Saga Sucesión (El Imperio Elevado y El Asesinato de los Mundos)

Señores lectores, hoy tenemos todo un lujo en la Casa Capitular de Atreides. Nada menos que FZero, de Con F… de Freak!, gracias a la iniciativa “Colaboraciones invisibles” de Zona Delta, ha escrito una reseña para este blog dedicada a una saga de ciencia ficción menos conocida pero que por lo que cuenta más vale tomar nota. Sin más preámbulos, su entrada:

Saga Sucesión (El Imperio Elevado y El Asesinato de los Mundos)

Pocas veces leo novelas de temática Space Opera, ese subgénero dentro del cajón de sastre literario que es la ciencia ficción, bastante denostado en favor de la llamada Hard Sci-Fi, preocupada por hacer ver semblante y plausible todo aquello que leemos.

Lo curioso es que cambiamos de medio y nos vamos al cine y las series, este tipo de historias es muchísimo más habitual; por lo visto mostrar batallas espaciales entre naves con escudos de antimateria y armadas con rayos fáser, torpedos de plasma y sus múltiples variantes, es muchísimo más fácil que narrarlas con palabras. El space opera parece tener una necesidad exacerbada de sentido épico, por lo que no sorprende encontrar en sus historia agujeros negros que actúan como portales espaciales/temporales, la visita a otros planetas habitables, conceptos científicos grandilocuentes y, desde los años 80 un marcado tono militarista propio de la época.

Scott Westerfeld se basa principalmente en este tipo de space opera para plantear Saga Sucesión (El Imperio Elevado y El Asesinato de los Mundos). Sin embargo Westerfeld sorprende yendo mucho más allá, en las páginas de esta bilogía se entrevén tramas con trasfondo social parecidas a las de Asimov, pero acompañadas de elementos como telepatía, nanotecnología imposible, imperialismo muy “a lo Dune”, robots replicantes como los Cylons de la última iteración de Battlestar Galactica y, por supuesto, una trama político-militarista de enormes proporciones que desencadena en unas “aún más enormes” batallas espaciales.

Y lo mejor de todo es que Westerfeld consigue aunarlo todo realmente bien. Es cierto que las primeras páginas son algo desconcertantes (tardas un poco en ubicarte) y que algunas subtramas parezcan algo forzadas que su explicación se sienta algo brusca o aceleradas, pero la capacidad del autor de asombrarte constantemente no decae en ningún momento, mientras la historia salta de años en años y los puntos de vista saltan de protagonista en protagonista.

Las imágenes creadas por Westerfeld a través de su texto son muy poderosas. Puede ser la de una nanonave posándose en un vaso de agua, la de pilotos dirigiendo, conectados a una gran red neural informática, escuadrones completos de drones capaces de ampliarse a sí mismos o replegarse hasta ser minúsculos en un paroxismo barroco, o la de guerreros-hembra-cyborgs que han sido modificados con tecnología hasta el extremo de causar auténtico terror en los humanos del libro (e incomodidad en el lector)… todas ellas son alucinantes; pero lo mejor está en las batallas espaciales, donde juega con los conceptos de relatividad, gravedad y estrategia militar de una forma muy hábil, implementando a la lectura un ritmo casi frenético y causando fascinación por el desarrollo de los acontecimientos.

SI algo puede achacársele a Sucesión es su final, que hay que admitir que resulta algo forzado en su supuesto dramatismo que realmente no consigue emocional al lector. También es cierto que los recursos literarios que utiliza como resortes para mantener la atención son, en muchas ocasiones, obvios si eres aficionado al género, pero me atrevería a decir que, en conjunto, ésta es probablemente la mejor space opera aparecida en muchísimo tiempo.

Si después de esto tenéis interés por estos dos títulos, os dejo la sinopsis del primero de ellos: El Imperio Elevado.

“El Emperador ha gobernado con firmeza, como un dios viviente, su poderoso imperio durante dieciséis siglos. Lo ha conseguido debido a que puede otorgar una especie de vida eterna. Así, ha creado una élite conocida como los Elevados. Su poder ha sido absoluto. Nadie puede tocarlo.
Mientras, los humanos alterados mecánicamente, El Rix, tratan de acabar con su tiranía y suplantarlo con su propia dinastía cibernética. Su último logro ha sido el secuestro de la hija de la emperatriz. El capitán Laurent Zai recibe la misión de liberarla. Separados por millones de años luz, Zai y su amada, la senadora pacifista Nara Oxham, envuelta en una maraña política, deben enfrentarse al desafío de El Rix. Tendrán el destino de toda la galaxia en sus manos”.

  • Gracias por participar en la iniciaitiva. La verdad no tenía idea de estas obras de ciencia ficción (no soy muy cercano a la literatura), pero me gusta bastante el género Space Opera, que he apreciado en obras como Space Pirate Captain Harlock y Piratas del Espacio (Novela Gráfica). Como mencionas el libro presenta un mundo bastante interesante, además de que me atrae bastante el hecho de que el autor logre captar la atención del lector y sorprenderlo a cada momento. El único detalle para su lectura es que en este país el catalogo de libros no es muy amplio, y por otra parte, posee uno de los IVA más grande del mundo para este tipo de productos.

    Saludos!

  • La saga pinta muy interesante y es una novedad encontrarme un libro que no haya leído en mi blog xD

    Muchas gracias por la entrada, muy, muy buena y me ha entusiasmado que fuera algo que no había leído aún. Van directamente a la parte de arriba de mi lista de lectura.

    Saludos fremen.

    • Pere Sbert

      Gracias a tí por acoger mi texto, es un orgullo estar en la Casa de Atreides!
      Abrazos Ludonautas!

  • Pingback: Colaboraciones Invisibles: Entradas 1° Edición – The End of Time()