Retro-análisis: Disney’s Extremely Goofy Skateboarding (SQ x D)

Hace una buena cantidad de años, cuando los juegos para PC no eran tan baratos, era bastante común que la piratería reinará en los sistema de la época, especialmente en países bastante alejados del plano económico central. A pesar de ello, para muchos (especialmente los más infantes) existía una oportunidad algo más accesibles de conseguir juegos físicos, a precios competitivos e incluso en algunas ocasiones, a costo ‘’cero’’. Hablo de los juegos que podíamos encontrar en revistas de videojuegos, productos como periódicos e incluso en cajas de cereales. Precisamente bajo este medio, es que recuerdo uno de mis primeros juegos físicos que puede disfrutar en mi pc, allá por el lejano 2007. Hace poco, con la iniciativa Square Enix x Disney, vino a mi mente el recuerdo del mismo y al rebuscar sobre este, me he dado cuenta que es algo desconocido, por lo que toca ‘‘redescubrirlo’’.

Imagen relacionada

Ficha:

Desarrollador: Krome Studios

Distribuidor: Disney Interactive

Año: 2001

Plataforma: Windows

Este título no cuenta con un modo historia como tal, pero sí con un modo donde deberemos ir jugando distintas pistas y completando objetivos para ir desbloqueando nuevos circuitos.

Al iniciar cada partida y antes de seleccionar entre los distintos modos de juego, contaremos con la posibilidad de elegir entre dos personajes: Goofy o su hijo Max, pudiendo personalizar algunos aspectos de ellos, eligiendo entre distintos modelos y colores para elementos como la patineta, camiseta y casco protector. La elección del personaje así como la vestimenta no implica ningún cambio jugable más allá de lo estético.

Resultado de imagen para extremely goofy skateboarding

Realizado esto deberemos seleccionar entre los dos modos de juego disponibles: el Shred Mode y el Tech Mode, en cada uno de estos, contaremos deberemos jugar e ir desbloqueando las 12 pistas con las que cuenta el juego, divididas en 4 sets distintos.

Para desbloquear circuitos, en el Shred mode deberemos completar 2 objetivos en cada pista: conseguir todos objetos coleccionables propios de cada escenarios como pelotas de playa o cascos de skate, así como también realizar una serie de trucos específicos con elementos del escenario. Además para completar los niveles al 100% deberemos conseguir un número de monedas que irá decreciendo al obtener cada una de estas a lo largo de los escenarios. La única diferencia entre modo y el Tech, es que, en este último contaremos con un contador de tiempo y que dentro de los objetivos encontraremos algunos del tipo que consigamos cierta puntuación antes de que este contador llegue a cero.

Resultado de imagen para extremely goofy skateboarding

Y es que básicamente este juego bebe directamente del éxito y el apogeo que tuvieron los juegos de la saga Tony Hawk’s durante la época de la primera Playstation, por lo que su jugabilidad se parece bastante. De este modo, controlaremos a nuestro personaje en una vista en tercera persona, donde deberemos aprovechar los elementos del entorno para realizar distintos trucos que nos serán puntuado según el estilo de los mismos. Por ejemplo, realizando la mayor cantidad de piruetas antes de caer al suelo, deslizándose de manera continua sin cortar el truco o mezclando distintos trucos.

En general, el juego cuenta con una cantidad bastante interesante de trucos distintos para ejecutar, encontrando por lo menos diez bien diferentes entre sí, aunque claro no manejo lo suficiente el deporte como para mencionar si falta alguno de los mismos.

Resultado de imagen para extremely goofy skateboarding

Sobre el control del juego cabe señalar que a grandes rasgos funciona bastante bien, aunque en más de una ocasión puede darnos uno que otro problema debido a que la reacción no es tan rápida en algunas colisiones, sumando a ello que la cámara tiende a centrarse mal en determinados momentos.

Completar todos los objetivos en los niveles y desbloquear todas las pistas, para ambos modos puede tomarnos solo unas dos o tres horas, considerando los dos modos de juego. Luego de esto, el juego tiene cierta rejugabilidad, aunque tampoco es el mejor exponente del género, y siguen siendo mejores opciones los juegos de la saga deportiva en la que se inspiran.

Resultado de imagen para extremely goofy skateboarding

A nivel gráfico el juego es bastante competente para la época en que fue lanzado, contando con un estilo que recuerda bastante a la animación que adapta (Goofy’s Troop). Principalmente destaca por las texturas utilizadas en sus modelados y en los principales elementos del escenario, aunque aspectos como texturas de piedra o praderas cuentan con texturas de muy baja resolución.

Las animaciones del juego funcionan bien en general, tanto para Goofy como para Max, incluso muchas de ellas busca aportar un tono cómico y caricaturesco, especialmente cuando caemos de grandes alturas o nos chocamos contra alguna pared.

Resultado de imagen para extremely goofy skateboarding

El juego cuenta con un total de 12 circuitos con distintas ambientaciones, entre ellos podemos encontrar una playa, un pista techada de skateboard, un circo, un edificio en construcción, un parte, un desierto y hasta un pueblo del viejo oeste. Se puede decir que en su mayoría cada localización aporta cierta variedad, aunque hay ciertos niveles que se parecen bastante entre sí.

Quizás cuenta con uno de los males importantes de la época, como lo es el uso de contar con una distancia de dibujado no demasiado extensa, por lo que constantemente veremos aparecer partes del escenarios y elementos de la nada. Lo que resulta especialmente extraño al toparse con los límites de los escenarios.

Resultado de imagen para extremely goofy skateboarding

Más allá de esto, cabe mencionar que el diseño del menú de juego es bastante intuitivo y sencillo, y es la parte del juego que se acerca más al mundo del skateboarding. Por otra parte, no contamos con ningún tipo de cinemática o escenas parecida que nos explique algo más del juego.

En el aspecto sonoro, nos encontramos con una banda compuesta por Jack Wall (Myst, Splinter Cell, Mass Effect, entre otras) y que cuenta con temas que van muy bien con el juego al ambientarse en ritmos como el skate punk o el surf rock, utilizando acordes y percusiones rápidas donde predominan las guitarras. A pesar de que predominan los temas de este tipo, también encontramos algunos temas con toques de grunge, industrial y electrónica.

El juego también cuenta con pequeñas frases grabadas dobladas por las voces originales de Goofy y Max, los cuales debes en cuando sueltan alguna que otra frase en los menús y durante el juego.

 

 

En resumen, nos encontramos frente a un título sin grandes pretensiones, pero que lograr ser un buen acercamiento inicial a los títulos de skateboarding, especialmente para un público más infantil. Claramente a día de hoy es un título bastante obsoleto, pero posee elementos interesantes para los fanáticos de Disney, a lo que cabe destacar un gran banda sonora.

Espero les haya gustado la entrada del día de hoy, y  los invito a seguir las entradas de la iniciativa de la comunidad de Zona Delta. Por lo pronto me despido, y nos leemos en una siguiente entrada.

Zhols

Profesor de Historia y Ciencias Sociales. Amante de los videojuegos y los cómics. Vive en el sur de Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *