Retro-análisis: Castlevania Harmony of Dissonance [El Gamer Invisible 2]

Castlevania; Harmony of Dissonance (conocido en Japón como Castlevania: Concerto of the Midnight Sun) es un videojuego desarrollado por Konami el 2002 para la consola portátil Gameboy Advance de Nintendo. Este título es el segundo juego de la saga, lanzado para la Gameboy Advance (siendo el anterior Castlevania: Circle of the Moon). El juego fue realizado por el mismo equipo que el conocido Castlevania: Symphony of the Night, retomando la mécanica del característico dash y la exploración de dos castillos. También añade mecánicas propias como la utilización de cinco libros distintos con poderes elementales que modifican nuestros ataques con la sub armas. Así el juego se define como un juego de acción y plataformas, con ciertos elementos de rol.

El argumento del juego toma lugar en 1748, esto es 50 años desde que Simon Belmont derrotara a Drácula acabando con la maldición que tenía. El protagonista es Juste Belmont, un miembro del Clan Belmont, conocidos por ser legendarios cazavampiros. Durante este año Juste recibe el legendario látigo Vampire Killer, mientras que también un antiguo amigo de él, llamado Maxim Kishine regresa al pueblo luego de un entrenamiento para superar a Juste. A su regreso Maxim le comunicó a Juste que una antigua amiga de ambos llamada Lydie fue secuestrada. En su búsqueda se topan con un misterioso castillo con las puertas abiertas con una luna llena de fondo, es el legendario Castillo del Conde Drácula. Y al parecer no es la primera vez que Maxim se topa con él. Así aparecen varias interrogantes ¿Qué relación tiene Maxim con el Castillo? ¿Qué será de Lydie? Y ¿Por qué el castillo del conde Drácula se ha aparecido frente a ellos, si se supone que su dueño estaba muerto? Todas estas interrogantes, más otras nuevas serán respondidas a lo largo del juego.

Una vez más nos encontramos con un juego que se enmarca dentro de los Metroidvania (plataformas, exploración, acción y toques de rol). Donde exploraremos un extenso mapa con distintas limitaciones como la necesidad de poseer ciertas habilidades o el poseer ciertas llaves, por lo que en muchas ocasiones deberemos retroceder por áreas ya vistas luego de conseguir lo necesario para avanzar en la aventura. El control se encuentra muy bien ejecutado para la portátil de Nintendo, pudiendo movernos con la cruceta digital, saltar con el botón A, golpear con el botón B, y si a eso presionamos este botón más el botón arriba, podremos utilizar nuestra sub arma. Con los botones L y R podremos realizar un dash en las direcciones de cada gatillo, es decir, izquierda o derecha, respectivamente. Finalmente, con el botón Start podremos acceder al menú donde ver el estado de nuestro personaje y configurar nuestro equipamiento, utilizar objetos, etc. Mientras que con el botón Select podremos ver nuestro avance en el mapa.

El juego posee elementos de RPG un tanto más profundos que en la entrega anterior, debido a que existen mayores opciones en el equipamiento. Así podemos equipar objetos en la cabeza y en el cuerpo, además de otros dos objetos que pueden ser capas, anillos, brazaletes, nudillos, etc. Todos estos permiten mejoras nuestros distintos atributos u otorgarnos ciertas habilidades pasivas como la resistencia a ciertos estados alterados como el envenenamiento o la maldición. Otro punto que también destaca es que podemos equiparnos distintos complementos a nuestro látigo que añaden ciertos poderes (como el clásico ataque circular) o efectos elementales como el fuego, el viento, el hielo y el trueno.

El juego mantiene el sistema de puntos de salud (PS), puntos mentales (PM) y corazones, que pueden ser ampliados al conseguir ciertas extensiones escondidas a lo largo de los escenarios. Por lo demás contaremos con cuatro estadísticas que aumentaran conforme a que nuestro personaje suba de nivel, además de las estadísticas que se obtienen por el equipamiento. Estas son la fuerza, defensa, inteligencia y la suerte. Las cuales sirven para realizar más daño, recibir menos daño, dotar de mayor daño a nuestros ataques mágicos y obtener objetos más raros al matar a enemigos, respectivamente.

Uno de las principales novedades de este juego es el sistema de libros de magia que nos permite mejoras y modificar las habilidades de nuestras sub armas como el puño, la biblia, el agua bendita, el hacha, la cruz y la daga. Contaremos con cinco libros distintos (que deberemos encontrar a lo largo de la aventura- que nos permitirán dotar de habilidades elementales e invocar monstruos según el sub arma que portamos, algunos ataques adquieren un mayor rango y poder, mientras que otros nos servirán como habilidad defensiva. Este sistema evita que gastemos corazones al utilizar estas armas, modificando su gasto por los PS. Mientras poseamos distintos libros podremos intercambiarlos en pleno combate (L o R + Arriba) o modificarlos desde el menú.

Durante el juego iremos consiguiendo distintos objetos que nos permitirán sortear de manejar los distintos obstáculos que impiden nuestro avance por el Castillo del Conde Drácula, así pasaremos de poseer un salto simple a uno doble, poder ejecutar una barrida para pasar por lugares estrechos o ejecutar grandes saltos. Incluso una punta para nuestro látigo que nos permita destruir cierto tipo de paredes o estructuras (ideal para las habitaciones secretas). Por otra parte, durante gran parte del juego deberemos reunir los restos de Drácula, que también nos beneficiaran con mejoras en nuestras distintas estadísticas o resistencia a ciertos efectos.

Así durante el juego deberemos avanzar por los distintos rincones del Castillo de Drácula, en busca de estos restos del mítico conde, debiendo regresar durante varias veces por nuestro camino para acceder a lugares que antes no eran imposibles, debido a la falta de habilidades necesarias. Aunque también nos daremos cuenta con que el Castillo se encuentra en constante cambio, dándonos cuenta que en realidad existen dos castillos, bastante idénticos, pero con algunas diferencias sustanciales y con enemigos bastante diferentes. En un comienzo no podremos cambiar entre un castillo y otro, pero con el tiempo tendremos la libertad de movernos completamente por los dos castillos.

Los enemigos del juego son bastante variados, aunque veremos algunos bastante propios de la franquicia, aunque con un aspecto bastante renovado. Así nos enfrentaremos contra alrededor de un centenar de enemigos (algunas versiones mejoradas de otros), incluyendo a los jefes. Cada enemigo posee patrones de ataque distintos, y algunos pueden complicarnos bastante con habilidades con envenenamiento (resta vida de manera gradual durante un tiempo), petrificación (impide movernos durante un tiempo) o maldición (que evita que utilicemos ataques mágicos). Además, algunos enemigos adaptan su ataque si nos encontramos agachados o nos mantenemos parados, muchos no seguirán y otros evitarán atacar y mantendrán su distancia si buscamos atacarlos.

A lo largo de la aventura también tendremos la posibilidad de recolectar los distintos objetos de la pérdida Lydie, esto para una curiosa habitación presente en los dos castillos, aunque debiendo encontrar objetos distintos para cada una de ellas. Así debemos buscar a lo largo de los dos castillos alrededor de una treintena de objetos, encontrándonos con que algunos se encuentran en lugares bastante escondidos o que necesitan de cierta habilidad para ser adquiridos. El completar esta búsqueda alternativa, nos ayudara a modificar los sucesos del final del juego.

También durante la aventura podremos conseguir dinero que se puede ser utilizado con un curioso mercader que podemos encontrar en algunas habitaciones algo apartadas dentro del Castillo de Drácula, aunque este personaje sólo aparece en el primer castillo. El mismo nos dará la opción de comprar mapas de las áreas del castillo, así como equipamiento para nuestro personaje. Por otra parte, tendremos la posibilidad de vender nuestro equipamiento, siendo especialmente útil cuando acumulados muchos objetos que ya no tienen utilidad en niveles altos.

Las batallas con los jefes corresponden a los momentos más exigentes del juego, aunque en esta ocasión debo recalcar que los jefes carecen un tanto de personalidad o son demasiado básicos en sus patrones de ataque, rescatando unos cuantos enemigos que representa un desafío importante para el jugador. Los jefes poseen ataques de gran poder en la mayoría de las ocasiones, y sus patrones de ataque son más activo y dejan menos espacios para nuestra ofensiva, por ello es que nos exigirán bastante en cuanto a reflejos y en nuestro posicionamiento por los escenarios.

Al completar el juego podremos volver a jugar la aventura con distintas condiciones restrictivas como no poseer libros de magia, aunque también podremos acceder al ‘‘Maxim Mode’’, donde controlaremos al amigo del protagonista, aunque este no podrá explorar todo el mapa, ni subirá de nivel o podremos ver las escenas de la historia, más bien tendremos todas las habildiades al máximo, más las propias de este personaje. También contaremos con un ‘‘Boss Rush Mode’’, donde nos enfrentaremos a todos los jefes del juego uno tras otro, controlando a Juste, a Maxim e incuso a Simon Belmont!, quien posee sus propias estadísticas y mantiene un desplazamiento muy similar al del Castlevania original.

El juego puede completarse en alrededor de 5 o 6 horas, aunque eso dependerá de cuando decidamos explorar el Castillo, si realizamos la búsqueda de los objetos de Lydie o si nos perdemos intentando avanzar en la aventura. El juego no es excesivamente complicado en cuanto a dificultad, especialmente si mantenemos un buen nivel con nuestro personaje y accedemos a un buen equipamiento, aunque si existen ciertos jefes que tienden a hacernos las cosas complicadas. Además de los modos posteriores a la primera partida, debo mencionar que también el juego cuenta con tres finales distintos, en función de si poseemos ciertos objetos durante el combate final.

Gráficamente el juego presenta un trabajado bastante sólido, con respecto a la entrega anterior todo adquiere mayor definición y tamaño, además de animaciones. Esto se denota con una escena inicial bastante impacte, que nos demuestra sprites con un efecto pseudo-3D bastante llamativo. Esto también aplica varios fondos de escenarios que poseen el efecto de distorsión de imagen que se utilizaba bastante en los juegos de Super Nintendo con el Mode 7.

Los personajes poseen un buen tamaño y una buena cantidad de animaciones, a esto se le suma los numerosos efectos, aunque todavía en el caso de las figuras humanas no se pueden distinguir los rostros. En cuanto a los enemigos son muy variados, y poseen distintos diseños, donde predominan las paletas más saturadas y oscuras, añadiéndoles un toque macabro. Los enemigos de gran tamaño se encuentran muy bien trabajados y más de alguno impresiona bastante al combatir con él. Mención especialmente a los jefes, que en su mayoría poseen un mayor trabajo que se evidencia con respecto a otros elementos del juego.

Los escenarios también son muy variados, debido a que cada estructura posee versiones paralelas por la existencia de los dos castillos. Así nos encontramos con distintos tipos de exteriores que obedecen a una estética gótica, victoriana, barroca, etc. También nos encontraremos con otro tipo de entornos como una capilla, una caverna echa de huesos o cuevas subterráneas. Todos estos escenarios poseen una gran cantidad de elementos y detalles logrando una muy buena ambientación.

El juego es bastante solvente con los efectos gráficos especialmente porque podemos realizar ataques que abarcan gran parte de la pantalla y los enemigos también, aunque en uno que otro momento presenta ciertas bajadas en el framerate cuando se aglomeran muchos enemigos y efectos gráficos. En general todos estos lucen muy bien con varios efectos de partículas como explosiones, luces, animaciones de desaparición y distintos ataques.

El apartado sonoro del juego mantiene la buena línea que tiene la franquicia en los juegos que poseen este estilo de juego, así nos encontramos con una banda sonora compuesta principalmente por Soshiro Hokkai (Nano Breaker, Castlevania Aria of Sorrow), más algunos temas de Michiru Yamane (Contra: Hard Corps, Castlevania Symphony of the Night). El juego cuenta con una banda variedad para los distintos momentos del juego, poseyendo temas de corte enérgico, otros más solemnes, algunos más macabros donde predomina el órgano y otro de tono más calmado. En general, la banda sonora funciona bastante bien, aunque realmente destaquen unos pocos, sumándole la existencia de algunos clásicos de la franquicia.

Los efectos sonoros funcionan bastante bien con distintos efectos para el sonido de pasos, los ataques, la destrucción de estructuras, velas, etc. Los personajes cuentan con algunos gritos que suenan al recibir un golpe o al atacar, más allá de esto el juego no cuenta con ningún tipo de voz. Por otra parte, el juego se encuentra en inglés, pero existen parches de traducción realizados por fans, que permiten jugarlo completamente en español.

En mi opinión hay varios elementos que empeñan un poco el juego si hacemos una comparación con la entrega anterior, en mi primer lugar resulta que este juego es mucho más fácil, debido a que los enemigos no se hacen más fuertes a lo largo de la aventura, incluso subimos pocos niveles y no existen áreas tan complicadas como en el anterior. También los jefes resultas menos trascendentes que en la entrega anterior, mucho parecen enemigos fuertes y no mantienen esa mística de algunos enfrentamientos con los jefes del Circle of the Moon. Incluso la aplicación de los dos castillos parece más una excusa para alargar el título, puesto que recorrimos las mismas áreas con enemigos diferentes, pero que en su estructura no cambian demasiado. Por eso a pesar de que mejora notablemente en el aspecto técnico y añade algunos elementos jugables, aunque quita otros interesantes como el DDS, encuentro que no es un juego tan redondo.

Todo esto no quita que nos encontremos antes un buen juego de acción y plataformas, dado que, posee muchos aspectos que hacen el juego bastante entretenido, al ser un juego directo y rápido y que posee cierta profundidad para ir avanzando a lo largo de la aventura. En muchas ocasiones podremos perdernos si no revisamos del todo bien el mapa del juego, incluso el haberlo recorrido ampliamente puede confundirnos al tener una extensión considerable.

