El fin del síndrome de Diógenes digital (VIII)

Hoy han tocado algunos de los mejores y más legendarios juegos de la historia y que no había jugado nunca junto con otros más modernos, alguno irrelevante pero también alguno que se ha labrado un nombre desde que salió no hace tanto.

Deus Ex

La leyenda es cierta. Deus Ex es un juego completísimo Cyberpunk que te permite encarar las misiones desde el punto de vista que quieras. El apartado gráfico es muy anticuado para la actualidad, pero lo suple de sobra con la jugabilidad. El juego está traducido y salvo que duele mirarlo, me apetece mucho porque el potencial de ese mundo Cyberpunk es tremendo.

Cubetractor

Un juego de estrategia y acción con unos gráficos muy secillos, pixelart como no podía ser menos en un indie, pero divertido de jugar. El ¿argumento? es que eres un robot y vas recogiendo baterías pero hay robots que te lo impiden, torretas que disparan ý otros obstáculos y con la habilidad de atraer cubos que destruyen a los robots si le dan y de fusionar dos cubos para convertirlos en una torreta, hay que ir resolviendo las pantallas. Es divertido y sencillo, pero creo que no seguiré con él, me parece bien, pero nada demasiado apasionante.

Crusader Kings II

Creo que es la primera vez que me enfrento a un título de estrategia de Paradox y es abrumador. En el tutorial empiezas a ver decenas de menús y no sabes ni por donde empezar. Y eso que el planteamiento es interesante porque empiezas como el rey Alfonso II de Leon y está España dividida en distintos reinos cristianos y musulmanes y la profundidad de lo que puedes hacer con guerras, matrimonios, herederos, espías y muchas más opciones es tremenda. Desgraciadamente, parece que necesitas como seis horas para entender cómo se juega y me parece un poco largo como preparación. Creo que prefiero Civilization, que tiene un equilibrio fantástico entre diversión y profundidad.

Deux Ex Invisible War

Sigue la estela del primer Deus Ex pero con un apartado técnico sensiblemente mejor. Es increíble que en ese aspecto haya mejorado tanto en solo tres años. Pero lo más importante no es eso. El comienzo con la ciudad de Chicago siendo destruida y después teniendo que escapar de unas instalaciones mientras hay un enfrentamiento entre la empresa para la que trabajo, Tarsus, y una Iglesia que intenta “liberar” a los reclutes mientras se cargan a todo el que se mueve. Todo esto mientras te escabulles por conductos de ventilación, consigues implantes, controlas cámaras y torretas y finalmente huyes, crea una primera impresión genial del juego. Lo retomaré, que tiene una pinta genial. La pega es que la versión Steam está en inglés, pero se puede encontrar con facilidad la traducción al castellano.

DOOM 3 BFG Edition

Un tres en uno espectacular. Sorprendementemente el que más me ha gustado ha sido el Doom original, que es increíble, con sus gráficos malos y sus limitaciones, como engancha y no lo dejas hasta que no acabas el nivel. El Doom II también pero menos. EL Doom 3 tiene un buen aspecto pero pierde la inmediatez y diversión que tenían los anteriores. Gráficamente no está mal pero tampoco es que hayan hecho mucha cosa en esta versión remasterizada porque las cabezas de los marines calvos y científicos calvos (hay un grave problema de alopecia en el futuro) son picudas, con bastantes aristas, la verdad. Aún así, el entorno tiene un buen diseño así como los personajes. Además está doblado al español. Pero la pistola produce un efecto muy parecido a atacar una manada de rinocerontes con tu tirachinas. Un cargador a la cabeza y, con suerte, se termina muriendo. De cualquier modo, tres estupendos mata-mata. Los dos primeros los retomaré en breve. El tercero lo jugaré si me apetece un shooter y no hay nada mejor.

Dragon Age Origins Ultimate Edition

Impresionante el comienzo, al menos con un mago, en Dragon Age. Entra en una dimensión llamada “El Velo” para graduarte como mago y enfrentarte a un demonio. Recuerda bastante a la prueba de las iniciadas para convertirse en Aes Sedai en “La rueda del tiempo”, punto a su favor. Dentro la prueba es apasionante.  Encuentras espíritus que habitan en el velo y, por ejemplo, hay un guerrero que puedes derrotar para conseguir un arma o, si eliges bien lo que dices, que te la dé directamente. Luego está el demonio de la pereza que te desafiará a tres acertijos, o puedes irte, o puedes luchar con él, y si le derrotas convertirá a tu primer compañero del grupo en Oso, mucho mejor que el ratón que era, para derrotar al demonio. Parece un gran juego, con mucha libertad de elección, buena apartado técnico y traducido. Además, la personalización del personaje incluye una historia distinta según elijas un humano, un elfo o un enano que sea mago guerrero o pícaro. Lo jugaré, la primera impresión es inmejorable.

Dungeon Siege III

Un heredero de Diablo y bien hecho, divertido de jugar, en este caso con un mago, que puede teleportarse como si de Rondador Nocturno se tratara apareciendo, golpeando y desapareciendo. Traducido al castellano, divertido, historia normalita de una tirana con la que habrá que enfrentarse al final. Está bien, es más colorido que Diablo III y el apartado técnico es comparable. No obstante, DIablo III me gusta más el diseño y la jugabilidad y será ese el que juegue.

Bueno, definitivamente me han gustado mucho los juegos de Rol, tanto los Deus Ex como Dragon Age, así como los dos primeros Doom. Los demás, no están mal pero, o bien son demasiado complejos y no consigo encontrarle la diversión, como Crusader Kings II, o es un jueguecito para pasar el rato que no está ni bien ni mal, como Cubetractor, o es un mata mata de serie que tampoco me dice mucho como el DOOM 3 o el enésimo clo de Diablo III, aunque bien hecho, un clon, como es Dungeon Siege III.

Saludos fremen.