Análisis: Shadowrun Returns (PC)

Shadowrun Returns, es un videojuego rol táctico desarrollado y distribuido por Harebrained Schemes, la cual se ambienta en el universo de ciencia ficción fantástica del juego de tablero Shadowrun, juego en parte desarrollado por el fundador del estudio (Jordan Weisman). El juego fue publicado el 25 de junio de 2013 a nivel internacional, para Microsoft Windows, OS X, Linux y para los sistemas móviles Android e iOS.

El juego fue financiado a través de una exitosa campaña de Kickstarter, recuperando la licencia dentro de los videojuegos de manera oficial, luego de más de 15 años. El juego abarca una historia donde nuestro personaje personalizado tendrá que resolver una trama de conspiraciones que se encuentra detrás de la muerte de un conocido antiguo compañero de trabajo.


Una historia policiaca en un universo de ciencia y fantasía

El argumento nos pone en la piel de un shadowrunner, quien recibe un mensaje pregrabado por parte de un antiguo compañero de trabajo llamado Sam Watts, mensaje que se activó, a causa de su muerte. Dado que, en caso de que este muriera había dejado este testamento llamado ‘‘el switch del hombre muerto’’, el cual ofrece una recompensa de 100.000 nuyens (moneda del universo Shadowrun) por resolver el misterio detrás de su asesinato.

Así arribaremos a Seattle, donde descubriremos que Sam fue víctima de un asesino serial llamado el ‘‘Destripador de Ciudad Esmeralda’’, quien remueve los órganos de sus víctimas. De este modo, seguiremos la pista de este asesino, aunque con el tiempo descubriremos que la trama alcanza cuotas mucho más profundas que las que pensamos en un principio, añadiéndose ciertos personajes a nuestra causa y descubriendo los secretos que se esconden tras la ciudad de Seattle.

Shadowrunner, una profesión con muchos estilos

Al iniciar la partida y como todo buen juego que quiera representar al máximo un juego de rol más tradicional, contaremos con la posibilidad de crear a nuestro personaje. Este editor es bastante completo en opciones básica, pudiendo seleccionar género y apariencia. Por supuesto, existen ciertos personajes predefinidos, pero podremos editar varios aspectos como el peinado, la cara, la piel y el color.

Contando con cinco razas distintas entre las cuales escoger: humanos, elfos, enanos, orcos y trolls. Que poseen ciertos bonus en determinados atributos, además de ciertos límites específicos para los atributos principales como constitución, rapidez, fuerza, carisma, inteligencia y voluntad.

La gente ha coqueteado bastante con modificar los retratos de los personajes, tal como si fuera una hoja de personaje.

Por supuesto, deberemos elegir entre distintas clases de juego, entre las que se encuentran el ‘‘Samurai Callejero’’, el cual se especializa en el combate cercano y en el uso de armas; el ‘‘Mago’’; quien combate utilizando hechizos de ataque, defensa y soporte; los ‘‘Deckers’’ los cuales se especializan en el hackeo de sistemas computacionales, y son efectivos contra elementos electrónicos como los implante; los ‘‘Shamanes’’ quienes pueden invocar espíritus o elementales que peleen de nuestro lado en las batallas; los ‘‘Riggers’’ quien se especializan en el uso de drones tanto para combate como para curación; y los ‘‘Adeptos físicos’’, quienes ocupan la magia para hacerse más fuerte de varias maneras distintas.

Aunque también contaremos con la posibilidad de crear un personaje con estadísticas libre, según las áreas que estemos interesados en desarrollar. Paro ello existe el sistema de Karma (puntos de atributos) que nos permitirá distribuir puntos en cada una de las categorías de atributos principales y sus subcategorías. En el caso de que crear un personaje con una clase ‘‘libre’’, contaremos con 60 puntos para distribuir en los atributos que convengamos.

El sistema funciona con barras de puntos que comienzan en 1 y poseen cierto límite según el atributo a considerar. Por cada vez que invirtamos un punto de karma en esta categoría, requeriremos de sumar un punto en nuestra próxima inversión. Así mejorar los atributos tendré un coste que incrementa linealmente (1,2,3,4, …).

