Las nuevas series: El tirador

En el año 2007 Antoine Fuqua (Training Day)  rodó una película con Markk Wahlberg en la piel de un francotirador al que le tienden una trampa. La película empezaba muy bien pero luego se quedaba en una más de acción bastante vacía.

El caso es que Fuqua se debió quedar con ganas de contar bastante más porque ahora produce una serie basada en esta misma historia.

Billy Lee Swagger (Ryan Philippe, Crueles intenciones) es un tirador excepcional, un francotirador con una lista  de bajas inmensa pero que está retirado del ejército y vive tranquilamente en su casa al lado del bosque con su mujer y su hija.

Con él contacta su antiguo capitán ahora en el FBI (Omar Epps, House) para que le ayude con sus amplios conocimientos para evitar el asesinato del presidente de los USA. Le acompaña el agente Jack Payne (Eddie Mclintock, Almacén 13).

El comienzo es muy similar a la primer parte de la película y está muy bien llevado. Swagger más allá de que sea francotirador es un patriota que parece sacado de un cartel de reclutamiento. Si incluso al principio, cuando está en el bosque cazando, no solo no mata sino que libera a una loba atrapada en una trampa y les da una lección a los dos dentistas que estaban de caza, bebiendo y que habían puesto la trampa ilegal para la loba.

Tengo que decir que me repugna bastante la operación de lavado de imagen que últimamente se está haciendo con los francotiradores. Juegos como la saga Sniper Elite o Sniper Ghost Warrior, películas como El tirador o The Shooter, o esta misma serie, dan una visión positiva. A mí el francotirador me parece un personaje repugnante, solo un peldaño por encima del torturador. La guerra es repugnante pero al menos es un enfrentamiento y se supone que alguna posibilidad tienen quienes luchan pero el francotirador mata sin que lo vean, hiere a personas para que otros vayan a ayudarlos y seguir acumulando víctimas, matan a civiles apara sembrar el pánico aparte del clásico eliminar a un objetivo importante. No veo nada heroico o digno de destacar en esto.

Una vez dicho esto, la serie no habla de esos francotiradores sino de este que es un vecino estupendo, buena persona, amigo de sus amigos, que cada año manda flores a la madre de su ojeador porque falleció, en fin, un gran tipo que tiene el trabajo que tiene que tener para ayudar a su país.

La película era de acción del montón y podía haber sido un francotirador o Rambo el protagonista, pero en la serie es bastante más interesante porque pueden explorar muchas más cosas, desde su captura por la policía, lo que frustra los planes de los conspiradores, su fuga o la promesa de lo que va a hacer a partir de entonces, todo crea un thriller muy interesante. Es un thriller versión hombre inocente acusado injustamente de Hitchcock pero que cambia en que no es un hombre normal sino un marine  por lo que tiene bastante acción y muy bien coreografiada, por cierto.

A todo esto, un marine con una hoja de servicios modélica no se explica muy bien que pueda cometer un atentado y sin embargo aparece en el listado de posibles amenazas que llega a la policía local ante la visita del presidente, lo que llama la atención a la agente Nadine Memphis (Cynthia Addai-Robinson, Amanda Waller en Arrow) que por diversos detalles no verá claro que sea un terrorista.

Por el momento la serie es muy entretenida, y si bien los personajes no son precisamente memorables porque son una colección de tópicos, la historia está muy bien contada y engancha,  hay que ver si aguanta el ritmo y si no empiezan a meter capítulos de relleno que le harían mucho daño pues mantener el suspense durante 22 capítulos es más que difícil. Lo intentaron en Quantico y fue un completo desastre, ya se repetía en la primera temporada.

Muy recomendable por el momento. La serie la emite Netflix en España a episodio por semana. Saludos fremen.