Anime: Samurai Flamenco – Una justicia que no termina de encaminarse (Héroes Delta)

   Con motivo de la iniciativa Héroes Delta de Zona Delta, he decidido escribir una entrada con la temática heroica, aunque no seré tan previsible al elegir un cómics o videojuego, sino que tomaré una serie que poca gente recuerda (quizás con bastante razón), y que en su tiempo me pareció bastante curiosa, especialmente por la manera en que evoluciona (más bien »salta») su argumento. Sin extenderme más, demos un repaso a Samurai Flamenco.


Estudio: Manglobe (Japón)

Director: Takahiro Omori

Género: Acción, aventura, comedia drámatica, superhéroe

Episodios: 22


La siguiente reseña contiene SPOILERS

     La historia nos cuenta la historia de Masayoshi Hazama un modelo, fanático de las series Tokusatsu y las series Super Sentai. Desde pequeño su sueño siempre ha sido ser un superhéroe, para luchar contra la justicia y así hacer del mundo un lugar mejor. Es así, como un día decide preparar un disfraz y salir a combatir el crimen, bajo la identidad de ‘‘Samurai Flamenco’’ (a veces conocido como ‘‘Samumenco’’), convirtiéndose en un fenómeno del internet. Cuando una de sus »misiones» resulta mal, termina siendo descubierto por un policía llamado Hidenori Goto, y es aquí cuando su historia ira escalando hasta alturas insospechadas.

    Como podemos ver la serie comienza con un argumento que nos recordara bastante a Kick-Ass (Millar & Romita Jr., 2008), pero con una visión bastante más suavizada y desde una perspectiva mucho más japonesa. Es interesante ver como el personaje va aprendiendo poco a poco a ser un héroe, siendo reconocido por la población e incluso en un momento volviéndose indispensable para la seguridad nacional.

     El tema con esta serie es que nunca tiene muy claro a que busca apuntar, podríamos decir que sigue la estructura de Tengen Toppa Gurren-Lagann (Gainax, 2007), pero sin tener personajes carismáticos, ni trabajar bien el desarrollo de estos ni contando con un contexto ni líneas claras sobre las que trabajar. Esto se puede apreciar en como el argumento pasa de contar la historia de una persona normal convirtiéndose en un vigilante, a una serie donde los humanos ganan poderes de la nada y cuentan con un mecha al estilo de los Super Sentai (Toei Company, 1979-2019), a terminar enfrentándose a con un enemigo prácticamente omnisciente que habita en otro plano existencial.

    De este modo, la serie pasa por distintos tipos de género, no acertando demasiado en ninguno, más allá del gran inicio que tiene la serie que lo hacia ligeramente llamativo. Por tanto, de un episodio a otro no sabias bien que esperar, y a pesar de que la serie busca dejar algunos mensajes sobre justicia, amor y perseguir los sueños, estos terminan llegando mal al espectador, por lo poco coherente de todo lo que sucede en pantalla. Y con esto no me refiero a que todo se vuelva absurdo, sino, a que simplemente presenta fallos argumentales por demasiados lugares.

     Los personajes son bastante genéricos e incluso el protagonista que debería destacar, termina pasando bastante desapercibido al ser insípido en su actuar, reaccionando de las maneras más extrañas a las situaciones que se le ponen en el camino, no terminándose por definirse o evolucionar de manera consistente. A lo largo de la serie existen muchos personajes que duran muy pocos capítulos, por lo que actúan más como terciarios que como secundarios, continuando con el poco desarrollo característico de la historia.

   Curiosamente solo el policía Goto, se presenta como un personaje con un mejor desarrollo, al contar con problemáticas como un pasado que aflige su actuar en el presente, cuestionamientos y poco apego a la idea de justicia y una toma de decisiones mucho más humana y realista. Lamentablemente el mismo no es ni el protagonista ni cuenta con una gran cantidad de minutos en los episodios de la serie, por lo que termina siendo bastante desaprovechado.

     El resto de los personajes solo actúan por fuerza del ‘‘¿guion?’’, para apoyar situaciones de una comedia bastante simplista que en realidad no termina de cuajar, y esto todavía entendiendo que el humor es subjetivo, por lo que el problema recae en la estructura. Lo mismo con los toques de romance que intentan incorporar a lo largo de la aventura o el dramatismo excesivo para algunas situaciones.

    La animación era bastante regular para la época, incluso con escenas constantes donde el dibujo es bastante mediocre. Destaco de nuevo, lo presentando durante la primera parte de la serie, donde más o menos visualmente era aceptable, pero con el tiempo la animación se diluye con el argumento, salvo pequeños, pequeños destellos que destacan dentro de todo el conjunto.

     Musicalmente tenía ciertos aciertos, como el opening de SPYAIR (aunque esta es una banda que me gusta per se): ‘‘Just One Life’’ o algunas melodías utilizadas durante los combates contra kaiju y otros villanos. A pesar de que la serie cuenta con un grupo de idols dentro del argumento, no terminan por destacar demasiado en este sentido.

     Frente a todo esto es una serie que no recomendaría, siendo más una curiosidad por sobre todo. Lamentablemente la serie prometía bastante, incluso su director era conocido por algunas series bastante notables (Baccano!, Durara!!). En su tiempo, la seguí semana y semana, siendo mis principales motivos el que no era muy exigente con lo que visionaba en aquella época y porque presenta unos cliffhangers en lo que realmente no sabes que esperar en el siguiente episodio, no precisamente de manera positiva sino por los giros en el guion que ocurren prácticamente de la nada.

     Definitivamente un mal ejemplo para transmitir la idea detrás de los héroes, especialmente bajo la concepción japonesa donde se puede detectar una mayor introspección dentro de la conformación de los personajes de este género en historias algo más maduras.

    Hasta aquí la entrada del día de hoy, por supuesto los invito a ver las demás entradas enmarcadas dentro de la iniciativa Héroes Delta:

Batman de Scott Snyder y Greg Capullo (I) El tribunal de los Búhos – Por Atreides
Batman de Scott Snyder y Greg Capullo (II) La muerte de la familia – Por Atreides
UNA RECOMENDACIÓN: THE DARKNESS (CÓMIC) – Por Miquiprince
Jean Grey – Por Pablo XS
Mis referentes de héroes femeninos en cómics – Igone Martínez

Zhols

Profesor de Historia y Ciencias Sociales. Amante de los videojuegos y los cómics. Vive en el sur de Chile.

2 comentarios en “Anime: Samurai Flamenco – Una justicia que no termina de encaminarse (Héroes Delta)”

  1. Muy original tu entrada, enhorabuena. Lo de Samurai y Flamenco me ha dejado a cuadros. Aunque, claro, esta mañana me he enterado que el Campeón del mundo de patinaje sobre hielo Javier Fernández v a hacer un espectáculo, Flamenco on Ice y en Japón, así que ya no me sorprende nada xD

    En cuanto al anime, creo que me abstendré por todo lo que cuentas, aunque quizá le eche un vistacillo por morbo.

    Saludos fremen.

    1. Que bueno que te haya gustado la entrada. No indague demasiado en lo curioso del nombre, porque bueno los animes pueden ser bastante estrafalarios, supongo que ya estoy un poco acostumbrado xD, a pesar interesante curiosidad relaciona al flamenco.

      Sobre el anime puedes ocupar tu tiempo en cosas mejores, además el principio no es tan tan malo, pero el desarrollo termina siendo desastroso.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *