Las nuevas series: Mozart in the Jungle

Vale, puede que al estar emitiéndose la tercera temporada no parezca una serie muy “nueva” pero como acaban de estrenar esta temporada, lo daremos por bueno y la serie merece la pena.

Veréis, estaba el otro día buscando una comedia para el desayuno del fin de semana porque la combinación Big Bang el sábado y Modern Family el domingo falla demasiado por los parones americanos y de las cadenas españolas.

El caso es que probé a ver Atlanta que la habían nominado al globo de oro y me pareció que tenía bastante más de drama que de comedia.

Entonces probé a ver My Crazy Ex-Girlfriend que simplemente era estúpida y chillona.

Por casualidad me acordé que Amazon Prime tenía Mozart in the Jungle y probamos a verla el domingo.

Hoy martes hemos terminado la temporada.

No sé muy bien que esperaba de ella, más bien poco, en realidad, porque la historia de un director de orquesta no me llamaba mucho la atención, por eso han pasado tres años desde el estreno sin que la viera, pero qué equivocado estaba. Es interesante, original, fresca y divertida, la banda sonora es sublime (aunque sería delito que no lo fuera), y los episodios no parecen de media hora sino de cinco minutos de lo rápido que pasan.

Cuenta la historia de un director de orquesta, el maestro Rodrigo (Gael García-Bernal, Amores perros), un joven prodigio al que le dan la dirección de la Orquesta Sinfónica de Nueva York, cosa que no hace mucha ilusión al director saliente, el maestro Thomas (Malcom McDowell, La naranja mecánica) . En medio de todo esto tenemos a una oboísta, Hailey (Lola Kirke, Perdida) que intenta entrar en la filarmónica. Si a esto se le añaden unos secundarios extraordinarios como la bellísima Saffron Burrows (Troya) que hace de violonchelista, mucha imaginación, mucho sentido del humor, algo de sexo, algo de drogas y bastante música, perfectamente agitado y mezclado, no sale un cóctel sino una serie que es de lo más divertida, interesante y original que he visto en mucho tiempo.

Además consigue demostrar que una comedia puede ser divertida y ganar premios (dos globos de oro), cosa que empezaba a dudar al ver las comedias que últimamente son nominadas (Atlanta, Girls, Aburrido hasta la muerte,  comedias de la HBO en general).

Detrás de la serie está gente que ha demostrado que a pesar del pasado pueden hacer cosas muy buenas, como Paul Weitz (director de American Pie y productor de American Pie 2), Jason Schwartzman (Aburrido hasta la muerte) a los que se han unido Roman Coppola que escribió Moonrise Kingdom y Alex Timbers, consiguiendo una gran, gran serie.

Muy recomendable, aunque a mí no me ha servido para cubrir la comedia del desayuno, es demasiado adictiva y así nos habremos acabado los episodios antes de que llegue el fin de semana.

Saludos fremen.