Decepcionante presentación de XBOX ONE X en el E3

Microsoft E3 2017

Tenía muchas ganas de ver la conferencia de Microsoft. Ya sabemos que Microsoft se ha pasado media generación dando tumbos con su ONE y deshaciendo el magnífico trabajo que habían hecho con Xbox 360. A mediados de la generación intentaron mejorarlo y empezaron a pensar más en el cliente con dos estupendas medidas como son la retrocompatibilidad y el poder jugar tanto en Windows como en ONE. Son buenas soluciones que como jugador agradezco pero que no me movían a comprar la ONE y tampoco a muchos millones que se han decantado por Sony o por jugar en PC, aunque Microsoft no lo considera una competencia. En mi opinión, les faltaba máquina pues a estas alturas los juegos en Full HD siguen siendo una utopía y no la falta de exclusivos, y de calidad, ha pesado mucho. La conferencia del E3 era una gran oportunidad para dar un puñetazo en la mesa y, en mi opinión, han fracasado de manera clara y rotunda.

No con la máquina en sí. Sobre el papel es una consola de mucha potencia que garantiza los juegos Full HD a 1080P sin despeinarse y conseguirá juegos a 4K 60 FPS nativos, es decir sin reescalados. Hay que aclarar que es una consola muy potente, a la altura de un PC de gama alta, pero que ni estos ni ordenadores más potentes pueden mover actualmente los juegos más ambiciosos 4K y 60 Fps, por lo que le pasará lo mismo a la consola.

De cualquier manera es un maquinón pero creo que la conferencia ha sido muy decepcionante porque los títulos que salen para la máquina no están a la altura y en mi opinión, han equivocado el enfoque.


Muy bonito… y muy parecido a los anteriores, aunque parece que habrá diversas condiciones climáticas

La principal novedad es Forza 7 que se ve muy bien, es cierto, pero hace tiempo que los juegos de coches no son vendeconsolas.

Sea of Thieves, que tiene una pinta bastante horrible, volvieron a mostrarlo durante un buen rato (es el tercer año que Microsoft lo muestra en el E3) y, aparte de un apartado gráfico obsoleto, era bastante aburrido. Además, ni siquiera sale para apoyar el lanzamiento de la consola. Dicen que es de Rare.

Crackdown 3 sí sale para el lanzamiento y tiene muy buena pinta, pero se sigue pareciendo gracias a que sus gráficos son cell-shading, al original de Xbox 360. A simple vista no se nota el salto gráfico. Afortunadamente se guarda que todo el entrono se puede destruir, cooperativo para cuatro y algunos detalles más. Ya digo buena pinta.

Ori an the will of the wisp. La continuación de Ori, un juego muy bonito pero que es un descargable y que podría haber realizado un estudio indie.

No podría parecer más cursi y empalagoso

El resto casi todo indies como el “monísimo” Super Lucky’s Tale o juegos de escasa vistosidad gráfica.


Enésimo shooter multijugador con permadeath = tardas más en volver a jugar

Y multiplataformas, montones de multiplataformas, como el Playerunknown Battlegrounds, de lo que saca músculo diciendo que se verá mejor en ONE X (cuando todos parecen desarrollados con el motor Unity). Y eso fue todo en la conferencia de presentación de una nueva consola.

Bueno, no, el precio 499 $ que salvo sorpresa serán en Europa 499 €.

Visto esto ¿qué busca Microsoft con esta nueva consola y con este enfoque sin ningún peso pesado para apoyar la consola?

Se supone que mejorar sus ventas y que la gente que tenga televisores en 4K sea esta la que compre. Actualmente los televisores con 4K son pocos pero es una tenencia segura que crecerá porque los precios de estos han caído muchísimo. No obstante, siguen siendo una minoría muy pequeña. Por otro lado, de los juegos exclusivos de Microsoft ¿cuáles harían que te compraras una consola de 500 €? La respuesta es sencilla, ninguno. Tiene cuatro exclusivos y los pocos indies exclusivos, todos ellos, tienen un apartado técnico que se puede jugar en la ONE sin perder un ápice de calidad gráfica. En todo caso, será para jugar los multiplataformas en 4K.


Otro fps multijugador… y multiplataforma

Ante eso, Microsoft se enfrenta a que ya hay más de 90 millones de consolas de esta generación vendidas y a un hecho a día de hoy incontestable:

Las mejoras técnicas del hardware apenas se reflejan en los juegos.

Es decir, desde la nueva generación de tarjetas gráficas con la GTX 1070 y GTX 1080 se superan las prestaciones de la nueva consola de Microsoft sin problema y hace ya un año que están en el mercado. Los juegos se ven mejor en PC, es cierto, pero no hay un salto entre un juego que salga en ONE y su versión en PC.

Pero aceptemos que las conversiones para PC no son prioritarias y no se afinan demasiado. En este año también ha estado disponible la PS4 Pro y se repite la misma historia, las mejoras gráficas no son relevantes entre los juegos de PS4 y PS4 Pro.

Es lógico, se trabaja para hacer el juego para la máquina que más ventas tiene y luego se le dan ciertos ajustes que puedan hacer mejorar el juego, pero no puede haber salto porque lo que interesa es que los millones de usuarios que compraron la PS4 quieran comprarse el juego y los de la PRO también, pero estos últimos no son el target principal.

Así, vale, tendrás la consola en que mejor se vean los juegos pero ¿La pequeña diferencia merece cambiar de consola, es decir, volver a comprar una consola en esta generación para jugar a los juegos que ya puedes jugar con la que tienes pero viéndose un poco mejor? A mí por el momento el salto de PS4 a PRO no me ha merecido la pena.


Un gran apartado gráfico para cerrar la conferencia… solo que es multiplataforma

Para convencer a los posibles clientes tendrá que ser el fabricante el que destine los recursos necesarios pues es quien quiere venderla y tendría que realizar juegos que realmente hagan salivar al posible comprador y que piense que la inversión de 500 € merece la pena.

Pero un montón de juegos que parecen realizados con el motor Unity no casan con comprar una consola Premium super potente si se va a ver casi igual en una ONE normal. Si hasta terminaron con Anthem, un juego con un apartado gráfico brutal pero que sale en todas las plataformas. El apartado gráfico es tan brutal que desde ya digo que para que se vea a 4K y 60 FPS va a sufrir un downgrade igual de brutal.

En mi opinión se han equivocado. Sacan una consola muy potente en medio de la generación sin juegos que la vendan, pensando en que los multiplataforma donde mejor se verán es en ella pero con la pega de que las diferencias sean escasas y por tanto no son determinantes.

Finalmente, sale en un mal momento con Sony habiendo ganado la generación por goleada y Microsoft ofreciendo una consola que creo que hubiera sido rompedora al inicio de la generación pero que, ahora, sale con casi todo el pescado vendido y con los juegos que se jueguen en ella disponibles para las demás plataformas.


Compromiso de Microsoft para que la gente deje las drogas funcionando The Darwin Project como la metadona.

Una salida para intentar diferenciarse y motivar la compra podría haber sido sacar juegos exclusivos para ONE X donde diera la medida real de ese portento técnico. Tener una consola con la potencia de un PC de gama alta y con la optimización que se consigue en el mundo de las consolas permitiría juegos técnicamente impresionantes, manteniendo la retrocompatibilidad. Pero así, con la soga de la ONE en el cuello, creo que sale medio ahogada.

Me fastidia muchísimo que me haya decepcionado tanto la conferencia. Quería tener razones para comprar la consola y a día de hoy todo lo que ofrece lo tengo cubierto con la PS4 y el PC pero, lo peor, es que Microsoft solo ganará dinero conmigo con Crackdown y quizás Ori. Los multiplataformas potentes que compre en PC ya puedo decir que no será a través de la tienda de Windows 10, un aborto de tienda que necesita una reforma desde hace mucho, aparte de los problemas que da la Universal Windows Platform en materia de rendimiento comparado con el mismo juego en Steam, Origin, GOG o UPlay.


Sea of Thieves, aburrido y gráficos sencillotes. Todo un vende-consolas.

Por otro lado, está el precio. Hace cuatro años Microsoft sacó su ONE por 500 €, y además incluía Kinect. Hoy vuelve a salir por 500 € y, repito, en medio de la generación. Veremos si 500 € no son caros ahora cuando, además, todas las demás consolas en las que puedes jugar todos los multiplataformas son más baratas.

Microsoft tiene un maquinón y cosas muy buenas como retrocompatibilidad y poder jugar los juegos en la plataforma que quieras. Desgraciadamente, creo que su política de juegos exclusivos es nefasta y le ha allanado el camino a Sony que le daría la puntilla a la consola bajando el precio de la PRO en su conferencia

Ojalá me equivoque porque la competencia genera mejor trato al cliente y Sony no va a ganar ningún premio por eso (su servicio PLUS falla mucho y, encima, los juegos son mediocres, aparte de que no son tuyos, solo se mantiene mientras mantengas activo el servicio, al contrario que Windows LIVE), pero creo que se han pegado varios tiros en el lanzamiento, otra vez.

Saludos fremen.