Análisis: Shantae Risky’s Revenge (PC)

Shantae: Risky’s Revenge es un juego desarrollado y publicado por WayForward Technologies, siendo publicado originalmente para el sistema de distribución digital de la Nintendo DSi, el 4 de octubre de 2010 en Norteamérica y el 11 de febrero de 2011 en Europa. Posteriormente convertido y lanzado en iOS en octubre del 2011, también sería lanzado para Microsoft Windows el 15 de Julio de 2014, con una versión Director’s Cut para Steam. Nos encontramos con un juego de plataformas con ciertos toques de exploración, siendo un juego muy en la línea de su predecesor, el Shantae original de Gameboy Color.

El argumento del juego sucede tiempo después de lo acontecido en el primer juego, donde vemos como Scuttle Town vive días de calma, luego del enfrentamiento entre Shantae y la pirata Risky Boots. Así se realiza la exposición anual de cazadores de tesoros, donde Shantae y sus amigos esperan ansiosos por el último descubrimiento de Tio Mimic, quien revela su último descubrimiento: una lámpara de aspecto común encerrada dentro de una piedra. Mientras todos se mantenían impresionados por la rareza del artículo, aparece Risky Boots, quien destruye la convención y roba la lámpara. Shantae se enfrenta a la malvada pirata, aunque termina siendo noqueada durante la misma. Debido a que Shantae no cumplió su deber como guardián de la ciudad, termina siendo despedida de su trabajo. A pesar de ello, Shantae decide perseguir a Risky Boots, y averiguar el secreto que se esconde detrás de la lámpara, así como el interés que tiene Risky por ella.

Jugablemente nos encontramos con un título con un planteamiento muy clásico, que recuerda a sagas como Castlevania y en menor medida Metroid, aunque añadiendo lo propio. Así controlamos a nuestra semi genio Shantae, quien posee inicialmente poseerá la habilidad de saltar y de atacar utilizando su cabello como si fuera un látigo. Con este tándem básico deberá adentrarse por distintas áreas investigando y explorando las mismas para seguir el paradero de Risky Boots. De manera adicional, podremos obtener hechizos de distinto tipo, que nos ayuden de distintas formas durante nuestra aventura. Por ello es que contamos con un medidor de corazones y una barra de magia, que representan nuestros puntos de vida y nuestra capacidad para utilizar los hechizos, respectivamente.

El juego mezcla muy bien momentos de plataformeo, combate contra enemigos y exploración para la búsqueda de objetos. Destaca también por el hecho de jugar con distintos planos de profundidad en algunos escenarios para el desarrollo de sus secciones de plataformas. El juego en si no es excesivamente difícil, aunque en un comienzo puede resultar complicado por la poca vida, la falta de habilidades y la debilidad de nuestros ataques. Situación que cambiara a lo largo de la aventura a través de la obtención de objetos que mejoren el daño y la velocidad de nuestro golpe con el pelo, el poder de nuestros hechizos, así como nuestra vida máxima.

El juego presenta cierta linealidad durante varios puntos del mismo, aunque siempre cabe la posibilidad de revisitar ciertas áreas al obtener nuevas habilidades que nos permiten encontrar objetos para mejorar a nuestra protagonista. Muchos de ellos pueden ser utilizados en la tienda del pueblo principal del juego, que no exige cierta cantidad de ítems difíciles de encontrar en el juego para poder realizar estas mejoras. Con respecto a las habilidades que menciono, se encontrara la posibilidad de realizar bailes que transforman a Shantae, en un mono, un elefante y una sirena. Logrando que consigamos habilidades como ganar habilidades más acrobáticas, conseguir fuerza para destruir ciertos bloques o desplazarnos libremente por el agua.

Todo ello se mezcla muy bien en varias secciones del juego, donde además deberemos resolver ciertos puzles para poder avanzar en nuestra aventura, principalmente en las áreas donde deberemos enfrentarnos a jefes durante el juego. Precisamente los combates contra estos enemigos más fuerte e impredecibles, marcan algunos de los mejores momentos del juego, al exigirnos un mayor control sobre nuestro personaje. Además, se presenta como uno de los momentos con mayor dificultad del juego, no olvidando mencionar que muchos de estos jefes son bastante carismáticos.

Más allá de los esquemas generales del género, nos encontraremos con ciertas misiones del tipo búsqueda de objetos o cadenas de intercambio de objetos que involucran a gran parte del mapa total del juego.  Además de sorprendernos con una sección con mecánicas más propias de otro juego. La duración del juego no es excesivamente larga, pudiendo tomarnos alrededor de 5 horas el conseguir el 100% del juego, o si somos lo suficiente rápidos y habilidosos, entre 1 o 2 horas. Aunque esto requeriría de un conocimiento previo, debido a que muchas plataformas, puzles y combates nos tomaran por sorpresa, a pesar de que seamos cautelosos o precisos en nuestro avance por la aventura.

