Cine en píldoras Especial Otoño

Cine en Píldoras 

Porque no solo de series se puede vivir y porque el cine tiene la enorme ventaja de contar historias completas, vamos a retomar esta sección que hacía tiempo que tenía abandonada salvo excepciones. No es un análisis como tal de las películas, sino que sólo destacaré lo que me ha llamado más la atención o me ha parecido más importante. No es una mala selección. Hay unas pocas que suspenden, algunas que aprueban pero sin destacar demasiado y unas pocas que me han gustado de verdad.

Sonic la película

Leí el otro día que muchos la consideran la mejor adaptación de un personaje de videojuego al cine. En animación seguro que no, hay mucho mejores películas, pero de imagen real tristemente es posible que sí. Digo tristemente no porque sea mala sino porque es una película digna y entretenida, con momentos divertidos y buenos efectos especiales, lo que está bien, pero no es una película extraordinaria. La historia me resultó bastante infantil y tontorrona, no era un insulto a la inteligencia pero tampoco conseguía en ningún momento mi suspensión de la incredulidad. A destacar que siempre da la impresión de que Sonic está en pantalla con los actores, no que es un monigote añadido posteriormente. El mejor detalle seguramente cuando sale Hill Valley. Para fans, para pasar el rato y para padres jugones con niños.

 

 

Shazam!

Muy buena adaptación del personaje de los cómics de DC y originariamente de Fawcett Comics. El actor protagonista, Zachary Levi (Chuck) está estupendo en el papel, la película tiene mucho sentido del humor pero no pierde de vista la parte superheroica y resulta interesante la conversión en villano del Doctor Sivana, clásica némesis del protagonista.

Por cierto, han mantenido el nombre de Shazam pero en realidad ese es el acrónimo de los Dioses y Héroes que le dan sus poderes y que grita para transformarse. En realidad es el Capitán Marvel, pero supongo que, para evitar confusiones con la editorial Marvel y con el Capitán Marvel de esta última, un héroe Kree bastante serio y bastante más muerto que la mayoría de personajes Marvel o DC, se han quedado con esta expresión. Sin embargo no tienen problema en utilizar el nombre de Marvel dentro de la película. Me ha gustado el detalle de que no renunciaran a la Familia Marvel y creo que está bien resuelto. Fantásticos efectos y una historia divertida y entretenida. Una película de lo más recomendable que, además, ha tenido éxito y tendrá segunda parte.

 

Deadpool 2

Una ida de olla que empieza con el suicidio del protagonista de la película y que ya continúa explicando porqué se suicida para continuar cuando ya se encuentra mejor. Cosas del poder de regeneración.

Es muy gamberra y divertida, me alegra que Coloso esté mejor hecho que en la primera pero era innecesario cuando actores de la talla de Daniel Cudmore (Halo: Adelante hasta el amanecer) lo habían interpretado muy bien en la saga de películas de X-Men. Es muy entretenida y te deja con ganas de ver más historias de Deadpool aunque eché de menos que Morena Baccarin tuviera mucho más papel, pero personajes como Cable molaban. La peculiar aparición de algunos de los componentes de los X-Force es un puntazo.

Me gustó más la primera pero sigue estando muy bien incluso si no eres fan de Deadpool. Se agradece que aprovechan la clasificación para mayores de 18 años para hacer algo divertido y desenfrenado.

 

 

La muerte tenía un precio

He visto cantidades ingentes de western clásico americano y siempre miré bastante por encima del hombro al spaguetti western. Ni siquiera Sergio Leone con toda su fama me hacía mover un dedo para ver una película suya teniendo para ver películas de John Ford, Henry Hathaway, John Sturges, Howard Hawks, Fritz Lang, Michael Curtiz, Raoul Walsh, Anthony Mann y tantos y tantos otros.

Sin embargo, con el paso del tiempo se dieron dos circunstancias. Creo que uno de los mejores directores del género y a su vez un gran renovador es Clint Eastwood, el cuál bebió bastante de cine de Sergio Leone y cuyos westerns desmitificadores y crepusculares me gustan mucho.

Pero si se habla de cine del oeste desmitificador y crepuscular Sam Peckimpah no puede ignorarse y algunas de sus películas son extraordinarias como Grupo Salvaje o, en otro estilo, Duelo en la Alta Sierra.

Así que tuve la oportunidad de ver en alta definición La muerte tenía un precio y, dado que había descubierto que el western desmitificador era interesante y que Ennio Morricone se ocupaba de la banda sonora, con dos protagonistas que me gustaban tanto como Clint Eastwood y Lee Van Cleef, me puse a verla y la disfruté de un tirón.

