Análisis: Pokémon Luna (Nintendo 3DS)

Resulta extraño hablar de un juego Pokémon de la serie principal, principalmente porque son juegos que en general no evolucionan demasiado entre unos y otros, desde las versiones Rojo y Azul. Con esto no quiero decir que no sean juegos divertidos, sólo que muchas veces la historia es el único elemento que los diferencia lo suficiente. La verdad no jugaba una entrega de la saga desde la tercera generación de la misma, es decir, las entregas Rubí, Zafiro, Rojo Fuego, Verde Hoja y Esmeralda. Por ello, me resulta bastante curioso hacer una comparación con lo que recuerdo y lo que veo plasmado en la entrega más reciente. De allí, que encuentre la necesidad de analizar el juego. Así que vamos con ello, para no adelantar demasiado.

Pokémon Luna (junto con Pokémon Sol) fue un juego lanzado y desarrollado por Game Freak para la consola Nintendo 3D, siendo publicado el 18 de noviembre de 2016 en Japón y Estados Unidos, y el 23 del mismo mes en Europa. El juego presenta a la séptima generación de Pokémon de la franquicia, así como una inédita presentación en una región inspirada en Hawaii, con nuevos elementos en el combate y en el desarrollo general de la historia. También se volvió compatible durante enero de 2017 con las entregas X e Y, Omega Ruy y Alfa Zafiro y las versiones de consola virtual de Pokémon Rojo, Azul y Amarillo, a través del Banco Pokémon.

Probablemente más de alguno conozca la clásica formula de la serie Pokémon, para para quienes no la conozcan se puede resumir rápidamente en el hecho de que debemos formar un equipo de estas criaturas (con un máximo de 6 integrantes) para batir todos los 8 gimnasios de la región donde nos encontremos, pudiendo así llegar hasta la Liga Pokémon, pudiendo completarla para convertirnos en el Campeón de la Región. A ello se añaden elementos como un Team (O Equipo) Rival que intentara influir en la región de manera negativa y que deberemos detener, un rival con el que nos enfrentaremos o la tarea de atrapar variados Pokémon para poder completar así la Pokédex. Posterior a completar la Liga Pokémon tendremos accedo a ciertas tareas, eventos o enfrentamientos con Pokémon legendarios (más poderosos y difíciles de capturar), conociéndose esta etapa como el ‘‘Postgame’’. A grandes rasgos de esto se trata Pokémon.

Pokémon Luna (por supuesto también, Sol) viene a romper un tanto con esta fórmula, debido a que el sistema de gimnasios pokémon desaparece por completo. Esto debido a que se utiliza la nueva ambientación inspirada en Hawai, para dar paso a ideas más frescas. En primer lugar, nuestra misión será la de derrotar a los cuatro grandes Kahunas de las cuatro islas de la región de Alola, a través de un tradicional combate. Pudiendo ver que hasta aquí no sucede nada nuevo con lo visto en juegos anteriores. La principal novedad radica en que, para poder enfrentarnos a los Kahuna, deberemos superar anteriormente distintas pruebas, que varían en número y en lo que se debe realizar de isla a isla o (de prueba en prueba). Así nos encontramos con pruebas donde deberemos vencer a número de Pokémon, recolectar ciertos objetos, contesta una trivia, tomar fotografías o memorizar imágenes, entre muchas otras. Esto añade una dimensión más dinámica y variada a lo que podemos ver en la aventura.

También cabe mencionar que al finalizar estos enfrentamientos deberemos enfrentarnos a los llamados ‘‘Pokémon dominantes’’ los cuales se caracterizan poseer mayores estadísticas a lo de un Pokémon normal, como más vida, ataque, velocidad, etc. También por el hecho de tener un mayor tamaño, así como la posibilidad de llamar refuerzos durante las batallas, que por cierto es otra novedad en este juego, donde cualquier Pokémon salvaje puede pedir el apoyo de otro Pokémon, provocando que nuestros combates aleatorios añadan una dificultad extra o cierta desventaja.

También existe otras novedades que podrán entender los jugadores más clásicos, como el hecho de que a lo largo de la aventura iremos adquiriendo habilidades (en este caso pokémon) que podremos utilizar fuera de las batallas, como la capacidad de nadar, volar rápidamente a ciudades, destruir rocas o empujar objetos pesados. En juegos anteriores se necesitaba obtener la habilidad y asignarla a un pokémon de nuestro grupo, así como utilizar uno de los espacios de movimiento de estos. En esta entrega esto no es así, y utilizaremos pokémon que no pertenecen a nuestro equipo y nos ayudan de manera externa para estas tareas, lo que libera la obligación de juegos anteriores a poseer a cierto tipo de pokémon compatibles con estos movimientos para avanzar en la aventura, así como con la plaza de movimiento que utilizaban.

Así el juego modifica esto elementos a la fórmula básica, continuando con dos formas de jugabilidad diferencias, con lo que podemos realizar en el mapa normal, como hablar con personajes, explorar áreas, encontrar objetos, explorar la hierba en busca de pokémon o luchar contra entrenadores. Y, por otro lado, el sistema de combate (diferencian propia de RPG clásicos), donde contaremos con la opción de enfrentar a nuestros pokémon con pokémon salvajes o de entrenadores. Pudiendo nuestros pokémon elegir entre cuatro movimientos distintos, movimientos que aprenden al subir de nivel, evolucionar, vía nacimiento de huevo o enseñándoles nosotros mismos con las MT (Máquinas Técnicas). Claro que como existe un límite de cuatro movimientos, deberemos reemplazar alguno de ello por otro (o resignarnos a aprender un movimiento nuevo) viejo para modificar nuestras opciones en los combates.

Como novedad en el juego existe el uso de la llamada Pulsera Z y las piedras Z (ningún parecido con Dragon Ball), las cuales son objetos que se asocian a uno de los distintos tipos de pokémon disponibles (o a ciertos pokémon en algunos casos) que nos permiten mejorar y utilizar un movimiento del mismo tipo que la piedra, para realizar ataques con una potencia fuera de lo común, aunque esto se puede realizar sólo una vez por combate. Además de que para ello se debe equipar estas piedras como objeto en los pokémon, no pudiendo portar objetos distintos. Estos Movimientos Z, añaden una nueva dimensión a los combates a nivel de estrategias, debido a que su uso puede dar vuelta un combate si se usan correctamente.

Más allá de esto podemos utilizar objetos durante las batallas como pociones u objetos que curen estados alterados o tengan efectos mixtos, como revivir pokémon con toda la vida o curar toda nuestra vida, recuperar el número de movimientos que podemos utilizar y los estados alterados. Claramente también podremos capturar Pokémon utilizando Pokébolas, si de Pokémon salvajes se trata el asunto. Estos Pokémon salvajes son bastante variados e interesantes, principalmente gracias a las formas Alola de los Pokémon clásicos y las nuevas incorporaciones que poseen un carisma y una cercanía mucho más clásica con respecto a las generaciones anteriores de hace algunos años.

El juego en general no presenta un reto de dificultad demasiado excesivo, especialmente si entrenamos a nuestro pokémon un poco más de la cuenta, debido a que existen multitud de entrenadores por enfrentar, si es que no utilicemos a los Pokémon salvajes para subir de nivel. Además, estos entrenadores no poseen Pokémon excesivamente fuertes o que posean un gran nivel, siendo retos un tanto más complejos los Kahunas, los Pokémon dominantes y algunos entrenadores que utilizan movimientos Z. A esta baja dificultad también aportan ciertos elementos de anteriores entregas como que estados como la paralisis ya no perjudiquen tanto la partida con la penalización de velocidad en los Pokémon o que el veneno no haga efecto fuera de los combates. También se presenta el hecho de que se nos entrega el objeto ‘‘Repartir Experiencia’’ muy temprano en el juego, por lo que ya no tenemos que dedicar gran tiempo a entrenar a nuestro Pokémon uno por uno.

A pesar de esta situación el juego resulta bastante entretenido en muchos de sus pasajes, en general viviremos multitud de situaciones de todo tipo a lo largo de la aventura, y de manera bastante constante, aunque a veces esto puede aprobar por la sobrecarga de secciones con combates contra entrenadores o ciertas tareas. Aunque también se puede criticar el hecho de que, en todo momento a través de la pantalla táctil de la 3DS, se nos indica lo que debemos hacer a través de un mapa. Situación que resta puntos a la hora de descubrir el mundo del juego, dado que, no es complicado saber los parajes que visitaremos en un futuro.

