Cine en píldoras

Mayo ha sido un mes entretenido y variado en cine. Boxeo, comedia, musical, ciencia ficción y superhéroes. Variadito, pero no todo igual de bueno.

Terminator Genesis.

Para empezar la trama juega con los viajes en el tiempo hasta dejarlo todo completamente liado en lo que parece un intento de reseteo vía viaje en el tiempo al estilo de Star Trek pero por desgracia no con la habilidad y virtuosismo de J.J. Abrams. Queda un lío bastante intragable aunque hay cosas buenas. los efectos son impactantes pues se aplican en parte a recrear al T800 de las primeras y el resultado es fabuloso. Vale que al no ser muy expresivo Schwarzenegger debería ser más fácil, pero da el pego perfectamente. Emilia Clarke como Sarah Connor hace añorar a Linda Hamilton.

Absolutamente todo

Simon Pegg, Kate Beckinsale, los Monty Python y Robin Williams dirigidos por Terry Jones ¿Qué podría salir mal?

Nada, es una película muy divertida, gamberra, muy entretenida y que explica cómo se tendría que haber hecho Como Dios en lugar de la aburridísima y previsible película que les quedó.
unos extraterrestres superpoderosos pasan cerca de la tierra y se preguntan si deberían admitirla en su club de sociedades altamente evolucionadas o si realmente deberían destruirla . Para tomar la decisión deciden dar a un tipo cualquiera poderes para hacer lo que quiera y según se comporte tomarán una decisión u otra.
Recomendable, es muy divertida.

Una cara con Ángel

CLásico musical dirigido por el talentoso Stanley Donen (Cantando bajo la lluvia) y con Audrey Hepburn y Fred Astaire. Cuenta la historia de una dependienta de una librería que es descubierta por una revista de moda y la eligen como la mujer que representa a la mujer americana para su colección de moda, frente a su reticencia, hasta que se entera que podrá ir a París y conocer a uno de los filósofos más importante del Siglo. La película es una comedia amble, demasiado amable, sobre el mundo de la moda y los filósofos que en realidad solo se hacen los interesantes para poder ligar. Los números musicales son lo mejor, con música de George Gershwin (Rhapsody in blue), pero aún así la película es blandita y un tanto bobalicona, predecible hasta la náusea y moñas como pocas. Mira que el director y los actores son excelentes pero les ha quedado una bobada indigna de perder el tiempo. Audrey Hepburn, como siempre, ilumina la pantalla, pero poco más positivo se puede decir de la película.

Creed

Magnífica película, revisitación del mito de Rocky a través de los ojos del hijo bastardo de Apollo Creed, que quiere llegar a ser un boxeador pero sin la ayuda de Rocky no podrá. Es magnífica visualmente, magnífica en sus interpretaciones, incluido Stallone, y espectacular en el rodaje de los combates. EL paralelismo entre el combate de Rocky Balboa fuera del ring y de Adonis Creed (Michael B. Jordan, Cuatro Fantásticos) en el Ring está muy bien llevado. La película conserva en cierta manera la ingenuidad de la primera pero sin colgarse de ella para conseguir la complicidad a través de la nostalgia. Sería una magnífica película aunque no existieran las anteriores Rocky y contaran la historia de un viejo campeón y el hijo de su rival. De lo mejor que he visto este mes, sin duda.

Deadpool

Estamos ante la típica historia de venganza vista un millón de veces de hombre que persigue a quien le destrozó la vida. Es decir, la historia para Oscar no es pero lo que sí es fantástico es como está contada. Para empezar Deadpool es la versión sin escrúpulos y para mayores de Spiderman. Bocazas, divertido pero con chistes y bromas subidas de tono y cero problema en matar a quien se tercie entre bromas. Además, han mantenido varios de los clichés del cómic como su rotura de la cuarta pared. Deadpool (Ryan Reinolds, Green Lantern) es lo mejor de la película, pero no se queda lejos su “interés romántico” Vanessa (Morena Baccarin, Firefly) que es más sexy, divertida e interesante que cualquier otro interés romántico de las pelis de super héroes y está bastante loca.

Las secuencias de acción están bastante bien hechas y son bastante espectaculares, aunque sin llegar a los niveles de Los Vengadores o Capitán América. De cualquier modo son muy disfrutables. No me gustó nada el Coloso que han puesto. En lugar de haberlo interpretado Daniel Cudmore como en todas los de los X-Men han decidido generarlo por ordenador y está claro que el presupuesto no ha dado mucho de sí porque canta bastante. Es un error tonto. Primero porque dudo mucho que el actor cobre demasiado y dado su papel testimonial en las de X-Men probablemente estuviera ma´s que contento de hacerlo y después Coloso es un muchachote ruso de dos metros que se convierte en acero orgánico. No cambia más que su aspecto externo pero ni crece más ni nada así que la soplapollez de generarlo via CGI les ha salido rana. Más aún en una película de superhéroes de presupuesto tan contenido como esta, que son 58 Millones de dólares (X-Men Días del futuro pasado costó 200 millones, Capitán América Civil War 250 millones). Aún así, en general están muy bien empleados y no se le nota el presupuesto ajustado. El malo, Ajax (Ed Skrein, Transporter Legacy) es un malo del montón que no consigue atraer interés alguno y eso que tiene un buen papel para lograrlo pero deja bastante indiferente, que, por ejemplo es mejor que el Lex Luthor de Jesse Eisenberg. Aunque casi cualquier villano es mejor, claro.