Nada que ver con el Hollywood clásico y, sin embargo, la admiración está ahí: pistoleros más rápidos que el rayo, duelos épicos y extraordinarios paisajes desérticos.  Pero también están la suciedad, los matices, se difumina la línea entre el bueno y el malo y hay una crueldad explícita que en el Western clásico se sugería o se utilizaba la elipsis. Además, los diálogos son escasos, los imprescindibles, el cine es imagen y cuenta la historia con imágenes. 

El resultado es un peliculón que merece mucho la pena y que me llevó a la siguiente película.

 

 

Hasta que llegó su hora

Me encontré la película en Netflix en alta definición y no dejé pasar la oportunidad. Menos mal que no lo hice. El reparto es de campanillas, en Hollywood lo hubieran firmado si los papeles estuvieran cambiados porque Henry Fonda, que está espléndido, es uno de los asesinos más crueles y despreciables que se puedan ver. William Munny contaba en Sin perdón que él había matado a mujeres, hombres y niños, a todo lo que se arrastrara, caminara o tuviera alas y no podía dejar de acordarme de esa frase mientras veía a Frank (Henry Fonda, Pasión de los fuertes) actuar de esa misma manera. Con el encanto, el carisma y la carrera de bueno sin tacha que tenía en Hollywood nunca le hubieran dejado cambiar de papel.

Otro de los grandes alicientes es Charles Bronson. No soy ni he sido nunca fan de ese actor que me parece de lo menos expresivo que he visto nunca, pero Sergio Leone utiliza magistralmente esa inexpresividad y con su mirada, ese rostro anguloso y la armónica con su música increíblemente para contar la historia consigue la mejor interpretación de su carrera como este héroe tan particular que solo busca la venganza y que, solo al final en una secuencia realmente demoledora, se sabrá porqué y la enorme importancia de la harmónica.

Además, Jason Robards en el papel de Cheyenne está muy bien aunque la última parte de la película su trama sea un tanto absurda. Se podría considerar que alguien que ha sido solo algo mejor que Frank no puede salir bien de esta y queda muy forzado el desenlace de su historia. 

Pero la película tiene mucha fuerza y se mantiene gracias al papel de Claudia Cardinale. Como se va averiguando quién es, lo que tiene que hacer para sobrevivir y su infinita belleza hacen que sea un pilar fundamental de la película.

Una historia muy buena en la que junto a Leone también participó Bernardo Bertolucci y la increíble banda sonora de Ennio Morricone redondean otro peliculón sobre la venganza, el progreso de la sociedad, la importancia del ferrocarril e incluso el de la mujer en esa sociedad. 

Merece muchísimo la pena.  

 

 

El sargento negro

El Western sin duda alguna es, más que un género, un marco en el que contar historias. Hay muchísimas películas de vaqueros e indios, por supuesto, pero también muchas más que han tocado temas muy actuales a través de historias ambientadas en el oeste americano.

Un especialista de ello es John Ford que con esta película de 1960 hace un retrato del racismo y los prejuicios a través de la historia de el Soldado Ejemplar, el sargento Rutledge, un auténtico héroe acusado de haber violado y asesinado a una mujer blanca y a su padre, el comandante del fuerte.

A través del consejo de guerra que se hace a este sargento del 9º de caballería, se va desgranando la historia del hombre que huyó de la escena del crimen e intentó desertar. Todos los actos de valor y heroicos que jalonan su historia, los que realiza incluso cuando lo han capturado, se enfrentan al tema que no se menciona salvo en dos momentos, uno en el que los miembros del consejo de guerra se congratulan porque no se haya hecho mención al color de la piel y en el alegato final del fiscal para contrastar que se acuse a un blanco en lugar del soldado negro. Pero el color de la piel es el elefante en la habitación durante toda la película. Los prejuicios, el racismo flotan como también hay quienes no se ven cegados por él.

La película es fantástica, nada panfletaria, solo expone los hechos con gran habilidad y deja que cada uno interprete lo que ha visto. Un gran western tremendamente adelantado a su tiempo con fantásticas interpretaciones de Woody Strode (Espartaco) y Jeffrey Hunter (capítulo piloto de Star Trek) como el teniente que lo defiende. 

 

 

Dragon Quest Your Story

Buena película realizada para Netflix con animación CGI bastante convincente aunque pierde los diseños de Akira Toriyama que tanto encanto tienen.

Es una fantástica historia de fantasía con varios giros de guión, espectaculares batallas, bastante sentido del humor y un giro al final inesperado fantástico, entrañable y que le da valor a ser una película de Dragon Quest porque está muy bien hecho y no se carga toda la historia anterior como en un primer momento parece. Además denota todo el amor que Yuji Hori, guionista y creador de la saga, tiene a ese universo.

Merece la pena para cualquiera que quiera ver una película de fantasía pero especialmente para fans de Dragon Quest. Por ejemplo, esta película de animación me gustó  más y me parece mejor que la de Sonic de imagen real.

 

 

Superman: Man of Tomorrow

Tengo muy atravesada la animación de Warner Studios para las películas de DC. Parece que las hicieran con la churrera de dibujar superhéroes. Así que ha sido una considerable alegría el estilo distinto de Man of Tomorrow, más estilizado. La historia transcurre en los primeros tiempos de Superman. De hecho, ni siquiera tiene el nombre aún cuando la Tierra, y por tanto él , tienen una visita de Lobo, el último Czarniano, el cual la lía a lo grande soltando a Parásito, el ser que va absorbiendo los  poderes y la energía que se encuentra.

En medio de todo este problema están Lex Luthor como salvador de la humanidad, mientras le interese, claro, además de la aparición de el Detective Marciano y Lois Lane como periodista manipuladora.

La película es entretenida, la historia no es una adaptación del cómic sino que es nueva y se disfruta bastante.  Es la alternativa en la dirección de un largometraje para Chris Palmer que ha rodado una película entretenida e interesante, no extraordinaria pero sí que se sigue con interés. No creo que marque un antes y un después pero sí es un alivio la nueva animación y el cambio de estilo de los personajes para esta ocasión. Se deja ver.

 

 

Los ángeles de Charlie

Los ángeles de Charlie era una serie de finales de los 70 y principios de los 80. En ella unas mujeres tremendamente capaces y guapísimas resolvían casos para la agencia de Charlie Townsend. La serie triunfó gracias a sr muy entretenida y contar con actrices tan guapas y carismáticas como Jaclyn Smith o Farrah Fawcett-Majors, aunque luego irían cambiando algunas actrices. La serie quedó en el imaginario colectivo y se ha intentado resucitar en diversas ocasiones con resultados discretos siempre o incluso batacazos históricos como la última vez que intentaron resucitarla como serie en 2011 y que no aguantó más que 3 capítulos en antena. 

En 2019 lanzaron la nueva película con la intención de relanzar la franquicia pero es que vuelve a ser bastante mediocre. Se deja ver, es entretenida, para unas palomitas no está mal e intenta destacar un poco más el aspecto feminista aunque sin panfletos, simplemente con cosas como que todos los malos son hombres y todas las mujeres son buenas. No es molesto porque es una película de Los ángeles de Charlie, así que si la mayoría de las mujeres que sale son Ángeles es normal que sean de las buenas.  Llama más la atención que todos los malos sean exclusivamente hombres pero ese no es el problema. El problema es que la historia de conspiración para el dominio del mundo que hay que evitar y traición dentro de la agencia, a la que han ampliado en tamaño para que así tenga más sentido, parece una copia de Mission Imposible Nación Secreta por mencionar una cercana y mil más. Incluso la siguiente tiene también esa premisa de dominación global. 

Lo mejor de la película, los cameos del final, especialmente el de Jaclyn Smith, aunque hay algunas sorpresas como Ronda Rousey. El reparto no lo hace mal y eso es mucho decir de Kristen Stewart a la que personalmente odio cordialmente desde la saga Crepúsculo. 

En definitiva, si eres muy fan de la serie y ya has soportado los intentos de resurrección anteriores, este no es el peor que han hecho así que puedes verla, pero si no, no te pierdes nada.

 

 

Kingsman y el círculo de oro

Si la anterior era mediocre, esta es directamente espantosa. Un guión sobadísimo, un reparto de campanillas completamente desaprovechado y unas secuencias de acción mezcla dudosa de CGIs con dobles. Las secuencias de acción claman al cielo porque, entre que abusan del CGI que canta bastante y que al director le pareció buena idea hacer la escena a toda velocidad, ralentizar el momento que destaca, volver a acelerar, volver a ralentizar, y así casi en bucle en cada secuencia, termina siendo exasperante. La historia de intento de dominio mundial mezclado con la traición dentro de la compañía es tan sobado que ya pasaba en al anterior Kingsman. Lo de las resurrecciones imposibles tampoco ayuda, no. En cuanto a los actores no los menciono porque no solo ellos quieren olvidar que han participado en la película.

Sintetizando, la peor película de acción que he visto este año y de las peores que he visto en general.

Hasta aquí la recopilación de cine de hoy. Definitivamente, acudir a los clásicos garantiza ver buen cine, pero al menos hay un par de películas de superhéroes que son divertidas y están bien hechas, la animación también sale bien parada pero hay un par de supuestos blockbusters que son una pérdida de tiempo y suicidio de neuronas.

A ver si para la siguiente entrega tenemo suerte y vemos mejores películas.

Saludos fremen