Para mejorar las subcategorías o subapartados de los atributos, también deberemos invertir puntos de karma, sólo que no podremos invertir más del máximo de puntos de los que dispongamos en la categoría principal. Por lo tanto, si poseemos 4 puntos en rapidez, no podremos tener 5 puntos en combate a distancia.

Además, determinadas casillas de los atributos principales y sus subcategorías están marcadas por un rombo lo que implica que al llegar a estas obtendremos un bonus o una habilidad. Por ejemplo, llegar a la casilla número cuatro de carisma, nos permitirá acceder a una segunda etiqueta, lo que nos permite desbloquear más opciones durante las conversaciones en el juego.

Precisamente el juego posee dos momentos jugables bastante marcados, uno de exploración y otro de combate, aunque la transición entre uno y otro es bastante rápida. En el primero podremos movernos por los escenarios del juego libremente, pudiendo tener contacto con los NPCs e ir encontrando algunos objetos en los escenarios.

Particularmente tiene como motivo permitirnos avanzar en la trama y en el lore del juego, y desde el mismo podremos acceder a las principales misiones del juego, siendo algunas de estas opcionales.

Desde el modo exploración podremos acceder a tiendas donde comprar armas, reclutar personaje e incluso acceder a nivel en el ciberespacio, para hackear determinados dispositivos. También podremos ir relacionándonos más con algunos personajes, que pueden a llegar a componerse como parte de nuestro grupo.

Situación que en general es beneficiosa, debido a que los compañeros de grupo tienden a ser contratados, y el dinero es algo escaso, especialmente si no tomamos las opciones de dialogo adecuadas con algunos NPCs en el juego.

El paso del modo exploración al modo de combate, puede ser bastante rápido, dado que, una vez que los enemigos detecten nuestra presencia o se gatillen algunos eventos en el juego, entraremos en el modo de combate. En este modo, el movimiento se restringirá y el juego pasará a dividirse en un sistema de casillas, propio de los juegos de rol de estrategia por turnos.

A pesar de ello, en algunas ocasiones contaremos con la posibilidad de usar el sigilo para evitar combates innecesarios, y mantener nuestras barras de vida sin mayores complicaciones. Además, existen varias opciones de dialogo que nos permiten resolver las situaciones utilizando la diplomacia, claro si es que contamos con las etiquetas o los puntos de atributos necesarios específicos (como fuerza o piratería, por ejemplo).

El sistema de turnos funciona de manera que controlaremos a todos los personajes de nuestro equipo, para que acto seguido la IA pase a controlar los turnos de todos sus personajes. Cada personaje poseerá cierta cantidad de Puntos de Acción (PA), los cuales sirven para distintas acciones como moverse (el costo de PA aumenta a distancia mayores), atacar, utilizar hechizos u objetos. Los PA pueden ser mejorados, ya sea mejorando nuestros atributos o desde determinado punto de la historia.

Los personajes tienen la posibilidad de equiparse hasta tres armas distintas, no teniendo costo de PA el cambiar entre ellas. Las armas poseen distintos rangos, entre las armas de corte rango encontramos las espadas y los puños, contamos con pistolas, subfusiles, escopetas y rifles. Las armas de rango poseen municiones ilimitadas, pero luego de vaciarlas, deberemos recargarlas, lo que necesitara que utilicemos algunos puntos de PA.

En el caso de los Riggers, los drones se equipan de la misma manera que las otras armas, aunque esto implicara tomar control manual de los drones, para desplazarlos por el escenario y utilizar sus habilidades ofensivas o defensivas, aunque esto consume directamente el PA del usuario que los controle.

El caso de los chamanes es un tanto distinto, dado que, estos contaran con la habilidad de invocar espíritus aliados a través de sus habilidades aprendidas o utilizando objetos que podremos comprar a ciertos vendedores o que encontremos en determinados escenarios del juego. Además, el invocador deberá otorgar cierta cantidad de PA al espíritu, esto implicará que pueda ejecutar acciones más complejas.