Otros hechos que me disgustan del juego son que en lo referente a el equipo rival es demasiado irregular, puesto que, durante gran parte del juego los combates contra sus miembros son bastante anecdóticos, reforzándose esta sensación por la comedia que se utiliza con los lacayos más bajos de esta organización. Es curioso avanzados en la aventura nos encontraremos con momentos argumentales brillantes, que siguen demostrándonos que durante los últimos años los juegos principales de la franquicia han apostado por argumentos un tanto más profundos y complejos. Aunque a simple vista esto no pueda ser concluyente, sino que requiera de cierta investigación en determinadas áreas del juego.

Cabe mencionar que el tramo final del juego (antes del postgame) puede ser bastante exigente, y de verdad se presenta como un clímax importante a la historia que hemos vivido hasta aquel momento, conjugando muy bien varios elementos de la ambientación, personajes y hechos. Causando gran impresión y un impacto positivo en el jugador, incluso en la Liga Pokémon donde viviremos combates complicados, a pesar de poseer un equipo bien preparado. Un problema importante del juego, radica en que el postgame (luego de terminar la liga) es bastante tedioso en términos de la historia del juego, debido a que debemos realizar acciones muy repetitivas durante el mismo, arruinando bastante de lo construido durante gran parte de nuestra aventura.

A pesar de ello existen opciones bastante interesantes (y desafiantes) como el Árbol de Batalla que nos invitara a ganar el mayor número de rondas posibles con un equipo limitado a un nivel en distintas modalidades (incluso apoyados por un amigo de manera local). Donde veremos a personajes clásicos de la saga, que incluso puede volverse nuestros compañeros para algunos retos en este lugar.

El juego también posee funciones adicionales durante la aventura, con mecánicas originales e interesantes, aunque se podría pensar que corresponde a videojuegos o elementos menores de la aventura. Por ejemplo, después de cada combate o a través del menú del juego contamos con la posibilidad de acceder a una función donde podremos cuidar y mimar a nuestro Pokémon de manera muy parecido a lo que se podría apreciar en un Nintendogs. Pudiendo limpiar su suciedad, darles comida o acariciarlos para mejorar la amistad de estos, siendo uno de los factores que intervienen en la evolución del Pokémon. Pero también esta característica interviene en los combates, pudiendo lograr que nuestro Pokémon evite ataques, realice críticos o se cure de estados alterados, por el sólo hecho de poseer un alto rango de amistad.

Por otro lado, contamos también con una función llamada PokéResort, donde irán a parar nuestro los Pokémon que tenemos guardados en las cajas de nuestro PC, aquí podremos obtener Pokéhabas, con las cuales podremos construir nuevas instalaciones para el resort y mejorarlas. En su instalación básica el resort permite atraer Pokémon salvajes al dejar Pokéhabas en una caja, donde a mayor cantidad de estas, existe una mayor duración de las mismas. De este modo, podremos atrapar Pokémon salvajes si se mantiene suficiente tiempo en nuestro resort. También otras instalaciones permiten conseguir bayas, entrenar estadísticas de nuestro Pokémon o conseguir experiencia, así como conseguir objetos. Pudiendo ampliarse la rareza y posibilidades de estos objetos y funciones al mejorar el nivel de las mismas.

Otro elemento interesante dentro del juego son los ‘‘Battle Royal’’, estos son combates especiales entre cuatro entrenadores todos contra todos, donde enfrentamos a otros tres Pokémon de entrenadores rivales. Para obtener la victoria en estas batallas deberemos vencer a un Pokémon rival antes que lo haga el resto, poseyendo así un porcentaje de estrategia. Puesto que, si somos rápidos y atacamos a cierto Pokémon, pero dejados con poca vida a un Pokémon rival, lo más probable es que permitamos la victoria de uno de nuestros rivales si eligió el mismo objetivo que nosotros.

Contaremos también con una ampliación de la personalización para nuestros personajes vista en Pokémon X e Y, esto sucede desde un comienzo donde podremos elegir entre distintas caras y tonalidades, así como la ropa que utilizará nuestro personaje. Posteriormente y a lo largo de la aventura nos podremos encontrar con tiendas que venden productos exclusivos de personalización como sombreros, gafas o ciertos tipos de poleras y pantalones.

El juego cuenta también con un modo dedicado exclusivamente a las funciones inalámbricas llamada Festiplaza, donde además contar con los modos de combate e intercambio de pokémon con otros entrenadores, contaremos con la posibilidad de probar distintos minijuegos para reunir puntos que podemos intercambiar e objetos y opciones de personalización para nuestro personaje exclusivas de este modo. Un ejemplo de ello es que podemos teñir ciertas prendas en tonalidades que no encontraremos en el comercio.

