Crítica musical: The endless river (Pink Floyd-2014)

Estándar

pink-floyd-the-endless-river

Cuando una banda de Rock (Progresivo o no) dice que el proyecto que esté a punto a lanzar sea el último, tenemos que pensar dos cosas. Lo primero que podría ser un último disco para acabar por todo lo alto y dejar a la banda como un mito. Lo segundo que pensaríamos es que se trate de una verdadera obra “saca-dinero” para los fans de la banda.

“The Endless River” se trata de un disco dedicado al difunto teclado de los Pink Floyd: Richard Wright. Hasta aquí todo correcto, si no nos fijamos que este miembro de la banda falleció en 2008 y estamos en 2014, porqué primero hacer remasterizaciones en 2011 y luego sacar un disco recordándolo 6 años después?

Obviando todo este apartado lógico y superficial, ahora tocaría hablar del disco. Cuando empezamos a escucharlo sentimos que nos están metiendo en una introducción made by Progressive Rock o incluso música Zen. Sí, música Zen porque la verdad es que te acaba relajando y todo la introducción, pierdes el deseo que sucede con algunos otros CDs con pistas introductorias de “Que se acabe esta p**** y empiece el CD”.

El problema es que hay una segunda parte de la introducción Progressive o como queráis llamarlo, bien, acepto otro par de minutos para acabar de despejarme y ponerme con el disco. Pero la tercera pista también sigue la misma dinámica de las dos primeras, y la cuarta, y la quinta, y la sexta. Todas ellas sin que se escuche A NADIE cantar NADA (a excepción de la canción Nº18).

(Habéis escuchado lo mejor del disco)

No debemos confundirnos, las distintas canciones del disco suenan “bien”, aunque no es nada de lo que uno espere de Pink Floyd como “Último CD”. El hecho de estar escuchando 17 canciones “Zen” no acaba de convencer (al menos para mí) y aún menos por el precio en el que podemos encontrar el disco en las tiendas de música.

Como os decía en la introducción, este CD se trata de una obra “saca-dinero” por parte de los de Londres y me parece bastante mal acabar con una banda tan mítica como es Pink Floyd con un bodrio como este. Sí que es cierto que tiene cierta continuidad, ritmo y es entretenido en cierta medida, pero para hacer lo mismo podría comprarme y ponerme a escuchar la BSO de cualquier película o videojuego con un mínimo de tensión (Aka Silent Hill) y aún tendrían más carisma que “The Endless River”

En conclusión, un disco solo recomendable si eres MUY fan del grupo, pero no demasiado, no sea que te entren ganas de vengarte por el increíble bodrio que han sacado.

Uno de los mayores bodrios creados por la humanidad, huid insensatos

20 comentarios en “Crítica musical: The endless river (Pink Floyd-2014)

  1. Sergio Sr. Rubio

    Vamos que, por muy homenaje que sea el disco, nos han vendido un disco de Chill Out como uno nuevo de los Pink Floyd…

    Menuda puta vergüenza seria el largarse con un disco así. Esperemos que no sea el último porque, de no ser así, van a dejar a los fans con muy mal sabor de boca…

    Buen análisis. Un Saludo

  2. En parte le tenía ganas porque, joder, Pink Floyd, pero que no estuviese Wright me echaba mucho para atrás.

    En fin, compro pocos discos, así que me da que éste no será uno de ellos, por mucho que me guste Pink Floyd.

  3. Mauricio Villanueva Trujillo

    pobre analisis. Pink Floyd mostro todo su lado New Age en pistas como A saucerfull of secrets, Echoes, Shine On, Sings of Lifes, Poles Apart etc asi que este disco es muy floydiano. Ademas de ante mano sabiamos que el Disco iba a hacer instrumental asi que si te enteraste apenas escuchaste el disco es porque estabas muy desinformado. El disco es un disco New Age estamos claros, pero muy digno para compararse a obras de Mike Oldfield o Jean Michel Jarre

    • Cada uno es libre de opinar lo que piense, aunque de Mike Oldfield creo que debes hablar de sus principios, ya que “ahora” ha cambiado bastante de género en cuanto a “New Age”. No sabía que el disco iba a ser instrumental, únicamente sabía que era el “Retorno y último disco de Pink Floyd” y como tal, me ha decepcionado.

      Saludos!

      • Mumo Zunino

        Si no sabias que iba a ser instrumental, toda tu critica vale mierda… Lo dices de un punto de vista de desepción. Para mi, que sabía que iba a ser instrumental, esta buenísimo, muy estilo de Pink Floyd

      • Juan K. Bigstraw

        Si realmente te gusta Pink Floyd (y con esto me refiero a que has disfrutado escuchando todos y cada uno de sus Lps, desde el “A Pipper…”, hasta “The Division Bell”) y eres capaz de relajarte y escuchar entero (si de principio a fin) y asimilar éste, lo cual no se hace con la primera escucha ni con la segunda, si no a partir de una 4ª, 5ª ó 6ª y sigues opinando lo mismo y no eres capaz de disfrutar de él, evidentemente no te gusta Pink Floyd, te gustarán algunos lps o canciones pero no creo que soportes un “A Saurceful of Secrets” un “Atom heart mother”, un “Set the controls…” o un “Echoes” y sino… háztelo mirar, porque sería un caso alarmante de trastorno bipolar.

        Un saludo!

    • Pablo Sturzenegger

      Hey, no compares, no es lo mismo. Este disco es decepcionante. Soy fanático de la banda y he escuchado su música desde mis 10 años de edad (y actualmente tengo 42) Me matan discos como Atom Heart Mother… pero esto que presentaron ahora, son recortes, retazos, sobrantes con una gran postproduccion en sonido. Esto no es una obra de Pink Floyd. Es la sobra de The Division Bell que en vez de ir a parar a la basura, la pasaron por un proceso de reciclaje y acabó en esto… Parece un disco de Kitaro con Guilmour de invitado estrella solenado su guitarra y mostrando, como en un catalogo, cada uno de sus yeites!!!… Escuchen con atención este disco, tiene algunos “fuera de tempo de la batería”. Pareciera que Nick estaba de vacaciones, recibío un llamado una semana antes del Mastering con este mensaje: “Nick, el disco ya está listo, faltan los tambores, tendrás unas horas entre el desayuno y el almuerzo para pasar por el estudio?”… Vamos!!!… esto es decepcionante. SÉ MUY BIEN lo que esta banda me ha dado, me cambió la vida, musicalizó con las mejores obras conceptuales más de 30 años de mi vida, Por eso, porque sé de lo que fueron capaces, es que no puedo aceptar este disco.

      • Juan K. Bigstraw

        Tengo tu misma edad, llevo escuchando Pink Floyd desde hace casi 3 décadas, he mamado todos y cada uno de sus discos hasta la saciedad, libros, documentales, parafernalia varia, etc. toco la batería en una banda de versiones, estudio sus temas hasta la obsesión… en fin, que soy un fanático que roza la enfermedad… De verdad el disco está bien, dale una oportunidad, escúchalo con calma sin prisas, familiarizate con los temas y verás que no es tan negro como lo pintas.

        Quita de la cabeza que son recortes, deshechos, que se grabó hace 20 años, que es puro marketing, etc. etc. y piensa que, independientemente de los arreglos y la postprodución final, ahí están tocando Gilmour-Mason y Wright (más presente que nunca) y te aseguro que lo disfrutarás y te gustará y verás que eso es PInk Floyd 100%

  4. Juan K. Bigstraw

    Lo primero, el disco necesita varias escuchas, pero la mayoría de la gente se lanza a decir tonterías sobre él precipitadamente tras la primera. Lo segundo, se sabía muy de antemano que iba a ser instrumental y lo tercero, decir que lo mejor del disco es “Louder than words”, (por que está cantada supongo) denota un desconocimiento alarmante del grupo que, o bien no se ha escuchado nunca, o bien se le ha prestado muy poca atención a parte de su discografía, especialmente entre los años 1969 y 1972.

    En mi opinión el disco es prácticamente perfecto.

    • Como has comentado arriba, no he escuchado toda la discografía de la banda, los LPs de la época ni los conocía y también tienes razón de que únicamente lo he escuchado una vez. Es de esos discos que se tienen que escuchar varias veces para mimarlos, y cuando lo haga quiza cambie de opinión, pero mientras, es lo que opino.

      Louder than words me pareció un punto de contraste respecto el resto de pistas, por ello me gustaría más que el resto, no exclusivamente por no ser instrumental.

      Un saludo!

  5. Con tu primera crítica me deja una extraña expresión del disco, no tenía idea que era casi totalmente instrumental, aunque no me esperaba nada muy profundo por la parte vocal sin Waters. Ahora bien no he escuchado el disco todavía, pero le echare un par de escuchas haber si termina de convencerme.

    Saludos! Buena y breve crítica.

  6. Jonathan Alvarez Ariza

    Toda una reseña para hablar de elementos superfluos. Yo diría lo siguiente, cualquier proyecto debe evolucionar, algunos se quedaron en la decada del 60,70,80, quieren escuchar un disco como the Wall ó volver a un animals o volver a un Dark side of the moon, momentary lapse of reason, Atom Heart of mother division bell etc…., en Waters que solo tenia una música encerrada en el odio y la guerra. Pero este disco es una buena evolución a lo tradicional enmarcado. Todos los anteriores albumes marcaron un hito en una época pero la evolución es sana y buena. Lo que hace a pink floyd es su estilo, su rock de psicodelia y “progresivo” eso es Pink Floyd. Además notesé que es un album que busca recordar al 5 mejor tecladista de la historia del Rock según la revista Rolling Stone, es decir, es un album que busca su legado en recordar de algún modo la vida de Richard Wright.

      • PerdonáQueTeLoDiga

        No te hagas el posmo, escudándote en la subjetividad.
        Más allá de la subjetividad, hay cosas elementales y complejas, y tu crítica es realmente elemental, con nulos argumentos musicales.
        No es una crítica. Una crítica implica un proceso, un análisis, que acá no lo hay.
        Esto es una mera opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *