Retro-análisis: Fire Emblem Gaiden (NES)

El blog ha estado algo inactivo por un cumulo de circunstancias que han ido retrasando esta entrada más de la cuenta, aunque alguna de ellas son bastantes positivas para el blog en general. Probablemente veamos un par de análisis de juegos mucho más actuales y algunas otras plataformas, dado que, mi equipo ha realizado un salto importante en especificaciones técnias. Por otra parte, he podido acceder a mucho material referente a los comics, y de seguro, termine retomando algunos apartados un tanto olvidados como las series y la animación. Luego de esta pequeña actualización, vamos con un análisis que se retrasó tanto, que curiosamente termino teniendo relación con la actualidad.

Fire Emblem Gaiden (Faia Emburemu Gaiden) es la segunda entrega de la saga Fire Emblem, desarrollada por Intelligent System y publicado por Nintendo, para la Nintendo Famicom el 14 de marzo de 1992 en Japón. Siendo el segundo de la franquicia en ser lanzado exclusivamente en Japón. El juego como los demás títulos de la franquicia se enmarca dentro del género del rol por turnos en cuadricula, aunque añade varios elementos no vistos en la franquicia hasta ese entonces, y que incluso tardarían bastante en volver a aparecer en la misma. El juego toma lugar de manera paralela a los eventos del primer juego de la franquicia, en un continente cercano llamado Valentia (Valencia en la versión japonesa).

El argumento del juego gira en torno al continente de Valentia, el cual se divide en dos regiones: Rigel y Sofia. Que desde tiempo inmemoriales han sido naciones rivales, pero que últimamente se han enfrascado dentro de un período de guerra. Aunque la situación interna de las mismas también es preocupante, puesto que, en Sofia un general se ha alzado con el poder, mientras que Rigel vive profundas guerras civiles en su territorio. La historia nos pondrá en los pies de Alm, quien buscará acabar con el tirano de Sofia, y también con Celica, quien busca pacificar los problemas de Rigel. Ambos héroes buscan la paz dentro de Valentia, y eso es lo que los llevara a cruzar sus caminos. Aunque probablemente haya elementos más profundos que expliquen la situación en la región.

El juego mantiene varios elementos propios de la franquicia, aunque a su vez modifica varios de los mismos de una manera que pocas veces se repitió en el futuro. En primer lugar, los combates se siguen desarrollando con un sistema de turnos en cuadrícula, aunque por primera vez podremos manejar a nuestro personaje directamente en algunos escenarios de la aventura, encontrando objetos y hablando con NPC’s. Por otra parte, contamos con un mapa del mundo donde seleccionamos los niveles del juego, lo especial de esta entrega es que determinados niveles pueden repetirse de manera ilimitada, por lo que en el juego se limitan menos la subida de nivel de nuestras unidades.

Otras novedades importantes incluyen el hecho de que las armas ya no poseen un límite de uso que se va desgastando cada vez que la utilicemos, por lo que se elimina el componente estratégico al momento de utilizar las armas. Esto también aplica para la magia, aunque no del todo, debido a que los hechizos ahora consumen puntos de vida. También tiene como curiosidad el hecho de que las unidades que utilizan arcos tengan la posibilidad de atacar de cerca, ya no siendo una de sus debilidades.

Todas estas novedades hacen que los combates sean muy distintos, ahora hay que tener cuidado con los ataques de nuestras unidades mágicas, debido a que si reciben muchos ataques seguidos pueden morir producto de sus propios ataques al restarse vida. Aunque algunos personajes mantienen el hechizo Nosferatu para robar vida al enemigo.

Los cambios jugables afectan también a otras características clásicas de la saga como la muerte permanente de nuestras unidades o la manera en que promocionan (mejoran a una clase avanzada) estas. Como mencione anteriormente, el juego cuenta con áreas que nuestro personaje puede explorar libremente, en muchas de estas podremos encontrar objetos y personajes reclutables, aunque también nos encontraron con unas estatuas especiales que sirven para promocionar a nuestras unidades, para revivir a la que hayan fallecido, aunque estas reviven en el grupo del personaje contrario (si pertenecían a Alm terminan con Celica).

Contamos con algunas clases nuevas, entre ellas destaca la clase aldeano que puede promocionar entre varias clases, o la clase monja que puede utilizar tanto magia como armas tipo espada. También es uno de los pocos juegos (si no el único) donde se existe un tercer nivel de promoción para algunas unidades, como el Caballero de Oro para los Jinetes o el Caballero Oscuro para los Mercenarios.

