Canelo Vs. Golovkin. Furia de Titanes

vlcsnap-2017-09-17-17h36m11s333

La pelea del año no fue la de Mayweather Vs. McGregor, eso fue un bluff que terminó teniendo un aspecto decente.

La pelea del año se celebró anoche, el  brutal choque de titanes entre los dos mejores pesos medios de la actualidad.

vlcsnap-2017-09-17-14h44m38s242Golovkin con sus cinturones de campeón a su espalda

Por un lado Gennady “GGG” Golovkin, boxeador kazajo que ponía en juego sus tres títulos mundiales. Quizá esto requiera una somera explicación.

El Boxeo es distinto a otros deportes. En Fútbol hay un mundial que organiza la FIFA, en Baloncesto hay un mundial que organiza la FIBA, en Tenis está la Copa Davis que organiza la ATP.

En el Boxeo no. En el boxeo hay diversas asociaciones que tienen sus propios campeones. La importancia de estos títulos los da el prestigio de la asociación y a su vez el prestigio de estas se alimenta con la calidad de los campeones.

Las principales asociaciones de boxeo son las clásicas IBF, WBF y WBA y la más reciente WBO.

En este caso estaban en juego los títulos de la IBF, WBA e IBO, otra asociación creada en los 80 de menor relevancia.

Golovkin llegaba al combate invicto. Un boxeador con hegemonía en el peso medio siendo campeón de los Medios desde hace siete años sin que nadie hubiera podido destronarlo.  En números esto se refleja en 37 combates con 33 K.O.s.

No es un boxeador eminentemente técnico, se mueve bien pero en esencia es un killer, un cazador. Su objetivo es destruir al rival de un golpe y la tremenda pegada que tiene se lo facilita. Además de pegada, tiene encaja muy bien los golpes y es fantástico acortando el camino al rival para que no pueda escapar, acorralarlo contra las cuerdas y ahí finalizar el combate.

Un aspecto reseñable es que ya tiene treinta y cinco años.

vlcsnap-2017-09-17-14h42m38s806Saúl Canelo, que solo exponía su título de “The Ring”

Por otro lado, tenemos a Saúl “Canelo” Álvarez, un extraordinario peleador mexicano.

Al contrario que Golovkin, gran parte de la carrera de Canelo se ha dado en el peso Superwelter, subiendo al peso Medio hace un par de años.

Consiguió tres títulos mundiales en los Superwelter y en el Medio también consiguió el título de la WBC.

Si bien su pegada no es tan aterradora, su mano pesa mucho y se presentaba con un récord de 49 peleas con 34 KOs, una derrota y un empate.

Su récord tiene mucho más peso porque Canelo siempre se ha enfrentado con los mejores, por ejemplo, Hatton, Shane Mosley, Miguel Cotto, Amir Khan o Julio César Chávez Jr. De hecho su única derrota fue con Mayweather en su mejor momento.

Boxeador muy rápido y técnico, tiene buena pegada y unas magníficas combinaciones de golpes con apenas 27 años de edad.

Así, en la madrugada del sábado 16 de Septiembre se enfrentaron ambos púgiles.

La pelea tenía el atractivo de que cada uno era el mejor en lo suyo. Ambos peleadores que no rehuyen el enfrentamiento pero con armas muy distintas. Un cazador contra un fino estilista pegador, lo ideal para tener un gran combate por el que sobrevuele la sombra del KO constantemente.

Y eso fue exactamente lo que nos encontramos.

vlcsnap-2017-09-17-14h50m19s000Una de las derechas nítidas que encajó Canelo

El combate comenzó con Golovkin plantándose en el centro del ring y probando al Canelo, el cual a su vez contragolpeaba rápido, aunque el primer asalto fue realmente de tanteo.

Los siguientes asaltos Canelo se mostró más rápido y atinado, aunque las diferencias no eran grandes.

Entonces Golovkin aceleró las acciones y le dio la vuelta al combate con golpes más acertados. Estábamos en el noveno asalto y el combate arrojaba cuatro asaltos para cada uno.

vlcsnap-2017-09-17-14h52m04s786Un espectacular uppercut de contra de Canelo

Sin embargo, quizá a partir de aquí se notó más la diferencia de Edad. Golovkin empezó a dar la sensación de estar más cansado. Era lógico, había tirado muchas manos poderosas que Canelo esquivó con maestría y eso cansa mucho. Sin embargo Canelo estaba muy fresco y rápido, esquivaba muy bien, se paró varias veces en las cerdas, dónde supuestamente era presa fácil para Golovkin y, sin embargo, salió vivo de ellas esquivando bien los peligrosos golpes.

Además, como se sentía fresco empezó a contragolpear en combinaciones de golpes.

Así como Golovkin solo había ido a buscar el KO, Canelo, sabedor de su menor pegada y del encaje de su rival dedicó buena parte de sus golpes a atacar el hígado y el estómago de Golovkin con el objetivo de dejarlo sin piernas, de sacarle el aire y que llegara muy cansado para que al final pudiera tirarlo.

No lo consiguió del todo, GGG es muy fuerte y tiene una preparación física tremenda por lo que sí, llegó cansado pero muy lejos de que le pudieran noquear. Además, sacó fuerzas en los dos últimos asaltos porque sospechaba que podía estar perdiendo el combate a los puntos  y Canelo contraatacó con habilidad y puntería pero sin conseguir imponerse.

Cuando terminó el combate yo acabé con la sensación de que Canelo estaba un poco por encima de Golovkin en las cartulinas pero desde tiempo inmemorial hay una ley no escrita que rige los combates por el título del mundo. Para que el campeón pierda ha de perder claramente. Se lleva cumpliendo desde que se da el boxeo y creo que se volvió a aplicar esta noche. Un juez dio ganador a Canelo (118-110, a saber qué combate estaría viendo), el otro a Golovkin (115 a 113) y el tercero dio empate (114 a 114), por lo que al final fue combate nulo. No ganó ninguno de los dos con la excepción del público que disfrutó de una grandísimo combate y con la revancha en la mente de todos. Lo que quedó claro es que el reinado de Golovkin ya no está tan claro y que Canelo es un aspirante que se lo puede arrebatar a la próxima. Desde luego, espero que no tarde en haber revancha porque este sí ha sido la pelea del año y respondió con creces a lo que se esperaba de ella.

Saludos fremen.