En definitiva es una película divertidísima, con magníficas escenas de acción, con una historia estándar pero que no se nota por lo bien contada que está y un malo de carisma cero que te da totalmente igual.

Transformers. El lado oscuro de la luna.

Otra historia de transformers que en esencia vuelve a contar el enfrentamiento entre Autobots y Decepticons. A ver, es la tercera vez así que muy engañado no estaba en cuanto a lo que iba a ver y realmente hay peores películas. Dicho esto, son cerca de dos horas y medias para contar que los Decepticons quieren conquistar el mundo y casi lo consiguen. En lo positivo los efectos están muy bien y tiene mucha acción muy espectacular. Para verla en la pantalla grande con el proyector eso es bueno pero lo malo es que el Optimus Prime tiene una papel muy reducido. En cambio Shia Lebouf está hasta en la sopa e insufriblemente cargante. Su duración es desmesurada y no cuenta nada nuevo. Meten dos Autobots pequeños como alivio cómic pero solo son dos personajes estúpidos y metidos de clavo. En cuanto a la sustituta de Megan Fox, Rose Huntington lo hace igual de bien que la anterior, es decir, decora un montón pero es menos cargante que el protagonista. Afortunadamente para ella tuvo más posibilidades de demostrar que es actriz y no un florero en Mad Max. Solo recomendable para fans muy fans de los Transformers o de los Mechas en general.

Me siento rejuvenecer

El segundo clásico que he visto este mes, pero con mucha más fortuna. Howard Hawks es uno de mis directores favoritos. Era muy versátil. Tiene grandes westerns, grandes películas de cine negro, de aventuras, y también era una gran director de comedias. Buena prueba de ello son Luna Nueva, La fiera de mi niña, Los caballeros las prefieren rubias, La novia era él o Bola de fuego, por ejemplo. Me siento rejuvenecer es una divertida comedia en torno a un químico, Cary Grant, que trabaja en una empresa buscando una fórmula para curar los achaque y las enfermedades. La investigación tendrá éxito pero de forma bastante sorprendente gracias a una chimpancé y con unos resultados inesperados que involucrarán a su mujer, Ginger Rogers, a la secretaria de su jefe, en uno de los primeros papeles de Marilyn Monroe, y al mismo jefe, Charles Coburn. La película además cuenta con unos guionistas a la altura, colaboradores habituales de Billy Wilder pero que solo volverían a trabajar juntos muchos años después en “En bandeja de plata”, como son Ben Hecht e I.A.L. Diamond. Uno de los mejores directores de la historia del cine, dos de los mejores guionistas y unos extraordinarios actores solo podían dar una gran y muy divertida película. Lo único, acusa el paso del tiempo en algunos momentos porque, por ejemplo, al representar a la juventud salvaje de 1952 nos pilla a los humanos de 2016 sin contexto para saber si realmente actuaban así, si era muy transgresor o no. Detalles, no obstante, que no impiden disfrutar de una comedia divertida e inteligente.

Viaje a Agartha

Makoto Shinkai es un director de animación japonés que he descubierto recientemente. Vi su primer trabajo que le proporcionó reconocimiento, Voces de una estrella lejana y me gustó bastante. Viaje a Agartha no tiene mucho que ver. La historia de una muchacha que se hace amiga de un extraño chico y termina yendo con su profesor al reino escondido de Agartha es un viaje de aventuras con una organización militar interesada en encontrar el reino y un viaje de aprendizaje interior para la joven Asuna y para su profesor, Morisaki, que como Orfeo, quiere llegar a Agartha para resucitar a su mujer.

La película es preciosa, con momentos muy barrocos y llenos de detalle y otros que recuerdan poderosamente a la Princesa Mononoke. La animación es tradicional, aunque lo más probable es que sea una hibridación de técnicas tradicionales realizados por ordenador, pero el resultado es magnífico.

Fantástica e interesante, una muy buena película.

Ocho películas y de ellas apenas tres me han parecido dignas de un suspenso. Tanto Transformers, Terminator Genesis o Una cara con ángel no merecen demasiado la pena, la verdad. Pero las restantes son buenas o muy buenas. No es mal resultado, aver si el mes que viene tenemos suerte y conseguimos mejorarlo. Aunque la primera que estoy pensando ver es G.I. Joe Venganza, así que va a ser difícil.

Saludos fremen.