Las nuevas series: Psycho-Pass

En esta semana del anime aleatorio, es decir, encuentro algo de anime que me llama la atención y me pongo a verlo, iba a ver el segundo episodio de la segunda temporada de SAO cuando al ladito en Netflix estaba Psycho-Pass.

Según Netflix me iba a gustar y lo he puesto a ver qué tal.

La historia recuerda poderosamente a Minority Report. En un futuro distópico, esperemos, la humanidad lleva unos carnets que predicen su coeficiente criminal, es decir, la posibilidad de convertirse en un criminal.

El capítulo comienza con una novata, Akane Tsunemori que se acaba de incorporar a la unidad Psycho-Pass y que comienza con el caso de un tipo que ha pasado por un escáner y lo ha calificado como potencial criminal. Saber que es un potencial criminal e írsele la olla es todo uno y ahí interviene la unidad a la que se ha incorporado y que dirige Nobuchika Ginoza. Esta unidad tiene la particularidad de utilizar a posibles criminales como ejecutores, perros de presa que persiguen a los criminales.

Con un solo capítulo de apenas veinte minutos la serie le da mil millones de vueltas al aborto de serie que han hecho con Minority Report. No la película, que me gusta mucho, sino la serie que es el procedimental más aburrido y baboso que he visto en años.

Este primer capítulo de Psycho-Pass es magnífico, te presenta la idea de la serie que es fascinante, el contexto, los personajes y la novata que desde el primer capítulo la lía.

Además, hace lo que la buena ciencia ficción, te permite reflexionar y pensar sobre ese mundo, esa situación tan actual de seguridad versus libertad.

Especialmente impactante es la situación de la víctima del ataque del criminal.

Si de historia y ritmo va sobrada, los personajes acompañan. La novata es un clásico, aparentemente torpe, inútil, casi sin capacidad de habla de tanto que tartamudea. Casi esperas que se esconda debajo de la mesa para que no la vean… hasta que se suelta un poco y hace lo que cree que debe hacer con las consecuencias que esto tiene.

Los demás personajes se ven menos pero destaca bastante Masaoka, uno de los ejecutores que ejerce como guía en el aprendizaje de la chica.

En cuanto a la animación es magnífica, la recreación del futuro muy buena pero no especialmente novedosa, bastante cyberpunk estilo Ghost in the Shell.

Tampoco es que sea sorprendente, detrás está el prestigioso Production I.G. que tiene en su haber películas y series series como Ghost in the Shell, Evangelion Death y Rebirth, Blood, La espada del inmortal, Genshiken, FLCL o Ataque a los Titanes además de colaboraciones en USA de mucha calidad como Gotham Knights o Halo Legends, entre muchas otras.

En definitiva, gran primer capítulo para una serie de ciencia ficción que tiene una pinta tremenda, a ver si no se desinfla. por el camino.

Saludos fremen.