Técnicamente es muy solvente, manteniendo algunos efectos y gráficos que destacan por sobre lo visto en la anterior entrega como en su sucesora. La duración del juego es bastante buena, tomando unas 5 o 6 horas, pero también es rejugable de distintas formas (condiciones distintas, dificultad, personaje nuevo) y posee un modo Boss Rush. Por ello también recomiendo el juego si no has probado ningún Castlevania, y quieres iniciarte en la franquicia, especialmente si les atrae más el camino iniciado por Symphony of the Nigh.

Lo bueno:

  • Gráficamente es muy bueno, a nivel de animaciones y detalles, brillando notablemente en muchos momentos.
  • La jugabilidad es muy buena, siendo directo, pero teniendo algunos elementos que añaden profundidad a su propuesta
  • Buena duración (5-6 horas) para un título portátil.

Lo malo:

  • La implementación de los dos castillos no es del todo correcta.
  • El juego no es particularmente complicado, incluso si vas por el final más difícil.

Nota: 8,5

Una vez más ha sido un placer volver a participar en el Gamer Invisible (iniciativa impulsada por Neojin), debido a que he jugado otro juego que tenía pendiente (había pensado en pausar mi atracción por Castlevania con Circle of the Moon por un tiempo), teniendo un buen precedente con la iniciativa anteriormente. Agradezco la elección de Paul Atreides, que incluso se extendió más allá de este juego. En fin, espero la próxima edición de esta iniciativa, y por supuesto que les haya gustado esta reseña. Saludos!

Zhols

Estudiante de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales. Amante de los videojuegos y los cómics. Vive en el sur de Chile.

  • Este juego lo jugue hace mucho pero guardo buenos recuerdos de él, aunque sus jefes me parecen de los mas aburridos sobre sus rutinas de combate.

    • Me sucede lo mismo encuentro con los combates con jefes son más complicados que luchar con varios enemigos normales, pero aún así poseen rutinas muy simples e incluso muchos de lo que transmiten los mismos jefes no posee el encanto de los de otras entregas, como Circle of the Moon y Aria of Sorrow.

      Saludos!

  • Me alegra mucho que te haya gustado. Estaba muy bien considerado y por eso lo elegí. Ironías del destino, a mí también me tocó un Castlevania, Symphony of the Night y también terminé muy satisfecho.

    Muy buen análisis, veo que la senda iniciada por SOTN la continuaron con los siguientes, me lo anoto porque me ha quedado gustando Castlevania y seguiré jugando.

    Saludos fremen.

    • En general el se dice que el juego es muy superior a su antecesor, pero discrepo en varios puntos. A pesar de ello es un muy buen juego del mismo equipo que SotN. De verdad fue una muy buena elección, prácticamente lo complete en dos días jaja. Y también me impresiono que te tocara otro Castlevania.

      Si te gusto SotN, tienes seis juegos más para continuar con esta mecánica de juego, que son las trilogías de GBA y las de DS, mención aparte a que existen dos juegos conectados: El Aria of Sorrow y el Dawn of Sorrow. También probé un tanto el Order of Ecclesia y es un muy buen juego. A mi también me quedo gustando la saga e incluso ya complete un entrega clásica.

      Saludos!

      • ¿Y de ellos cuál me recomendarías para continuar?

        • A mi me gusta mucho Circle of the Moon (aunque es bastante peculiar, al ser realizado por un equipo distinto a los otros), pero encuentro que una experiencia más completa es Aria of Sorrow (no he probado su secuela en DS, pero dicen que es el punto culmine de las entregas portatiles). En la misma senda esta el Order of Ecclesia, esto si posees una Nintendo DS o un emulador competente.

          Saludos!.

          • Genial, me los apunto para cuando el gusanillo vuelva a picar. Sí tengo un buen emulador de DS y además tengo la 3DS así que la plataforma no será problema 🙂

            Muchas gracias y saludos fremen.

  • Gran juego, aunque para mí inferior a Circle of the Moon y Aria of Sorrow. Al igual que pasa con DS, el segundo de la plataforma es el que me cojea.

    Es un grandioso juego, sí, y sobre todo hay mejora gráfica, pero el Circle of the Moon me pareció que tenía más… “chicha”, no sé ni cómo definirlo. En cualquier caso, son juegos que jugué hace como más de diez años si no me equivoco.

    Gracias por participar en la iniciativa!!!

    • Aún me falta ir por la trilogía de DS (también tengo el Mirror of Fate en HD para PC). Veo que hay bastante consenso en que este juego mejora en varios aspectos pero le falta la mistica/atracción/aura que desprenden Circle of the Moon y Aria of Sorrow. Es lo único que empañan un trabajo que ha rasgos generales es bastante bueno.

      Como siempre un gusto haber participado en esta iniciativa.

      Saludos!