Día del orgullo friki…

 

Revolucion

…es decir, un día normal.

Para un friki, hacer cosas distintas en este día no es tan fácil.

Esta mañana me he levantado y mi pijama consta de un pantalón con los logos de Batman y una camiseta de Doctor Who. Como cualquier otra mañana.

Obviemos la parte del trabajo que hago desde casa y que aunque está relacionado con las IT no es inherentemente friki.

He visto los dos últimos capítulos de la segunda temporada de Twin Peaks, pero, vamos, los habría visto igual porque llevo de maratón desde el viernes para poder ponerme con la tercera. Por cierto, doy gracias por haber visto la serie ahora que acaban de estrenar una nueva temporada, veinticinco años después, porque, con ese final, si la veo en el momento, me hubiera pasado veinticinco años cabreado.

He comprado “La quinta estación” de N.K. Jemisin, la novela que ganó el premio Hugo el año pasado y que ha recibido unas críticas magníficas.  Ojalá sea tan buena como El enigma de los tres cuerpos de Liu Cixin, que fue la ganadora el año anterior.

También tengo previsto jugar a juegos de todas las décadas desde el principio de los videojuegos hasta la actual.

Por el momento he jugado varias partidas a Super Mario Bros. y Punch Out (años 80).

 

De los 70 me he ido a un juego que me encantaba, Space Invaders. Sigue siendo muy adictivo.

De los 90 he echado unas partidillas a The King’s of fighters’98, que me trae buenos recuerdos del Fatal Fury de Megadrive.

De los 2000 uno de los juegos más adictivos de la historia, el Pac-Man Championship Edition DX + y Vanquish, que es de 2010 pero acaba de salir en PC. Por cierto, qué bien se ve y qué fluido va el juego, además es de lo más espectacular que he visto.

Ya actual, un ratito al Halo Wars y otro al Syberia 3.

También he comprado el Gears of War 4 que solo lo hay en PC para la tienda de Windows 10, es decir, el horror, pero parece que ya está parcheado adecuadamente y es posible que hasta funcione medianamente bien.  Eso si, 125 Gb de espacio en disco, es decir, 125 Gb de descarga previa.

A esto se añade el leer antes de dormir El bufón dorado de Robyn Hobb y algunos cómics de Wonder Woman, ahora que se acerca la película, de la etapa de Azzarello.

Es decir, que salvo lo de jugar juegos de todas las eras para celebrar el día del orgullo friki, lo demás es lo habitual del día a día,  cambiando a veces comics por manga, algún anime que hoy no ha tocado y alguna película que con el maratón de Twin Peaks llevo una semana casi sin ver ninguna.

Así que, Feliz día del orgullo friki, que debería ser todos los días.

Saludos fremen.

 

 

 

  • at parrot

    Casualidades de la vida, yo tb jugué ayer a kof98.
    Feliz día del orgullo!

    • Es que los buenos juegos son intemporales y este me gusta tanto como entonces, se mueve a la velocidad del rayo y tiene un montón de personajes y modos de juego. Así da gusto.

  • 125 GB!!!! Sé de gente que tiene discos duros más pequeños que eso xDDD.

    Sí, sólo comento eso, porque algo así me supondría tanto dolor que cancelaría cualquier evento de orgullo friki xD.

    • Pues imagínate descargarlo con una conexión de, no sé, 5 Mbs. Es una auténtica salvajada. Luego el juego está muy bien, sí, pero impresiona que el 3 entrara en in disco de 8 Gb y el cuatro sea quince veces más grande.

  • Sergio Sr. Rubio

    Más te vale aprovechar conmigo en BROOPERATIVO esos 125 GB de bestia parda que es el Gears 4 a la puta carrera, soldado!