La principal diferencia con su contraparte (Pokémon Sol) es que el juego funciona con un reloj que añade 12 hora a la hora actual de la consola, mientras que en la versión opuesta el reloj funciona normalmente. También existen ciertos Pokémon exclusivos de cada versión, pero en verdad no son demasiados numerosos en cantidad, y no generar una real diferencia por decantarse entre un juego u otro.

La duración de la aventura principal, puede tomar alrededor de unas 30 o 35 horas, pudiendo añadirse unas 5 horas al episodio de la historia extra, y una gran cantidad de horas si deseamos completar la Pokédex del juego, subir el nivel de su equipo a nivel 100, atrapar a los Pokémon legendarios o terminar el Árbol de Batalla. Siendo en ese sentido un juego que puede explotarse bastante según el interés del jugador, y que presenta desafíos interesantes después de la aventura.

Gráficamente nos encontramos frente a uno de los juegos de Nintendo 3DS que mejor aprovechan las características de la consola, con un apartado bastante sólido y fluido. Fuera de los combates nos encontramos con modelos de personajes y Pokémon bastante grandes, utilizando un estilo cel shading, bastante limpio. Estos modelados poseen una buena cantidad de animaciones y pueden ser bastante abundantes a lo largo de los escenarios. Incluso en algunos escenarios aparecen varios elementos como siluetas de Pokémon que nos atacan de la nada. El uso de Pokémonturas también se encuentra muy bien realizado, utilizando Pokémon junto con el protagonista que poseen tamaños realistas y realizan distintas acciones especiales en el entorno, destacando el uso de Machamp por lo complejo de la pose que debe utilizar.

Los escenarios del juego se encuentran plagados de detalles y en general son muy variados entre sí, podemos encontrarnos con distintos tipos de edificios, casas, chozas, así como vehículos como autos, casas rodantes y botes. Esto también aplica en la naturaleza donde nos encontramos con bosques, distintos árboles, tipos de pasto y hierba, flores, agua, desierto, nieve, montañas y cuevas de todo tipo. La variedad de islas también implica en que, aunque los entornos se repitan presente diferencias apreciables. Además, todos estos parajes están enmarcados dentro de un clima tropical, así que no se encuentran realizados de la misma manera que en otros títulos de la franquicia.

El juego cuenta con muchas escenas realizadas con el propio motor del juego, con un buen uso cinemático del mismo, destacando varias de estas escenas, aunque otras terminan por ser algo simples. A pesar de ello en estos casos y durante los mismos escenarios que recorreremos nos encontramos con una buena utilización de los ángulos de cámara, que varía de diferentes formas y de manera muy dinámica en distintos momentos de la aventura.

Durante el combate el juego, nos presenta un campo de combate mucho más detallado y variado que anteriores entregas, además de que se eliminan los círculos con el terreno característico del lugar en el que nos encontramos que rodeaban a nuestro Pokémon, luchando así en ‘‘arenas’’ más completas y uniformes, asemejándose mucho más a las rutas que vemos en el juego. A pesar de la gran variedad y la buena atención al detalle que poseen estas ‘‘arenas’’ pecan todas de poseer el problema (que también se añade fuera de estas) de poseer texturas con cierta falta de resolución, algo que es siempre apreciable cuando la cámara del juego realiza un zoom en las escenas.

Los modelados de los Pokémon durante el combate se encuentran tan bien realizados como fuera de los combates, además de poseer una buena cantidad de animaciones, destacando los ataques donde el contacto físico entre Pokémon es mucho más cercana que en entregas anteriores, aunque nunca al estilo de Pokken Tournament, pero si, con mucho más realismo. Los ataques poseen animaciones y efectos muy llamativos, siendo muy variados entre si e incluso jugando con la cámara de distintas formas. Dentro de los movimientos más llamativos se encuentran los Movimientos Z mencionados anteriormente, que posee cinemáticas especiales que reflejan la peculiaridad y potencias de estos ataques.

No he apreciado errores gráficos de ningún tipo en alrededor de las 50 horas (quizás más) que he probado el juego, sólo se puede destacar que las transiciones entre overworld y combates toman alrededor de unos 4 segundos, y unos 2 o 3 en una New 3DS. Siendo este un problema que molestara a más de alguna persona, porque corta bastante la fluidez del juego.

La banda sonora del juego fue compuesta un compositor que ha participado en casi todos los juegos de la saga principal, y en otros juegos de Game Freak (Pulseman y Mario & Wario), hablo de Junichi Masuda. Como en la mayoría de las ocasiones nos encontramos con una banda donde abundan las melodías ligadas a los momentos de aventura, viaje y acción épica, especialmente con los temas destinados a las batallas.

Aunque también nos encontraremos con muchas melodías y composiciones de géneros muy distintos, ejemplo de ello son el sonido urbano-callejeros que poseen los temas del Team Skull, las melodías de corte tropical en rutas y ciudades, algunas melodías con toques de Jazz u otras con sonidos más tecnológicas y robotizados. La banda sonora del juego es bastante extensa, y cuenta con más de 100 melodías distintas, la mayoría con una duración superior a un minuto.

El juego no cuenta con ningún tipo de voces más allá de los conocidos sonidos característicos de cada Pokémon, que se escuchan de manera nítida y sin menor complicación. Lo mismos con los distintos efectos sonoros y ambientales como el oleaje del agua, las pisadas en la hierba o en la arena. Mismo caso para los efectos de los ataques en combate, que son muy variados y distintos entre sí. El juego se encuentra perfectamente traducido al español, con una traducción bastante decente y que no abusa de los modismos.

En mi opinión nos encontramos frente a una de las mejores entregas del último tiempo en la franquicia, que supo reinventar parte de su fórmula y que presenta un apartado técnico muy trabajado para la consola en la que se encuentra. Jugablemente añade y modificas distintos elementos que dan cierta profundidad y variedad al juego, y argumentalmente nos encontramos con un trabajo bastante bueno en general, aunque también posee ciertos momentos bajos. Sus principales problemas recaen en que la mayor parte del juego no es demasiado exigente y que se incluyen demasiadas ayudas, como remarcar los ataques efectivos, el hecho de que la amistad con los Pokémon de demasiados beneficios o que los estados alterados no sean tan perjudiciales como antaño. Así nos encontramos con un juego divertido, variado y con un hilo narrativo bien llevado, que nos tomara entre 30 a 35 horas en disfrutar en su vertiente principal y que posee una buena cantidad de añadidos y cosas por hacer una vez terminada la aventura.

Lo bueno:

  • Hilo argumental trabajado, personajes carismáticos y momentos muy bien construidos
  • Técnicamente aprovecha varias de las capacidades de la consola, con mundos muy detallados y modelados con buen tamaño y cantidad de animaciones.
  • Un ajuste necesario a la fórmula clásica, además de una gran cantidad de funciones online y offline que añaden diversidad al desarrollo de nuestros Pokémon.

Lo malo:

  • En general es un juego bastante fácil, incluso añade ayudas extras al jugador.
  • Las implicaciones jugables del ‘‘episodio extra’’ de la historia en el postgame son bastante malas.

Nota: 8,8

Aquí llega la entrada del día de hoy, aunque tenía pensado que hubiera una mayor fluidez de las mismas durante este mes, creo que no será el caso, porque conseguí un trabajo por el mes. A pesar de ello pueden esperar que se publique la entrada recopilatoria de ‘‘Colaboraciones Invisibles’’ cuando corresponda, y uno que otro análisis, probablemente también sea de Nintendo 3DS. También tengo pensado que pronto vuelvan las reseñas comiqueras, y tengo varias obras en carpeta. Nos vemos en una próxima entrada. Alola!

Zhols

Estudiante de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales. Amante de los videojuegos y los cómics. Vive en el sur de Chile.

  • Vaya sopresa, no tenía ni la menor idea de que por fin Gamefreak se había atrevido a hacer cambios de interés. Quizás esto abra la puerta a novedades aún más profundas y mejores para futuras entregas de la saga.

    Y ya que comentas la dificultad, qué bien vendría añadir un modo difícil o implementar el desafío Nuzlocke…

    • La verdad es que en varios sentidos me han impresionado los cambios empleados, que le dan media vuelta de tuerca a la fórmula ya conocida por todos. En general, espero que la saga evoluciono aún más con la nuevas tecnologías al igual que tú.

      Sobre el tema de la dificultad estoy de acuerdo contigo, incluso el caso podría ser similar al caso del modo casual y el modo clásico que implemento la saga Fire Emblem hace algún tiempo. Y el modo Nuzlocke ya es algo instalado en parte de la comunidad de estos juegos, por lo que me parecería una buena jugada el oficializarlo en la saga.

      Saludos! Gracias por comentar.