Distraint: El terror también son nuestras decisiones

Octubre es un mes donde los rituales comienzan a aflorar, las criaturas de la noche rondan a sus anchas con expectativas hacia el último día del mes y curiosos rituales toman formas. Básicamente el horror, el terror y lo desconocido se vuelven los protagonistas de las más diversas formas. Así aparecen la tensión y el miedo, generalmente hacia estas criaturas o hacia otro ¿Pero el verdadero miedo surge de los demás o surge de nuestro interior? Precisamente existe un titulo que toma bastante bien esta problemática como base. Con ustedes una historia de desahucios.


Desarrollador: Jesse Makonen

Año: 2015

Género: Aventura gráfica, Horror.

Disponible en: PC, Android, Vita, Xbox One, PlayStation 4, Nintendo Switch.


Distraint es un pequeño título que trata sobre Price el trabajador de una empresa encargado de comprobar pagos atrasos y que contará con la misión de conseguir que tres personas distintas acepten entregar su propiedad con el fin de dejar disponible el terreno para construir, básicamente desahuciando en el acto a los propietarios, que en su mayoría viven una vida bastante paupérrima. Al inicio de nuestra aventura notaremos como nuestro protagonista cuenta con el deseo de escalar dentro de la empresa para ganar una posición, y así veremos cómo los dueños de esta le ofrecen una posición en la directiva, pero esto a un alto costo moral un costo que su conciencia probablemente no podrá manejar.

El título juega muy bien con una ambientación donde predomina los juegos de luces tenues e intensas en escenarios pixelados que tienden a demostrar bastante tensión, opresión y decadencia. La mayoría del tiempo nuestra visión del mundo se transformará debido a como las decisiones morales irán afectando a nuestro protagonista, lo que provocara la aparición de extrañas criaturas – con símbolos bastante claros – nos persigan, veamos sangre por distintos lados o desaparezcan o aparezcan puertas, caminos y objetos de la nada.

Como todo buen exponente que busque jugar con el suspenso, la música acompaña bastante bien todos estos momentos del juego, con melodías melancólicas y con altas dosis de tensión, además de sonidos impactantes y bastante toscos, así como sorpresivos.

En lo jugable Distraint apuesta por un sistema que recuerda bastante a un point & click, con una exploración de distintos escenarios, donde podres coger, combinar e interactuar con distintos objetos para avanzar en nuestra aventura. Por supuesto, otra base importante del juego se constituye en los diálogos con otros personajes, quienes nos darán potentes mensajes que hacen cuestionarnos distintas temáticas en el mundo real, pero también varias pistas sobre lo que deberemos hacer para avanzar por el juego.

Distraint es una fuerte crítica a gran parte de los problemas que vivimos en nuestra sociedad actual y en ningún momento nos hace sentir que los que estamos haciendo en los controles de Price está bien, más bien busca incomodar al jugador y que generemos una reflexión importante de lo que se nos presenta.

Los escenarios que presentan son bastante cotidianos, pero logran aportar una visión bastante perversa y deprimente de la vida cotidiana, como el departamento de una anciana, un asilo, una cabaña abandonada en el bosque, un cementerio y un viejo complejo de departamentos, entre muchos otros. Frente a ello aparecen criticas hacia las empresas, el costo del progreso sobre la vida cotidiana, el abandono de los seres y los costos que puede provocar cierta visión del éxito.

Todo ello nos lleva a pensar que bajo cierto prisma la realidad muchas veces supera a la ficción al momento de incomodarnos, oprimirnos, presionarnos y horrorizarnos.  Porque muchas veces no hace falta seres sobrenaturales ni criaturas del averno para llegar a este tipo de estados, a veces sólo basta con nuestros propios demonios internos.

Zhols

Profesor de Historia y Ciencias Sociales. Amante de los videojuegos y los cómics. Vive en el sur de Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *