Las nuevas series: Supergirl

Al igual que el año pasado con The Flash y Constantine, se ha filtrado el episodio piloto de Supergirl, serie que se estrenará en otoño.

La duda es ¿Con qué nos encontraremos, con una serie tan extraordinaria como The Flash o una tan mediocre como Constantine,

Para empezar, hay que destacar que los productores de Supergirl son los mismos que los de Flash y Green Arrow, Greg Berlanti y Andrew Kresiberg, que también están preparando el spin–off de estas series “Legends of Tomorrow”. Se ha añadido otra productora, Ali Adler, que tiene experiencia en series de superhéroes como “los increíbles Powell” , frikis como Chuck y series más “de chicas” como Glee o The New Normal, es decir, un punto de vista un poco distinto a las series anteriores de superhéroes.

La serie trata de Kara Zor-El, la prima de Superman y como de ser la Andy Sachs de el Diablo viste de Prada se convierte en luchadora contra el mal, dispuesta a seguir una carrera similar a la de su primo, que aparece en este primer episodio.

El comienzo es muy similar con rescate, realmente alucinante, de avión incluido.

Solo que descubrirá que a la fiesta se incorpora un poco tarde, que no son los dos únicos kryptonianos de la tierra y que no es un secreto que existen, ni el gobierno americano se ha quedado mano sobre mano desde que apareció Superman, un par de décadas antes.

Es un interesante giro que supongo que se desarrollará más adelante.

En cuanto a los actores, la actriz que hace de Kara es estupenda, interpreta bien, tiene todos los registros, es guapa pero sin ser excesiva :es Supergirl, no Wonder Woman o Powergirl  y lo han entendido así los productores.  Se llama Melissa Benoist y antes interpretaba a Marley Rose en Glee y también participó en Whiplash.

Los secundarios que acompañan están bien elegidos. Calista Flockhart (Ally McBeal) interpreta a Cat Grant. Vale que no es la explosiva Cat Grant de los comics pero el espíritu lo tiene, acompañado de una forma de actuar a lo Miranda Priestley. Pero si Cat Gran cambia, lo de Jimmy Olsen es de traca. Desde la última película de Superman y esta serie  ha crecido como cuarenta centímetros, le ha echado sus buenos 30 kilos más de músculo, ah, y ahora es negro. Sí, ya lo sé, desde hace 74 años Jimmy Olsen era pelirrojo y con pecas y el mejor amigo de Superman y ya no, pero, sinceramente, Mehcad Brooks (Terapia de choque), hace el mejor Jimmy Olsen de la historia. Quizá porque el personaje ha sido cargante toda la vida, una segunda Lois Lane a la que rescatar, poco más que una mascota con reloj para avisar a Superman y  aquí le da personalidad y carácter, lo que se agradece.

El detalle friky del año se lo llevan los padres adoptivos de Kara que son Dean Cain y Helen Slater, es decir, el actor que interpretaba a Superman en Lois & Clark y la Supergirl original.

Por último, el malvado del episodio, Vartox, lo interpreta Owain Yeoman, el agente Rigsby de El mentalista.

En cuanto al episodio en sí, está bastante bien aunque tiene algún pero.

La historia tiene una curiosa mezcla de originalidad y clasicismo que le sienta bien, pareciéndose al Superman clásico pero con giros actuales que recolocan el episodio y funciona bastante bien.

Buenos efectos casi siempre

En cambio tiene cosas que no funcionan tan bien. Los efectos son bastante buenos, con momentos realmente inspirados, pero no se llevan el sobresaliente porque en la pelea entre Supergirl y el malo hay algunos momentos mal resueltos.

La historia deja algunas dudas que seguro se resuelven en el futuro pero que cuesta de entender, concretamente el comportamiento de los otros kryptonianos durante todo este tiempo, así como el final de la pelea con Vartox que realmente no hay por dónde cogerlo.

En definitiva, no es el piloto más inspirado del duo Berlanti Kreisberg pero está bastante bien, a ver si resuelven esos pequeñas pegas y consiguen una gran serie. Una lástima que no quieran hacer crossover con las otras series de DC, pero por otro lado, perderá ese apoyo extra que le darían y tendrán que confiar en que hagan unos buenos episodios y responda la audiencia, lo que es uno de sus principales riesgos, pues es la CBS, es decir, cancela series con 8 millones de espectadores y tanto Flash como Arrow no suman 6 millones entre las dos.

Por otro lado, se va a encontrar con mucha competencia como las ya establecidas y las que llegarán, así que como comienzo no está mal, pero se van a tener que esforzar.

Saludos fremen.