Floyd “Money” Mayweather nada menos que 100 Millones. En la historia del boxeo solo está por debajo de la pelea entre Mayweather (150 Millones) y Pacquiao (100 millones).

La pelea con la bolsa más grande de la historia

El problema es que, si con la pelea entre Pacman y Mayweather estábamos hablando de una pelea entre dos de los mejores boxeadores de la historia, el auténtico combate del siglo, como habían sido el Tyson – Holyfield o el Ali – Foreman, esta pelea es un circo mediático solo un peldaño por encima del wrestling.

Vale que McGregor es un gran luchador pero no va a luchar, va a boxear. El combate del 26 de Agosto en el MGM Garden de Las Vegas está pactado a 12 asaltos según las normas del boxeo.

Es decir, si Mayweather empieza a esquivarlo todo y a meter sus manos, no va a poder hacerle una llave y tirarlo al suelo, no podrá dirigirle un rodillazo en la cara, no podrá pegarle patadas en las piernas y no podrá pegar con el codo o será descalificado. Tendrá que boxear y, aunque es un gran luchador no es un un gran boxeador.

Incorpora a su estilo de lucha muchas cosas del boxeo pero otras tantas no, con lo que vamos a ver a un McGregor limitado en la forma de luchar. A favor tiene que es más joven, aunque no más rápido a juzgar por el último combate de Mayweaher contra Andre Berto (y eso que fue una pelea aburrida), y que es zurdo.

Marvin Hagler contra Tommy “La Cobra” Hearns

En general, enfrentarse a un zurdo en la mayoría de los deportes es un problema, pero en el boxeo puede ser definitivo. Como lo habitual es que la mano buena del boxeador contrario sea la derecha, los boxeadores suelen girar hacia la izquierda. Si hacen esto con un zurdo, visitarán la habitación del sueño más pronto que tarde. Grandes campeones de la historia del boxeo como Marvin “Maravilla” Hagler o Manny “Pacman” Pacquiao eran zurdos.

También tiene una ventaja y es que Mayweather desde 2015 no boxea y que la pelea se ha pactado para Agosto, es decir, no hay tanto tiempo para preparar la pelea si está fuera de forma.

El pronóstico

Dicho esto, creo que McGregor no tiene ni una posibilidad. Para empezar, en tres meses no se va a quitar los tics de la MMA en la que la guardia que usan es completamente distinta y se enfrenta a un boxeador cuyos golpes entran por el más mínimo resquicio de la mejor guardia.

Es más joven y creo que el combate llegará a los 12 asaltos pero, aunque es de manos rápidas y contundentes, Mayweather es un maestro entrando y saliendo de la distancia, rodando golpes y esquivándolos, como es un maestro controlando el ritmo de la pelea y puntuando por si no acaba en KO.

En cuanto a su superioridad como zurdo, pierde bastante como elemento decisorio si pensamos que uno de los más grandes zurdos de la historia como es Pacquiao no consiguió ganarle.

La auténtica pelea del año será el 16 de Septiembre

Así, lo normal es que McGregor se lleve la paliza de su vida y, aunque no se caiga, pierda claramente el combate por puntos. Que le consolará ponerse compresas de hielo hechas de billetes de 500 dólares, seguro, pero como combate en sí no parece que haya ningún desafío. Mucho más interesante será la pelea entre Canelo y Golovkin que se celebra tres semanas después y que ha hecho que se adelante el circo este porque ya tenían cogida la fecha.