Zhols Essentials: GoldenEye 007 (N64)

Existen juegos que simplemente son difíciles de olvidar y que quedan grabados en nuestra memoria por uno u otro motivo, ya sea por la nostalgia de la infancia o porque nos marcaron en momentos puntuales de nuestra vida como jugadores (y personas). Entre la selecta lista de juegos que puedo mencionar que pertenezcan a esa lista de juegos, puedo mencionar a uno que tiende se diferencia bastante del resto: GoldenEye 007.


Mi experiencia con este juego comenzó de muy pequeño con mi Nintendo 64, era un cartucho que habían prestado a mi hermano por un tiempo, y rápidamente se volvió unos de esos títulos que me llamo poderosamente la atención. Era el primer título en primera persona que veía, y era interesante en como ver a un tipo de las películas moverse tan bien por un videojuego. También me sorprendía bastante que el juego no se tratara sólo de disparar, y que hubiera que actuar con el sigilo y el cuidado que se esperaría de un ‘‘agente secreto’’.

Lamentablemente no fue un juego que haya podido disfrutar del todo, debido a que era demasiado pequeño y simplemente me frustraba mi pericia a los mandos de la consola. Generalmente no pasaba de completar las primeras cinco misiones en diferentes dificultades, aunque si tuve la oportunidad de probar otras, debido a que el archivo había sido completado al máximo.

En general, durante esta primera interacción con el juego pude disfrutar de gran manera del multijugador, que era una de las grandes cualidades que poseía la consola de Nintendo. Siempre recordare los piques por conseguir la Golden Gun, el repletar de minas los pasadizos de algunos mapas multijugador o buscar las poderosas ‘‘Soviets’’ para luchar. También el contar con los actualmente olvidados trucos como el efecto tiny o el modo paintball.

Me sorprendió bastante lo adictivo que era el modo multijugador, especialmente a cuatro jugadores. Lamentablemente o afortunadamente, al ser mi primera experiencia en el género, implico que nunca encontrara muchos títulos a la altura. Por lo mismo mi visión de los shooters, siempre sería un tanto decepcionante con los títulos más genéricos.

Esto porque las mecánicas del juego en su campaña apuntaban a algo que siempre iba mucho más allá de acabar con los enemigos a disparos o ir desde un punto A a un punto B. Ideas como el proteger rehenes, intentar ser imperceptible, desactivar ciertos mecanismos o manipular ciertos vehículos. Aspecto que se potenciaba cuando aumentabas la dificultad, dado que, se agregaban más objetivos por realizar y no solamente los enemigos aumentaban en cantidad, salud o daño.

Luego de esta experiencia, he encontrado muy pocos shooters que me evoquen sensaciones similares y me aporten tal nivel de diversión, en general, me ha pasado con el multijugador de Conker’s Bad Fur Day (Rare, 2001) que no corresponde del todo a un shooters, y también con Time Splitters (Free Radical Design, 2000), que básicamente corresponde a un estudio desarrollado por extrabajadores de Rare que trabajaron en el título de James Bond y su ‘‘secuela espiritual’’ Perfect Dark.

La influencia de GoldenEye 007 (Rare, 1997) como un referente del género dentro de las consolas sería importante, llegando sólo a ser opacada hasta la llegada de una serie de Halo. Pero incluso a pesar de ello, el juego terminaría recibiendo un remake para Wii (con posterior edición para las otras consolas de la séptima generación).

En particular, el remake (Eurocom, 2010) aporta una jugabilidad mucho más cercana a los shooters actuales, pero mantiene varios de los planteamientos vistos en las misiones del original. Aunque cabe señalar, que esto se debe a que el material original es la película a la que adapta. Claro que hay modernizaciones importantes, al contar con la presencia de Daniel Craig en el papel de Bond.

Lamentablemente el juego se queda bastante corto (especialmente en su versión de Wii) en el juego multijugador, con escasez de personajes, armas, mapas y modos. Lo que quita gran parte de la variedad que nos otorgaba la entrega original, aunque no quita que el juego también resulte divertido.

Incluso más allá de esto y de manera no oficial, se ha demostrado que la comunidad ha quedado marcada con este videojuego, ya sea a través de mod del original como GoldenEye X, que añade distintas mejoras del Perfect Dark (Rare, 2000), más personajes, mapas y armas. Y también con un juego para el motor Source en PC, que busca replicar de la manera más fidedigna posible lo visto en el juego original, aunque con la actualización gráfica correspondiente.

Más recientemente ha sido lanzado un mod que adapta completamente otra película del carismático espía, la cual se basa en una de sus primeras cintas. Hablo de Goldfinger 64 (análisis por Sr. Rubio), uno de los últimos mods para el juego, y que incluso puede ser disfrutado en una Nintendo 64 a través de un cartucho Everdrive.

Como otro juego a mencionar estaría el XIII (Ubisoft París, 2003), que a pesar de no tener relación alguna con el juego de Rare, me recuerda un tanto al mismo en las posibilidades que presenta su modo multijugador, además de que porque toca en cierta manera la temática del espionaje y las conspiraciones.

Sólo queda decir que este juego ha sido uno de los juegos que me marco mucho en su momento, y es curioso que este en tan alta de estima de mi parte, porque en general no me gustan demasiado los FPS. Por otra parte, mi acercamiento a la saga de Bond tampoco es importante, creo haber visto unas 3 o 4 películas, aunque en particular el personaje me agrada bastante.

Es curioso como un juego de licencia puede ostentar tanta calidad para marcar varios jugadores, ocurriendo con este juego, pero también con títulos como los lanzados por Disney en colaboración con Capcom para la NES. Y que actualmente veamos que utilizar una licencia implique que en la mayoría de los casos el juego posea muy poco esfuerzo y preocupación porque el producto sea realmente disfrutable.

Hasta aquí llega la entrada de esta nueva sección. También cabe decir que esta entrada estaba originalmente pensada para la iniciativa del grupo de Facebook ‘‘Escribir sobre videojuegos’’ basada en los juegos de nuestro espía británico favorito, pero la falta de tiempo me hizo atrasarme bastante con la entrada.

Bueno sola queda decir ¡Hasta la próxima entrada!

Zhols

Estudiante de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales. Amante de los videojuegos y los cómics. Vive en el sur de Chile.