Mientras el espíritu sea más poderoso o posea mayor PA, mayores serán las posibilidades de que se pierda el control sobre el mismo, lo que implicara que este ataque de manera indiscriminada tanto a aliados como a enemigos, y en algunos casos simplemente escapara.

El caso de los Deckers, es distinto, dado que, al entrar al ciberespacio, sus atributos serán determinados por el arma que posean (llamada Cyberdeck), por los programas que este tenga instalado (como hechizos de este mundo), además de regirse por un sistema donde el atributo de inteligencia pasa a ser importante en los combates. Dentro de este ciberespacio, podremos hackear torretas de combate para que ataquen a nuestros enemigos y activar ciertas puertas y elevadores.

A lo largo de la historia, podremos acceder a mejores armas y equipamiento, para los combates, esto a través de distintos vendedores que son comunes en varios escenarios que revisitaremos a lo largo del juego. También contaremos con la posibilidad de insertar distintos implantes cibernéticos, los cuales mejoran determinados atributos, pero por el contrario disminuirán otros.

El juego con cuatro dificultades distintas: fácil, normal, difícil y muy difícil. Particularmente los combates pueden llegar a ser bastante complejos, especialmente si no vamos bien preparados para ello. Además, hay que tomar todas las opciones de combate disponibles, lo más probable es que terminemos con varios personajes muertos. Especialmente al final de la aventura donde la cantidad y el poder de los enemigos se hace más destacable.

El juego cuenta con un editor de niveles, donde podremos crear nuestros propios mapas y niveles. Hoy en día nos encontraremos con gran cantidad de campañas creadas por usuarios, a las cuales podemos fácilmente acceder, al estar completamente integrado con Steam Workshops.

Es que a nivel jugable el juego, posee peros importantes, puesto que, en cuánto a la acción el juego resulta bastante lineal al igual que la historia. No pensemos en explorar a nuestras anchas por el mundo del juego, porque la verdad es que, seremos tomados de la mano durante gran parte de la aventura.

Situación que se siente algo compleja por la poca libertad en que finalmente poseemos en un juego de rol, pero funciona bien para contar toda la historia de novela negra que cuenta el juego, que se basa en los giros de guion y la intriga.

La duración del título es algo escasa para el género, con unas 10 a 12 horas de juego, siendo su problema que prácticamente no tendremos incentivos para volver a jugar la campaña del título. Por suerte, existe bastante contenido por parte de la comunidad, que extiende bastante la duración del título, en ocasiones con desafíos muchos más interesantes para el jugador.

Cabe mencionar que jugablemente el título no es demasiado complejo ni está plagado de opciones en el combate, si posee ciertos detalles que hay que saber manejar, como administrar la vida de nuestro grupo, saber ocupar los escenarios a nuestro favor, a través del sistema de coberturas, o saber cuándo utilizar cierto tipo de armas.

Escenarios que opacan a los mismos runners

Gráficamente nos encontramos frente un título con una estética muy marcada, que intenta presentar un mundo sucio y oscuro, propio de lo cyberpunk, pero a través de una estética algo caricaturesca. Como muchos juegos de género, el título nos presenta una vista isométrica, aunque cabe mencionar que los gráficos son bastante modestos. Algo que se puede entender en parte por su desarrollo más ‘‘independiente’’, pero donde se nota cierta falta de trabajo en aspectos como las animaciones.

Esto también se aprecia en los modelados, donde se echan en falta un mejor modelado de personajes. Por otra parte, la personalización de los personajes o la diferencia en diseños no es demasiado variada, ni a nivel de peinados, ni de rostros ni en la posibilidad de colores a utilizar.

Los enemigos si presentan una variedad importante en sus diseños, e incluso a lo largo de la historia nos encontraremos con una que otro personaje que nos sorprenderá si no nos encontramos muy adentrados dentro del universo Shadorun.

El aspecto modesto del título también se aprecia en el hecho de que, tanto al momento de los diálogos como a la hora de representar a los personajes, se utilizan retratos estáticos de los personajes. Los cuales, si poseen un aspecto mucho más detallado, que sus contrapartes in game.

Algo que, si destaca de manera grata, son los escenarios del juego que son bastante detallados, replicando distintos lugares de la ciudad de Seatle, tanto de día como de noche. Así como en los diversos exteriores que visitaremos y cuando entramos al ciberespacio. Los mapas son bastante amplios, y recuerdan bastante en estilo a lo visto en títulos como Fallout (Black Isle, 1997).

A nivel de menús y HUD (barras de estado, menús de combate, etc.), el juego posee un diseño bastante simple e intuitivo, además de muy nítido y bien organizado en las opciones que se presenta. Ya sea durante las conversaciones, al momento de resolver pequeños acertijos del juego y principalmente durante los combates.

Tensión y acción: los acordes de una oscura Seatle

La banda sonora del juego fue compuesta por Marshall Parker, Gavin Parker, Sam Powell y Jon Everist. Fue comercializada el mismo día de lanzamiento del juego, como parte de la Deluxe Edition. La banda sonora en general, se presenta como ambiental, con temas instrumentales que presentan sonidos futuristas y que apuestan a propiciar un aire de tensión y suspenso. Para ello utilizan bastante los instrumentos de viento e instrumentos de percusión que apuestan por un ritmo industrial.

En este sentido la música funciona bastante bien para ambientar de manera coherente los momentos de exploración, combate y la historia del juego. En general, la mayoría de los temas funcionan bien, pero no son tan memorables, siendo la excepción el tema principal y otros temas puntuales.

Manteniendo lo visto en muchas producciones nacidas de Kickstarter y basadas en géneros similares, el juego no cuenta con ningún tipo de doblaje, por lo que todas las conversaciones del juego se encuentran en textos, bastantes detallados que recuerdan a los juegos de rol más clásicos. A nivel de efectos sonoros, el juego cumple bastante bien con sonidos especiales según el suelo que pisen los personajes, además de las distintas armas y poderes que utilicemos.

Cabe mencionar que sólo este título, se encuentra disponible en español, aunque con una traducción que ha sido bastante cuestionada por su calidad. Las demás expansiones (también standalones) del juego no cuentan con este idioma.

Ser un shadowrunner, algo a considerar

En resumen, nos encontramos frente a un notable RPG táctico que se presenta como una buena opción para introducirse en el universo de Shadowrun. El juego logra ser bastante divertido tanto durante la exploración como en sus combates, aunque peca de ser algo breve en su duración. A pesar de ello, se echa en falta una mayor libertad para tomar decisiones y explorar durante la campaña, más allá de que existe una que otra misión de carácter opcional.  La dificultad posee una curva bastante trabajada en su modo normal, así retos exigentes en las dos dificultades más altas.

A nivel técnico nos encontramos un título bastante regular, que posee algunos problemas en modelados y animaciones, aunque posee un buen nivel de detalle en escenarios. Más allá de este, el juego posee un estilo muy propio y rinde perfectamente a lo largo de la aventura. Por su parte, a nivel sonoro el juego funciona muy bien, aunque en cuando a la banda sonora nos encontraremos con muy pocos temas que logran ser memorables.

*El juego en general se encuentra a precios bastante accesibles en Steam, tiende a estar en oferta varias veces a lo largo del año. A veces con un valor menor a 1 dólar o 1 euro.

Lo bueno:

  • Posee un sistema de combate divertido y variado con varias posibilidades.
  • El estilo de novela policíaca ayuda bastante a profundizar en el argumento.
  • La posibilidad de contar con mods hechos por usuarios alarga bastante la vida del título

Lo malo:

  • Se echa en falta un mayor trabajo en los gráficos a nivel de modelados y animaciones.
  • La duración del juego y la rejugabilidad podría haber sido mucho más trabajada.

Nota: 7,7

Hasta aquí la entrada del día de hoy, espero les haya gustado y nos vemos en una próxima entrada.

Zhols

Estudiante de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales. Amante de los videojuegos y los cómics. Vive en el sur de Chile.