Los objetos mencionados anteriormente corresponden más bien a los objetos equipables de RPG de corte más clásico, por ejemplo, encontramos una lanza que otorga más daño a una unidad, un anillo que nos ayuda recuperar vida durante cada turno o una espada que tiene la posibilidad de atacar a distancia. Por ello hay que estar atento a los lugares que visitaremos a lo largo del juego donde contaremos con la oportunidad de interactuar con NPC o incluso encontrar áreas secretas donde se esconden algunos de estos objetos.

Más allá de los factores expuestos anteriormente, el juego mantiene prácticamente la jugabilidad básica de la saga, donde deberemos enfrentarnos dos ejércitos en distintos campos de batalla. Donde cada jugador puede mover a todas sus unidades durante su turno, para luego pasar a la del jugador rival. El objetivo durante cada mapa varia bastante, generalmente hay que eliminar a todos los enemigos, aunque también sirve el posarme sobre una posición especial con nuestro general o eliminar a determinado enemigo.

Cabe mencionar que muchos mapas tienen distintas características como terreno que sirve para ganar mayor evasión, limites que sólo pueden ser franqueados por unidades voladoras o terreno que nos provoca daño si nos mantenemos sobre él. Por otra parte, los mapas son bastante dinámicos en sí, puesto que, cada cierta cantidad de turnos pueden aparecer refuerzos o detonarse eventos que no se encontraban planificados en un comienzo.

También existen algunos combates extra durante el juego, dado que, cada cierta cantidad de veces que completemos algún mapa, veremos cómo desde los niveles principales a abatir (que varían al avanzar la aventura) son enviados enemigos que recorren el ‘‘overworld’’ igual que nosotros, estos se pueden apilar en determinados puntos del mapa o incluso añadirse a los ejércitos por defecto de algunos niveles.

La dificultad del juego en general es alta, debiendo levelear bastante a nuestros personajes para poder salir airosos de esta larga aventura. Por otro lado, los combates más avanzados nos exigirán bastante, debiendo pensar muy bien nuestras estrategias a utilizar. Cabe mencionar que gran parte de nuestras frustraciones e pueden encontrar en no saber evolucionar muy bien a nuestras unidades (el nivel para promocionar, la clase que utilizaría o los objetos que debería usar), que puede llevarnos a tener unidades bastante inútiles hacia el final del juego.

La inteligencia artificial de los enemigos no es para nada mala, generalmente iran directo a por los enemigos más débiles o los que no presente una desventaja para ellos, incluso puedan concentrar todas sus unidades en derrotar a una de tus unidades. Por ello hay que saber plantar muy bien a nuestro ejército formando murallas o posicionando bien a nuestras unidades según la clase a la que pertenezcan.

La duración del juego es bastante extensa, aunque esta puede variar bastante de acuerdo a la cantidad de entrenamiento, la manera en que afrontemos los combates, las combinaciones de objetos, etc. Pero se estima que terminar el juego nos puede tomar entre unas 15 a 20 horas, dado que, es casi imposible completarlo si avanzamos directamente por cada nivel sin mejorar adecuadamente a nuestras unidades.

Gráficamente a pesar de ser un título de final de ciclo de la consola no nos encontramos frente a un apartado demasiado fuerte en este sentido. Aunque claro, siempre hay que realizar la distinción necesaria entre lo que se ve en el campo de combate, pueblos, cuevas, etc. Y lo que sucede realmente en los combates entre personajes. Dado que, cuando controlamos a nuestras unidades nos encontraremos con un apartado bastante sencillo, aún para las 8 bits de la NES. Caso contrario en los combates donde podremos presenciar distintos efectos, animaciones y sprites mucho más detallados.

Más allá de estas características nos encontramos con un juego que posee escenarios bastante variados que van desde aldeas, praderas, montañas y castillos, hasta mazmorras, bosques, barcos, islas y escenarios cubiertos por lava. Lo mismo sucede con las unidades, que a pesar de repetir muchas veces sprites o realizar ligeros retoque a los mismos, presentan una gran variedad entre las distintas clases aliadas y enemigas. A esto hay que sumarle que es uno de los primeros juegos de la saga en introducir directamente a monstruos en los combates como dragones, zombis y gárgolas.

El juego también posee pequeños retratos de los personajes que se utilizan durante algunas conversaciones importantes de la historia, y que también sirven para diferenciar a las unidades importantes de los enemigos. Por otro lado, nos encontramos con una buena administración de los menús de acción y los medidores de salud en el combate, estando muy bien organizados, mostrando la información de manera certera.

A nivel sonoro nos encontramos con un juego que cumple muy bien su cometido dentro de las limitaciones del chip de sonido de la NES (aunque actualmente el chiptune sea una tendencia con cierta presencia en el mundo). Nos encontramos con una banda sonora compuesta por Yuka Tsujiyoko (compositor principal de las series Fire Emblem y Paper Mario), encontrando con melodías enérgicas, tristes y alegres, que ambientan de buena manera los distintos pasajes de la historia. Por supuesto, se mantiene el estilo de marchas de muchos juegos de la franquicia o la gran presencia de piano en algunos temas. En cuanto a los efectos sonoros, nos encontramos con un trabajo que cumple satisfactoriamente en esta faceta, especialmente por lo visto durante los combates y en menor medida en el campo de batalla.

En resumen, nos encontramos frente a un excelente título de estrategia por turnos, quizás uno de los más innovadores en mucho tiempo dentro de la saga Fire Emblem. Con una historia interesante que va de menos más, la posibilidad de jugar desde dos puntos de vista distintos, áreas secretas, y batallas realmente duras. Quizás a nivel técnico no sea una mayoría (principalmente en nivel gráfico), pero si presenta un buen conjunto de elementos que se dejan disfrutar durante el juego. Su duración es bastante aceptable, aunque gran parte de la misma tenga relación con el subir de nivel a nuestras unidades. A pesar de ello es totalmente recomendable, más si consideramos que existen traducciones al inglés y al español hace bastantes años que nos permiten disfrutar de este juego un tanto olvidado.

Lo mejor:

  • Sistema de combate con novedades interesantes, con una reformulación jugable muy disfrutable
  • Buen nivel de dificultad y duración

Lo malo:

  • Quizás imponga demasiado el uso de horas y horas de subir de nivel a nuestras unidades
  • El apartado gráfico no destaca demasiado, lo que se acrecienta con la aparición de áreas de movimiento libre.

Nota: 8

Hasta aquí llega la entrada de hoy, espero que la entrada les haya servido como anticipo a Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia. ¡Hasta pronto!

Zhols

Estudiante de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales. Amante de los videojuegos y los cómics. Vive en el sur de Chile.

  • Isaac Lez

    Tengo que ponerme de una vez con esta saga, que me atrae mucho y además siempre se la compara con mi adorada saga Shining Force.

    • La verdad es una saga de juegos bastante buena, he ido probando diversos títulos ultimamente y todos me han gustado de buena manera (obviamente unos más que otros). Aunque aún debo probar los de SNES y consolas de sobremesa.

      Sobre Shining Force precisamente estaba buscando sobre la saga el día de ayer, dado que, el género SRPG esta abarcando gran parte de los juegos que estoy probando actualmente. Aunque tengo una duda de si jugar el original o el remake de GBA, más que nada por un tema de traducciones. ¿Tienes algún consejo al respecto?

      Saludos!

      • Isaac Lez

        El remake me gustó mucho, tiene varios extras, personajes nuevos y una historia paralela no presente en el original, así que hay más batallas y es más largo. Además creo que está en español. Yo probaría ese. Pero después ve a por el 2, que es el mejor Shining Force que hay.

  • Nunca he jugado un Fire Emblem. Me gusta lo que cuentas de la inteligencia artificial de los enemigos aunque supongo que debería empezar por alguno más reciente,

    Muy completo el análisis, como siempre.

    Saludos fremen.

    • at parrot

      A mi me gustó mucho el de wii, y luego empecé una partida al awakening con el propósito de no dejar morir a nadie y me agobie y ahí lo tengo, pendiente de acabar

      • El de Wii lo probé hace mucho tiempo, cuando aún no le agarraba el gusto suficiente al género y no era muy estratégico en mi proceder, ahora tengo intención de retomarlo, aunque probablemente me gustaría jugar la precuela de GC primero. El Awakening es un juego estupendo, quizás ponerte la barrera de la no muerte no sea muy buena idea, dado que, resulta algo frustrante, aunque si conoces bien las estrategias del mapa se puede hacer algo al respecto. Si deseas disfrutar del juego de manera más relajada prueba con el modo casual, que en dificultades altas tampoco es que funcione como un paseo. También si tiene la oportunidad de jugar alguna versión de Fates, las recomiendo bastante (aún con este aún no he avanzado lo suficiente).

        Saludos!

    • Los reciente tienen distintos niveles de dificultad e incluso un modo casual, en mi caso los de 3DS me gustan bastante, dado que, además de tener un jugabilidad muy buena, crean un elenco de personajes mucho más trabajo un historia que evoluciona de gran manera. No sé, si esto se puede retrotraer a los de GC y Wii, pero te recomiendo de manera encarecida Awakening, más allá de que introduzca algunos elementos propios de un anime.

      Que bueno que se note completo, aunque siento que quedo un poco más abreviado de lo usual jaja.

      Saludos!