Las nuevas series: Lucky Man

Cuando vi anunciada en AMC una nueva serie de Stan Lee de la que no había oído hablar me entraron serias dudas. Por un lado, Stan Lee no ha creado nada relevante desde hace al menos 40 años. Por otro lado, que no fuera relevante no significa que no tuviera buenas ideas, aunque no acabaran de cuajar. En definitiva decidí darle una oportunidad y ha sido una muy agradable sorpresa.

Sorpresa en general. Me esperaba una serie de superhéroes americanos y va a ser que no. Lucky Man cuenta la historia de un detective de Scotland Yard (un magnífico James Nesbit, The missing) en el Londres actual, muy bueno,  pero un desastre autodestructivo con una tremenda adicción al juego, abandonado por su mujer e hija y con un nuevo jefe de policía que quiere mejorar el cuerpo de policía y para eso quiere quitarse a toda la morralla, considerando al protagonista, Harry, entre ellos. Que maten al tipo al que le debe un montón de pasta el día que se la acaba de reclamar tampoco es que vaya a ayudarle.

En esa complicada noche termina liándose con una chica, Eve (Sienna Gilory, Luther) y a la mañana siguiente no hay chica pero tiene un brazalete que no se puede quitar.

A partir de aquí verá como su suerte empieza a cambiar pero que no todo es tan bonito como parece.

Además de todos los problemas, y no son pocos, hay gente muy interesada en conseguir ese brazalete.

La serie es realmente interesante, las interpretaciones son muy convincentes y la historia engancha desde el primer capítulo. No hay superpoderes pero la trama criminal está muy cuidada, como si fuera un policíaco y no uno de superhéroes en el que la policía es poco más que una excusa. Aquí es bastante más realista, en algunos momentos me recordó bastante a Luther, compañera que le admira pero le sufre incluida (Amara Karan, Viaje a Darjeling), pero con el cambio en la ecuación que es ese brazalete y todo lo que le rodea.

Para los seguidores de sus cameos, en el primer episodio también hay uno de Stan Lee aunque con una peculiaridad. Puede que me equivoque, pero creo que es la primera vez que sale como él mismo.

A ver si se mantiene, pero los productores son los de Downtown Abbey, es decir, series de calidad, y los actores son muy buenos, cuentan con una gran premisa y en sus dos capítulos emitidos no decae el interés en ningún momento, así que tengo esperanza en que los diez capítulos de esta temporada merezcan la pena.

Saludos fremen.