En cuanto al Comics Gate

“I can’t grasp how someone could love the Marvel universe– one full of heroes who are in one way or another outcasts, but who still choose to fight for the world explicitly rejecting them– and come away with even a drop of intolerance in their soul” Phil Hester.

Parece increíble que estemos en esto. Hay gente que tiene muy claro que los superhéroes tienen que ser como ellos los vivieron en su día y no cambiar jamás. Feminismo, mujeres haciendo cómics, protagonizando cómics, superhéroes negros, latinos, asiáticos. Todo eso es lo que odian. No son sus cómics, no eran así y no pueden cambiárselos.

El otro día leí un mensaje que decía que era una lástima que fuera tan corta la etapa de Peter Parker como millonario, era la primera vez que leía a Spiderman y quería que siguiera así.

Solo es un ejemplo. “Mi” Spiderman era fotógrafo del Daily Bugle y le costaba pagar el alquiler.

Es decir, los cómics evolucionan, afortunadamente, y aferrarse a un momento concreto es muy paleto y muy egocéntrico al mismo tiempo.

Pues aún así, nos hay algunos iluminados que tienen muy claro cómo deben ser las cosas y cómo no y casualmente eso significa nada de minorías étnicas ni nada de mujeres en “sus” Superhéroes. Solo blancos, por lo visto.


Miles Morales es Spiderman

Concretamente esto se aglutina en un movimiento increíblemente cansino como el del Comicsgate que no admiten cambios en los superhéroes.

No digo que no entienda que algunos cambios sean muy irritantes y una bofetada en toda la cara al personaje y atodos sus años de historia.

A mi me molestan cosas como hacer cambios en personajes que ya tienen una historia. El cambio de orientación sexual de Bobby Drake, Iceman, por ejemplo, me parece un error y un puñetazo en la continuidad. Tienes personajes que son gays desde el principio como Estrella del Norte. Puedes crear personajes nuevos. Pero no se crean porque prefieren intentar captar a nuevos lectores con personajes que ya tienen nombre y a ver si los de toda la vida también aguantan.  Eso me molesta porque me hace pensar que hay una falta de talento unida a una falta de respeto e interés por la historia del personaje.

Pero no que Jane Foster sea ahora Thor. Tiene una buena historia detrás y no es que al Thor original lo hayan cambiado de sexo (de hecho, ya fue una rana, así que hasta podrían haberlo hecho) por captar lectores sino que hicieron un cambio siguiendo la idiosincrasia de la serie.

Asi que mayor inclusividad, por supuesto, con talento y nuevas ideas, aportarán aire fresco a los cómics, a las películas, si se hace bien y se incorpora. Pero ¿qué sentido tiene que una valkiria sea negra? Le cambia el color de la piel ero ¿aporta algo de sus culturas, sus creencias? ¿Tiene algo de sentido? ¿Piensan que los espectadores que tengan el mismo color van a acudir en masa porque hay una valkiria negra?

Yo lo dudo muchísimo porque solo cambia el color de su piel pero sigue siendo una valkiria nórdica, parte de las Eddas y con toda la carga cultural de las mismas: el lobo Fenrir, Loki,  el Ragnarok, los siete mundos, los enanos, elfos, gigantes del hielo. Pinta tanto ahí como un bombero torero. O que los ministros en la corte de Wakanda fueran blancos u orientales.

Y la tercera más taquillera de todos los tiempos

Por cierto, puede que sea casualidad, pero Black Panther es la película de superhéroes más taquillera de la historia. Sin necesidad de cambiar a nadie de color, una nación africana llena de los habitantes de la nación. Sí, negrso, no tuvieron que cambiar a nadie ni ponerlo blanco para que millones de espectadores hayamos podido disfrutar de la historia.

A Thor Ragnarok no le ha ido mal pero teniendo en cuenta que buscaba sumar a los espectadores de todas las razas por inclusión y se ha quedado veinte puestos más atrás entre las películas de superhéroes. debería hacer reflexionar un poco a los estudios y tener un poco más de fe en los espectadores.

Mi conclusión es que la inclusión es muy buena, un soplo de aire fresco, nuevas ideas y enfoques en el cómic pero que no hay que forzar la inclusión.

Si los superhéroes que se adaptaron tuvieron éxito y por eso están llevándolos a otros formatos, respeta sus historias y sus características y crea personajes para la ocasión de otras razas o tendencias sexuales, no cambies los que son queridos u odiados desde hace décadas.

Muy fan de Idris Elba, pero de Dios Nórdico, como que no lo veo

Forzar elementos de inclusión como la Valkiria o Heimdall es estúpido en todo momento porque no es más que un cebo para intentar atraer a público de esa raza sin aportar nada ni de su cultura ni de su forma de actuar. Idris Elba, un grandísimo actor, solo puede hablar como un dios nórdico. Punto. Para lo que puede hacer, lo habría hecho igual Dolph Lundgren y, lo más terrible, quedaría más creíble.

Pero es que hay casos y casos. James Bond, por ejemplo. O el Doctor Who. Son personajes que sí son susceptibles de cambiar. 007 ha ido cambiando de actores por el paso del tiempo. Es un agente secreto británico con licencia para matar. Ahí Idris Elba sí que encaja perfectamente porque cumple todos los requisitos, británico y con buena planta, de hecho tiene el plus de ser buen actor.

La nueva Doctora. Muchas ganas de ver la nueva temporada.

O el Doctor. Que no es humano y que cada X tiempo se transforma y cambia de aspecto. No es hombre ni mujer permanentemente, es de Gallifrey, y ya habíamos visto como el Maestro, también de Gallifrey,  había sido hombre y luego mujer. Pues ahora el doctor lo encarna la estupenda Jodie Whitaker (Broadchurch) y mucha gente ha saltado.

No lo entiendo, dan un soplo de aire fresco utilizando los mecanismos de la propia serie. Cosas nuevas,  distintas, que aporten interés, sin traicionar todo lo anterior sino apoyándose en ello. Así el inclusismo es algo bueno y que ayuda a que haya interés, nuevos puntos de vista, historias nuevas.

Mi postura es clara, que creen personajes nuevos, historias nuevas, que las mezclen con los personajes antiguos, pero que no cambien el color o la orientación porque sí, si lo hacen que sea con verdadero talento, utilizando la misma historia del personaje.

Ms. Marvel es Kamala Khan, y es un gran cómic

Volviendo a Spiderman, tienes un Spiderman latino, Miles Morales, una Ms Marvel musulmana, Kamala Khan,  y tienes también su cultura y un punto de vista diferente al de Peter Parker, blanco y de New Yersey, volviéndolo de repente negro, o Carol Danvers blanca y rubísima igual de latina. AHora hay cuatro personajes y más buenas historias que leer. Para mi, es la fórmula para que disfrutemos todos más.

Espero que los que siguen a los racistas y machistas del Comics Gate reflexionen un poco y vean que, en realidad, este movimiento no es más que la forma de que varios creadores sin talento, liderados por un desconocido pero con ojo para aglutinar los sentimientos más rancios en su propio beneficio, Richard C. Meyer, que  están recibiendo dinero de gente que cree que están defendiendo los valores del cómic americano.

Mucho más práctico, apoyar aquellos cómics que son buenos y no comprar los que son malos, que el protagonista o el autor sea de una raza o un sexo es indiferente, lo importante es que sean buenas historias y recomendarlo en las redes. La vida no es tan larga como para aguantar a los mediocres que intentan aprovecharse de la situación.

Si queréis saber más sobre el cómics gate hay un estupendo artículo en Magnet

Saludos fremen.