Star Trek Especial 50 aniversario. Las nuevas películas.

logo-startrek-50_884x381

“El espacio: la última frontera. Estos son los viajes de la nave estelar «Enterprise», en una misión que durará cinco años, dedicada a la exploración de mundos desconocidos, al descubrimiento de nuevas vidas y nuevas civilizaciones, hasta alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar.”

Todo empezó con Gene Roddenberry. En 1966 comenzó con la serie que lo iniciaría todo, Star Trek (aquí traducida como “Caravana a las estrellas”) a la que posteriormente se le suelen añadir las siglas TOS (The Original Series).

En ella planteaba un universo en el que la existía una organización, la Federación de Planetas, que era un gobierno justo, democrático y en general bondadoso y que creó sus naves con el propósito de conocer nuevos seres y nuevas civilizaciones, expandir el conocimiento mediante la exploración de lugares no visitados para el hombre. La serie tuvo un éxito relativo y apenas estuvo en antena tres temporadas, pero la serie fue vendida en sindicación y se siguió viendo en los siguientes años, aumentando el interés sobre ella.

Esto hizo que en 1979, diez años después de ser cancelada, se retomara la serie pero ya no como una serie de televisión sino como una película de gran presupuesto, probablemente influenciados por el éxito que había tenido Star Wars el año anterior.

A pesar de no ser redonda la película funcionó y la continuaron cinco películas más con la tripulación de la serie original.

En paralelo, el interés por el universo creado por Roddenberry aumentaba y a raíz de ello se estrenó en 1987 Star Trek la Nueva Generación. Con una nueva tripulación liderada por el Capitán Jean-Luc Picard (Patrick Stewart) la serie se mantuvo en antena con gran éxito durante siete temporadas y de ahí saltaron, como la anterior generación, al cine con cuatro películas.

Pero no solo fue la Nueva Generación, en vista del éxito se crearon durante este tiempo tres series más de Star Trek, no tan populares, pero que tuvieron bastante éxito y se mantuvieron durante años en antena. Asi, Star Trek Espacio Profundo Nueve, Star Trek Voyager y Star Trek Enterprise se mantuvieron en antena durante años, terminando la última en 2.005.

El reinicio

JJ Abrams llegó a Star Trek en un momento en que la franquicia pasaba por una seria disyuntiva. Tanto las últimas películas como la última serie habían tenido menos éxito y se encontraba con que tenía una enorme base de aficionados fieles que conocían muy bien la historia pero el problema de una carga demasiado pesada de diez películas y cinco series que hacían el acceso a nuevos espectadores muy complicado.

La solución era reiniciarlo todo pero eso era muy peligroso. Se corría el riesgo de perder a los millones de fans que adoraban el universo de Star Trek y que los recién llegados no vieran más que una película de ciencia ficción con navecitas más.

Star Trek (2009)

Con esta espada de Damocles se estrenó en 2.009 Star Trek.

La película cuenta la historia desde el principio de los miembros de la tripulación de la Enterprise de la serie original con la renuente incorporación de del Capitán James T. Kirk (Chris Pine, Jack Ryan: operación sombra) a la academia donde se encontrará con Spock (Zachary Quinto, Heroes), Uhura (Zoe Saldaña, Colombiana) o Bones (Karl Urban, Las Crónicas de Riddick) y más tarde con Pavel Chejov (Alton Yeltsin) o Scottie (Simon Pegg, El fin del mundo). Todos personajes entrañables que de repente se ven desde otro punto de vista fresco y distinto. Lo que está muy bien pero si se hubiera quedado en ese no sería más que contarnos otra vez la historia de Star Trek. Pues no, no se queda ahí.

Después de diversos avatares, todos terminan en el Enterprise porque aparece una nave con una megalómano rabioso llamado Nero (Eric Bana, Torya) que decide enfrentarse a la federación y que conoce a Spock al que odia enormemente, mientras que este no le recuerda en absoluto.

La aparición de Leonard Nimoy o la destrucción de un planeta muy importante que no sucedía en la serie original, son algunos de los elementos de un guión extraordinariamente cuidadoso y hábil, fruto de Alex Kurtzman y Roberto Orci (ambos guionistas de Fringe o Alias, por ejemplo) que teje una historia muy interesante y apasionante que, no solo presenta desde el principio a los personajes y resetea todo, sino que reconoce todo el legado anterior aunque lo sustituya. El resultado es una magnífica película de ciencia ficción perfectamente accesible a los no aficionados a Star Trek y respetuosa con los Trekkers de toda la vida. Un peliculón comparable con las mejores películas de ciencia ficción que se han hayan filmado.

Star Trek. En la oscuridad (2013)

Fruto de este buen resultado en 2.013 se estrenaría la nueva película, Star Trek, En la oscuridad.

Dado el estatus establecido en la anterior por la cual todo estaba por descubrir, guionistas y director decidieron recuperar a uno de los mitos de la serie, el adversario más temible y emblemático de la serie original que volvió en el cine en la que muchos consideran la mejor película de las de Star Trek con la tripulación original, “Star trek II: La ira de Khan”.

En este caso Khan es interpretado por Benedict Cumberbatch (Sherlock). Khan es presentado como un agente renegado de la Federación de Planetas que ahora es un terrorista y al que, saltándose todos los protocolos, envían al Enterprise a matarlo pues se ha refugiado en una región deshabitada del imperio Klingon y sus crímenes son imperdonables. Kirk parte dispuesto a ello pero Spock le ayuda a replantearse la misión y decide capturarlo. Finalmente lo consigue lo que revelará que nada es lo que parece y que si bien Khan es un terrorista, hay mucho más detrás.

La película vuelve a contar con un magnífico guión, fruto de los mismos guionistas y de la incorporación del infame Damon Lindeloff (autor de uno de los peores finales de la historia de la televisión en Perdidos), con el cual JJ Abrams crea una película con mucha acción, algo de sentido del humor y nuevamente una historia compleja con un gran antagonista con una sólida motivación. En este aspecto concreto es superior a la anterior película aunque en la historia en general me sorprendiera más en la anterior. De cualquier forma sigue siendo un peliculón que en mi opinión supera ampliamente a La Ira de Khan.

Nuevo éxito conlleva a que se desarrolle una nueva película, y también una nueva serie. De la serie aún no se sabe demasiado salvo que se estrenará en 2.017 y que parece que buscan una actriz afroamericana para hacer de capitana. No sería nada sorprendente pues Star Trek siempre ha abogado por la igualdad de razas, sexos y religiones. Es muy conocido que el primer beso interracial en la televisión americana se dio en la serie original de Star Trek (mientras que en el cine en el Informe Pelícano, en 1.993 quitaron el beso que aparecía en el libro para que Denzel Wahington y Julia Roberts no escandalizaran a nadie).

Star Trek. Más allá (2016)

Así, en 2.016 se ha estrenado Star Trek. Más allá.

JJ Abrams saltó a Star Wars para dirigir la estupenda Star Wars VII y se quedó como productor de esta, pasando el timón a Justin Lin (director de la magnífica Fast Five) y pasando los trastos de escribir a Simon Pegg (Bienvenidos al fin del mundo) y Doug Jung (Confidence).

El cambio de timón es peligroso y de hecho se nota bastante. La película posiblemente sea la más espectacular de las tres, lo que ya es decir, pues comienza con el Enterprise a mitad de su misión de cinco años de exploración atendiendo una llamada de auxilio en una región inexplorada. A partir de ahí tendrán que luchar por sobrevivir ante el ataque más devastador y espectacular que sufren desde el reinicio, acabando en el planeta Altamid del que tendrán que intentar huir para evitar la destrucción de una estación espacial.

La película es la más espectacular, sin duda, pero el guión se resiente porque las motivaciones de ese odio a la Federación de Planetas no se cuentan hasta el final, quedando la película un poco descompensada. También tiene puntos no muy brillantes como el porqué del ataque de Krall y la información que dispone sobre lo que esta lleva, que se explica de aquella manera. Además, el pesado maquillaje de Krall y sus compañeros, que recuerda al de G’kar de Babylon 5, les resta mucha expresividad y si a eso se une que en el doblaje no se reconoce la voz de Idris Elba, este queda bastante desaprovechado, más aún si se le compara al papel de Benedict Cumberbatch en la anterior. Además, el final es satisfactorio pero no deja de recordar a cierta película parodia de Tim Burton.

De cualquier forma es una buena película que rinde un emotivo homenaje y le da la adecuada importancia al fallecimiento de Leonard Nimoy trasladado aquí al fallecimiento de Spock. La película está dedicada a él y a Anton Yeltsin que había interpretado a Pavel Chejov en las tres películas y que también falleció.

Que 50 años no es nada

El futuro es muy prometedor. La película ha tenido mucho éxito y mantiene un notable nivel, las dos anteriores tienen un nivel sobresaliente. La franquicia con 50 años a sus espaldas vive un momento magnífico con la llegada de la serie mencionada antes y la cuarta película del reboot ya confirmada. Mientras mantengan este nivel le deseo larga vida y prosperidad a una serie eminentemente positiva y optimista a pesar de que lo que se encuentran en muchos casos no lo promueva.

Felicidades por estos 50 años y que sean muchos más.

Saludos fremen.

  • Sergio Sr. Rubio

    Antes de nada. BRAVO. Increíble homenaje y retrospectiva que te has marcado a la saga en general junto con las críticas a las nuevas. Primero Noelia con Resident Evil y ahora tu con Star Trek. ¿Que coño pasa? ¿Acaso es el mes de hacer tesis doctorales jodidamente magistrales sobre tus aficiones? xD

    Yo te puedo decir que el reboot de la saga es responsable de lograr 2 cosas que muy pocas películas han conseguido: Acercar e interesar a nuevos fans a la saga (Como es mi caso) por un lado. Y renovar la pasión de los fans más veteranos por el otro (Como el caso de mi padre, que desde La Nueva Generación pensaba que la saga estaba remuertísima) Muy pocas producciones tienen tal honor. Y eso es digno de todo nuestro respeto.

    Respecto a la nueva trilogía. Para mi gusto las 2 primeras son geniales. La primera por esa forma tan ingeniosa de introducir la nueva trama y el nuevo universo de la mísma, ayudándose de viajes en el tiempo y futuros alternativos. Y la segunda por el puto Kahn. El villano más carismático, poderoso y complejo que ha dado el universo de Star Trek. Cumberbath hace un trabajazo encomiable (Aunque mi viejo le tiene más cariño a Montalbán)

    La tercera es buenísima, pero por desgracia flojea si la comparamos con el nivelazo que han dejado las otras 2. Con una historia más compleja en la primera y un villano tan carismático en la segunda, esa la que sale peor parada de la comparación. Pero aisladamente, tienes una película muy buena y bien digna.

    Una vez más, trabajazo que has realizado. Un saludo tio!

    • Lo de Lorena es mucho, no compares, que la chica ha hecho unas entradas espectaculares y trabajadísimas. Qué pena que no las disfrute tanto como debiera debido a que he jugado poco a los Resident o a los Silent Hill. Pero no quería dejar pasar el 50 aniversario sin hablar de una serie que me entusiasma desde hace décadas.

      Sí, no es moco de pavo enganchar a distintas generaciones y contentar a fans y a casuals.

      Entiendo lo de que tu padre prefiera a Ricardo Montalban, pero es que según me contabas es muy fan de la serie original y yo soy más de la Nueva Generación (¡Picard forever!) así que no tengo tanto cariño por ese Khan y me parece bastante mejor esta versión.

      Estoy de acuerdo, la tercera si no se compara es una muy buena película.

      Me alegra que te haya gustado, Saludos fremen.

  • Buen repaso, Paul. Soy relativo fan de la saga desde hace unos años, cuando un amigo me enganchó con las pelis de Picard; de ahí empecé mirando las series, con Voyager hasta la 5te hasta que pude encontrar NG con las voces originales (a Picard tengo que escucharlo en inglés). Con NG creo que voy por la 4te, pero voy despacio.

    La primer peli de Abrahms me encantó, creo que se supo llevar muy bien el espíritu de la serie al cine. La segunda, en cambio, no me gustó, me aburrió bastante y la encontré muy oscura (algo así como Némesis), no era lo que yo espero de Star Trek. La tercera todavía no la vi.

    Y bueno, también me alegra que la saga esté más viva que nunca. Larga y próspera vida.

    • A mí la segunda me ha encantado. La volví a ver hace unos días para preparar la entrada y de paso llevar frescos los acontecimientos y me ha gustado más que la primera vez que la vi pues he apreciado mejor como todo encaja y te garantizo que es Star Trek 100%. Es cierto que es más oscura pero es lo que pide la historia que es una reinterpretación de la segunda de la serie clásica, La Ira de Khan y tampoco hay tanta diferencia con la primera en cuanto a oscuridad con Nero en un papel más torturado que el de Khan.

      Ya me dirás que te parece la tercera. Te puedo adelantar sin spoilers que es mucho más luminosa que la segunda y que es espectacular y muy entretenida.

      Saludos fremen

  • Pingback: Las nuevas series: Star Trek Discovery | Casa Capitular de Atreides()