El juego posee cierta rejugabilidad, debido a que una vez terminado por primera vez, desbloquearemos un traje que nos permitirá jugar el ‘’Magic Mode’’ donde nuestra protagonista recibirá más daño, pero contará con mayores capacidades mágicas.

El apartado gráfico del juego se basa en un pixel art muy detallado e interesante, aunque esto se nota excesivamente en la versión de PC, debido a que es una conversión casi directa que la edición de DSi. A pesar de esto el filtro utilizado ayuda a que el juego se adapte bastante bien a resoluciones altas, incluso mucho mejor que conversiones como Final Fantasy IV. El general el juego es bastante fluido, posee varios detalles en las distintas áreas del juego, especialmente porque el juego juega bastante con el viaje entre planos de profundidad. Utiliza además un tono entre colorido y sobrio que le da un aspecto interesante al juego.

Como mencione anteriormente las animaciones de personajes y elementos son bastante buenas, siendo muy fluidas y existiendo una gran cantidad de ellas para cada personaje, especialmente en el caso de los jefes y la protagonista. También esto es así, porque el juego busca emulador una estética de dibujo animados. Nos podemos encontrar con sprites de distinto tamaño, desde pequeños enemigos a grandes jefes finales o intermedios, pasando por las transformaciones de Shantae que son un muy buen ejemplo de ello.

Además, el juego cuenta con otro tipo de gráficos, en este caso, rediseñado para esta versión en una mejor resolución como lo son el arte utilizado durante las conversaciones, aunque lamentablemente el mismo sólo son imágenes estáticas que debes en cuando varían, no añadiendo demasiada expresión a las mismas. Por otra parte, el diseño de los menús es bastante intuitivo, y otras gráficas como el mapa del juego cumplen bastante bien su función.

La banda sonora del juego es obra de Jake Kaufman conocido compositor de Wayforward, quien ha participado en bandas de juegos como Double Dragon Neon, Shovel Knight y Bloodrayne: Betrayal. La banda sonora es bastante variada mezcla tonos que asemejan la ambientación araba de la protagonista, con cortes rítmicos futuristas y muchas melodías que recuerda a ‘‘dibujos animados’’ o toons. En general, ambienta muy bien los distintos momentos de la aventura, con melodías que se quedan grabadas en nuestra mente, siendo uno de los puntos fuertes de este título.

Con respecto a los efectos sonoros nos encontramos con sonidos muy bien utilizados al momento de atacar, caminar, golpear ciertos objetos. Los personajes no cuentan con voces digitales, más allá de ciertos sonidos características de algunos personajes, muy parecido a lo que sucede en los juegos de la franquicia The Legend of Zelda. También cabe mencionar que el juego se encuentra íntegramente en inglés, aunque realmente no requiere de un conocimiento muy avanzado en el idioma, y en realidad las líneas de dialogo no tan abundantes, como para ser una traba para avanzar en la aventura.

A mi opinión nos encontramos frente a un juego bastante divertido con unas bases jugables muy clásicos, pero que añade elementos propios que se agradecen bastante al disfrutar de una aventura algo diferente, que destaca por poseer un estilo muy propio y diferencial. Esto también se puede apreciar en el estilo gráfico utilizado, muy preciosista y detallado, aunque probablemente en su versión original el resultado sea más redondo que en PC. A nivel sonoro posee una buena selección de melodías de gran calidad, que hacen buena utilización de distintos instrumentos, y en este caso el sonido gana enteros en esta versión con respecto a la de DSi.

La duración del juego es aceptable, aunque en general la aventura se siente muy compactada, probablemente por su origen para una portátil. En sus compases iniciales puede presentarse como un reto interesante para el jugador, pero si sabemos explorar bien y nos tomamos nuestro tiempo, no tendremos mayores problemas, salvo que probemos el modo que se desbloquea al terminar el juego. Frente a todo esto, sólo me queda decir que es un excelente título a considerar si te gustan los plataformas.

Lo bueno:

  • Buena mezcla de plataformas, puzles con toques de exploración.
  • Excelente apartado gráfico, muy fluido y detallado.
  • Una gran banda sonora, con temas memorables.

Lo malo:

  • Se echa en falta una duración mayor, así como una mejor curva de dificultad
  • Quizás demasiado continuista con la entrega original.
  • (Podrían haberse traducido sus textos)

Nota: 8,2

Hasta aquí la entrega de hoy, quizás les sirva a quienes tienen sus dudas con el reciente lanzamiento de Shantae: Half-Genie Hero, aunque hay que aclarar que esa entrega y su precuela (secuela de la tratada en esta entrega9 se acerca mucho más a lo visto en Metroid.

Por otra parte, recordar que sólo quedan dos días para inscribirse en la iniciativa ‘‘Colaboraciones Invisibles’’. Por lo pronto me despido, pero nos veremos en una nueva entrada.

Zhols

Estudiante de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales. Amante de los videojuegos y los cómics. Vive en el sur de Chile.