Retro-análisis: Luigi’s Mansion (GC)

Luigi’s Mansion es un título desarrollado para Nintendo EAD y publicado por Nintendo para la Nintendo Gamecube. El juego fue publicado el año 2001 durante los últimos meses del año, en los mercados japonés, estadounidense y europeo. Nos encontramos frente al título de lanzamiento de la consola, y uno de los pocos títulos donde el protagonista es Luigi. El juego toma ciertos elementos propios de los juegos survival ‘‘horror’’, aunque más bien nos encontremos con un título que fomenta la acción, la investigación y la resolución de puzles.

Otro cliché, pero no sobre princesas

El argumento del juego cuenta como Luigi se gana una mansión en un concurso en el cual nunca participo, así decide contarle a Mario para reunirse con el mismo día a las afueras de esta. Al momento en que Luigi llega a la mansión, se da cuenta que la mansión es mucho más terrorífica de lo que se apreciaba en la foto, y de que Mario no se encuentra por ninguna parte. Al entrar en la mansión, Luigi es atacado por unos fantasmas, pero termina siendo salvado por un extraño profesor y su aspiradora, quien se presenta como Profesor Fesor. A pesar de esto, este no logra capturar al fantasma y terminan siendo atacados por varios fantasmas, por lo que deben escapar de la mansión.

Luego de reunirse en el taller cercano del profesor, este le cuenta a Luigi que la mansión es una clara obra de un fantasma, y que vio a un tipo de gorra roja entras hace un tiempo a la mansión, aunque no vio que este saliera de la misma. Cuando se entera que este se trata del hermano de Luigi, decide entregarle la aspiradora ‘‘Poltergeist 3000’’, la cual le permite capturar fantasmas. De este modo, Luigi deberá adentrarse en la mansión, para descubrir al ser detrás de esta y el secreto detrás de la desaparición de su hermano.

El quinto cazafantasmas o algo asi

Jugablemente nos encontramos frente a un título donde la exploración es el principal motor del juego, debido a que deberemos recorrer los diferentes rincones de la mansión, que inicialmente se encuentran bloqueados, para ir avanzando a través de la misma. En este sentido, la aventura adquiere un toque bastante lineal en general, principalmente porque a pesar de contar con un espacio diverso, nos encontraremos con obstáculos en forma de llaves para acceder a ciertas zonas, que sólo se pueden conseguir luego de superar determinados enfrentamientos con fantasmas en específico.

Como un acercamiento a un juego de supervivencia, notaremos como la vida inicialmente es bastante limitada y solo debes en cuando podremos encontrar algunos corazones que nos recuperen, al derrotar algunos enemigos o aspirar algunos de los objetos presentes dentro de las habitaciones de la mansión.  Así contaremos con 100 puntos de vida, los cuales deberemos cuidar al ser atacados por los distintos fantasmas presentes en la mansión, además de ciertas trampas, no que no son tan frecuentes como los primeros.

El objetivo principal del juego será atrapar a todos los ‘‘Boo’’ repartidos por la mansión, estos enemigos a diferencia de los otros podrán huir de habitación en habitación si no somos lo suficientes rápidos en atraparlos. Por otra parte, una vez atrapados no regresaran al mapa, como si lo hacen la mayoría de los enemigos comunes del juego.

Por supuesto, el ir atrapando a los distintos Boo, nos permitirá ir desbloqueando el acceso a distintos lugares del juego. Esto también ocurre con ciertos fantasmas especiales, los cuales poseen una personalidad más definida y necesitan de determinadas estrategias para ser derrotados.

Inicialmente podremos pensar que el juego posee un sistema abierto de exploración, pero en realidad poco a poco iremos dándonos cuenta de que tendremos libertad para movernos dentro de áreas delimitadas y que mientras más avancemos en la historia, más notaremos como el título realmente es un juego lineal.

Esto porque el juego utiliza bastante el hecho de necesitar determinadas llaves que funcionan sólo con puertas específicas, además de ser necesario que derrotemos a determinados enemigos para que sucedan cambios en la mansión, como que regrese la electricidad en ciertas zonas o se abra el acceso a habitaciones anteriormente bloqueadas.

El sistema de captura de los fantasmas es bastante sencillo, en primer lugar, deberemos direccionar la aspiradora para poder aspirar, esto cuando el fantasma nos revele su corazón. Para esto en la mayoría de las ocasiones deberemos apuntar con la linterna sobre ellos y aspirar en el momento preciso. Una vez hecho esto, comenzaremos a succionar a los espectros, pero estos intentaran huir de la aspiradora, para ello deberemos mantener apuntando en la dirección, así como mover a Luigi en la dirección contraria. De lo contrario, los fantasmas escaparan, a menos que hayamos alcanzado a succionarlos al quitarle toda la vida que poseen.

El juego en general nos propondrá una serie de puzles, más allá de localizar a los fantasmas ocultos, como seguir una serie de pasos para activar un interruptor en una sala, y posteriormente principalmente a través de la absorción de elementos para nuestra aspiradora como el fuego, hielo y el agua. Como imaginaran esto abrirá una serie de posibilidades, como congelar el agua para poder cruzar por una habitación, encender antorchas con el fuego o apagar el fuego en determinados lugares utilizando el agua.

También contaremos con una vista en primera persona a través de la Gameboy Horror, que nos permitirá solucionar algunos puzles y buscar a los Boo escondidos. Además, a través de esta vista podremos movernos a través de los espejos que funcionan como ‘‘warps’’ hacia el comienzo de la mansión.

Los enfrentamientos con los jefes quizás sean una de las partes más interesantes del juego, debido principalmente a que los combates se vuelven más estratégicos, debido a que hay que memorizar patrones de estos enemigos, para luego atacar en el momento en que estos enemigos sacan a la luz sus puntos débiles. Por otra parte, todos estos combates se llevan a cabo en escenarios cerrados, de modo que es imposible escapar de los mismos, y en muy raras ocasiones recuperar fácilmente vida en el proceso.

Cabe señalar que el juego funciona con un sistema de guardado, por lo que morir implica regresar hasta el último archivo en que hayamos salvado. Aunque igual es curioso que cada vez que atrapemos un Boo el juego se guardara automáticamente, de lo contrario deberemos hablar con Toad, personaje que se ubica en determinadas zonas de la mansión y que nos permite guardar. Por cierto, al morir no recuperaremos toda nuestra vida, por lo que sigue siendo importante administrar de manera importante nuestra vida.

La dificultad del juego es moderada, inicialmente puede ser algo complicada al ser un juego más pausado, donde hay que cuidar nuestro medidor de salud y los lugares donde recuperarla no son tan habituales, pero una vez logras dominar el sistema de captura y conoces algunas áreas donde encontrar corazones el juego pasa a ser perfectamente manejable. Siendo lo más complicado los enfrentamientos con algunos jefes, y el hecho de que a veces cuesta apuntar con la aspiradora para arrojar ciertos objetos.

Desde determinado punto del juego, podremos hablar de manera más constante con el Profesor Fesor, el cual también nos permitirá acceder a un modo entrenamiento para adecuarnos de mejor manera a los controles del juego. Además de poder consultar nuestro puntaje y ver los cuadros de los fantasmas que hemos recuperado.

La duración del juego no es excesivamente larga, pudiendo completarse en unas 4 horas en el mejor de los casos y en unas 8 horas de la manera más lenta. Una vez completado el juego, podremos desbloquear un modo de juego más difícil, donde seremos más débiles a los ataques y la mansión se encontrará distribuida como si fuera el reflejo de un espejo. Por lo que cuenta con cierto nivel de rejugabilidad, considerando que también el juego te invita a conseguir mejores puntajes al momento de atrapar a los fantasmas, variando el final según el puntaje final que obtengamos.

En lo lúgubre es donde más brilla la luz

Gráficamente nos encontramos frente a un título bastante interesante para la época que salió, principalmente por el sistema de iluminación que nos presenta el juego, el cual posee cierto dinamismo, variando con el uso de antorchas y la linterna principalmente. El juego cuenta con varias imágenes prerrenderizadas utilizándolo de manera similar a lo visto en juego como Resident Evil.

Por lo tanto, los escenarios y algunos elementos como el cielo se encuentran realizados con estos gráficos, mientras que Luigi, los enemigos y algunos objetos se encuentran construidos con los polígonos. También sorprende el uso de físicas que posee, especialmente el hecho de poder succionar objetos como cortinas, agitar muebles y tuberías, entre muchas otros.

En general, el juego se vuelve un juego que se mantiene relativamente bien en el tiempo, aunque cabe señalar que posee algunas texturas de muy baja resolución que hacen que se note un poco la época de la que procede el juego.

Silbidos, suspenso y frenetismo

Musicalmente es un juego que destaca más por los efectos sonoros, debido a que se busca jugar un poco con la tensión del jugador, con sonidos de puertas en mal estado, el viento colándose por las ventanas, luces encendiéndose, ratones, gritos de fantasmas, entre muchos otros.

Curiosamente la banda sonora es algo lúdica, principalmente con la música que suena al intentar atrapar un fantasma o el tema principal de la aventura, el cual tiene cierto toque de horror, pero suena bastante curioso cuando es interpretado con silbidos por nuestro protagonista. En general, las melodías de los temas están enfocados a la obtención de ciertas cosas como objetos y herramientas.

A pesar de ello la banda sonora funciona de una manera más ambiental, pero es un buen acompañamiento a la atmosfera del juego, que en ocasiones es bastante solitaria y que posee cambios de ritmo importantes. Esta es obra de Shinobu Tanaka (Super Mario Sunshine, Mario Kart: Double Dash!!) y Kazumi Totaka (Super Mario Land 2, Wave Race 64), por lo que el juego si cuenta con su versión de la famosa ‘‘Totaka Song’’.

Ahora teniendo en conocimiento todos estos aspectos ¿Se puede considerar a Luigi’s Mansion como un título divertido?

En mi opinión este título es bastante disfrutable principalmente porque no presenta mecánicas demasiada complicadas para el jugador, contando con una interesante curva de dificultad. La base jugable de tener que recolectar fantasmas y resolver puzle entremedio funciona de maravilla, debido a las dimensiones que posee el juego. Cada habitación está pensada de una manera específicas, incluso funcionado de manera distinta en algunos puntos del juego. El sistema de puntaje añade un componente algo arcade al título, por lo que hace que el jugador considere jugar de una manera mucho más eficiente y se esfuerce más. Además, a nivel técnico destaca en ciertos aspectos, como la iluminación y la música por lo menos roza el notable.

¿A quién recomendaría este juego? Amantes de la acción más arcade y los puzles

¿Quiénes deberían darle una oportunidad? Jugadores que quieran probar una propuesta lite de un juego ‘‘survival’’ y a quienes busquen un juego no tan extenso.

¿Quién no debería jugarlo? Quienes esperen una experiencia hardcore de tipo ‘‘survival’’ o busquen un título más maduro.

Nota: 8.

Hasta aquí la entrada del día de hoy, espero sea útil, especialmente a quienes no hayan probado este título, pero les llame la atención su salida en 3DS, y por supuesto a quienes también estén pensando en su tercera entrega recientemente anunciada para Switch.

Zhols

Estudiante de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales. Amante de los videojuegos y los cómics. Vive en el sur de Chile.