Crítica: Logan (Ligeros Spoilers)

sergiosrrubio Uncategorized Leave a Comment

logannewposter

 

Ficha Técnica:

-Año: 2017

-País de Origen: E.E.U.U.

-Dirección: James Mangold

-Producción: Hutch Parker, Simon Kinberg y Lauren Shuler Donner

-Fotografía: John Mathieson

-Edición: Michael MacCusker

-Guion: Scott Frank, Jamesn Mangold y Michael Green

-Historia: James Mangold

-Música: Marco Beltrami

-Reparto: Hugh Jackman, Patrick Steward, Richard E. Grant, Boyd Holbrook, Stephen Merchant y Dafne Keen

 

¿Cómo definir en una pequeña introducción a Logan? Difícil, pues es una obra compleja. En mi humilde opinión, es una cinta que integra de lo mejor que ha deparado el cine en sus géneros más trillados y lo desarrolla basándose en uno de los personajes más reconocibles de Marvel.  No tiene absolutamente nada que ver con el género de superhéroes, es un peliculón en sí mismo, una cinta extraordinaria que abarca de lo mejor en ambientación, tonalidad emocional y estudio de personaje en la que da la casualidad de que se encuentra Lobezno. Una película que encierra tanto valor en sí misma como ejercicio de buen cine, que cualquiera puede disfrutarla independientemente de si le gustan los superhéroes o no. Y a mí personalmente me ha encantado. Si queréis averiguar por qué, para eso está esta crítica, así que tirad para abajo:

 

3145508-screen+shot+2016-10-20+at+14.03.24

 

Antes de entrar en materia, supongo que debería resumiros un poco el argumento de la cinta. De lo poco que os puedo decir sin entrar en spoilers es esto. En 2029, los mutantes están prácticamente erradicados, bien por esterilización genética, bien porque la humanidad ha conseguido imponer su genotipo como dominante al cabo de los años e imponerse sobre los mutantes por mera selección natural o por otro evento causado por un mutante muy poderoso.

Pero lo cierto es que los mutantes están al borde de la extinción. Entre los pocos que quedan tenemos a un Lobezno viejo, cansado, decrépito y apático que sobrevive a duras penas como conductor de Limusinas en Texas y cuidando de un enfermo y casi senil Charles Xavier. Ocultándose de las autoridades y ocultándose de un mundo que quiere olvidarse de ellos. Pero todo cambia cuando recibe el encargo de una misteriosa mujer para llevar a una niña a Dakota del Norte y que pueda cruzar la frontera con Canadá. Y hasta ahí todo lo que os puedo decir sin que venga ningún llorica diciendo que le he spoileado.

Ahora si ¿Qué es Logan? Logan es un estudio profundo y complejo de la figura del Antihéroe. Aquí se nos disecciona con acierto lo que representan esta clase de protagonistas. Lobezno aquí es el antihéroe calcado, de libro, pero magníficamente representado. Un Lobezno viejo y decadente, en sus horas más bajas, cansado del mundo y de los demás,  extremadamente cínico, al que no le importa una mierda nada y movido solo por su propio interés. Un hombre parcialmente atormentado por todo lo que ha hecho años atrás, que sabe que se le está acercando su hora y está buscando una forma violenta de morir, largarse dejando un grotesco rastro de cadáveres. En otras palabras: EL PUTO MAX PAYNE.

 

original

 

Pero cuando se le presenta la oportunidad de escoltar a la niña, la última oportunidad de realizar algo bueno, de sacar algo en limpio antes de morir, decide sacar toda su fuerza de voluntad y su determinación para cumplir con su cometido. Un último esfuerzo por un bien superior, su último hurra, su última cabalgada.  En esencia, es la historia clásica del antihéroe en busca de redención. El relato del héroe caído buscando el perdón. Pero está tan magníficamente realizada, tan cojonudamente lograda, que no tiene nada que envidiar a los grandes exponentes del género. O debe ser que yo disfruto un huevo con esta clase de historias. Pero de forma objetiva este es el mejor tratamiento que se la ha podido dar a Lobezno, porque prácticamente nació para este género al ser uno de los primeros antihéroes del cómic. Y por fin tenemos una historia que hace justicia a su caracterización.

Logan también es Western a la moderna. Y no solo por las descaradísimas referencias a “Raíces Profundas” que plagan la película. Sino porque su concepto subyacente es el mismo que el de una de las mejores pelis clásicas del lejano oeste. Una huida desesperada a través del desierto y la estepa del país, contra el acoso constante de las autoridades en sus cuadrillas de acero. Un antiguo forajido caído en desgracia, en última cabalgada en busca de la redención. Duelos al alba entre los bosques de Dakota del Norte y los desfiladeros de Colorado pero con garras de adamantium en lugar de Winchesters y Colts.

Y para rematar un hermoso homenaje final citando los discursos más emotivos de Raíces Profundas. Lobezno es un Shane o el Clint Eastwood de Sin Perdón a la moderna, un pistolero viejo y retirado de una vida llena de maldad, que busca marcharse con último acto de bondad. Y Logan es algo así  como un western mutante distópico y postapocalíptico que con esa mezcla tan dispar de géneros pero tan respetuosamente tratada, de extraña forma queda de reputísima madre. Y tanto es así que os aseguro que podréis llevar a cualquier colgado de las películas del Oeste más añejas y el tío más crítico con las cintas de SuperHéroes que seguro que disfrutará con esta película.

 

logan-marvel-comics-probably-doesnt-exist-in-the-x-men-movie_83wc

 

Logan también tiene un tomo emocional muy determinado: Un aire depresivo, de decepción, apatía y a la par realista. Un bofetón de realidad con la mano abierta, así sería la mejor forma de definirlo. Nada es como en el resto de las películas de Marvel donde cada lucha es una épica batalla por el bien y el honor, nadie muere por un propósito y de forma gloriosa, sino que muere de forma estúpida, intrascendente y a nadie le importa un carajo. Hasta las personas más queridas y respetadas se van al hoyo sin encontrar funerales pomposos ni sentidas alabanzas, acaban enterrados en un bosque e mitad de ninguna parte.

Hasta las personas más inocentes y puras pueden acabar siendo asesinadas sin que llegue a importar mucho, sin que llegue a tener sentido alguno. Nada tiene sentido, ni forma parte de un plan, ni mucho menos tener significado ni importancia, la gente muere y punto. Es nihilismo puro. Pero no contenta con eso, la película también se esfuerza en deconstruir y revertir los mitos de los Superhéroes de los comics en determinadas escenas. Diciéndote que a diferencia de los comics nada es una heroica gesta y una épica batalla entre el bien y el mal, que nadie va por ahí en ridículas mallas y trajes de licra combatiendo la vileza allá por donde va y que aquellos que intentaron algo parecido acabaron muertos y sin gloria persiguiendo una entelequia.

 

logan_2017_22-h_2017

 

También ayuda a reforzar enormemente las cualidades de la cinta las magníficas interpretaciones de su elenco protagonista. Huelga decir que Hugh Jackman hace el mejor trabajo de su carrera interpretando al mejor Lobezno posible, pero sigue siendo un deber mencionarlo, pues de nada sirve tener un antihéroe de esa complejidad sobre el papel, si no tienes una buen actor para darle vida y Jackman ha cumplido con creces. Un gran actor que conoce su profesión, da lo mejor de ella y sobretodo conoce su personaje.

Patrick Steward está incluso por encima de Jackman al traernos a un Profesor X totalmente atípico y poco convencional que, siguiendo ese aire depresivo y caduco del filme, se nos presenta ya no como el cerebro más poderoso de la Tierra, sino como un anciano debilitado, al borde de la senectud y sufriendo una enfermedad mental degenerativa. El cerebro más poderoso de la Tierra pero con Alzheimer, el cerebro más peligroso de la Tierra. Y rematado por una brutal, desgarradora y peligrosa Laura, interpretada de forma sorprendente por la joven actriz española Dafne Keen, le da un giro de tuerca a lo solemos esperarnos de los personajes infantiles del cine. No es para nada un sidekick molesto, odioso o repelente, sino que resulta ser el personaje que más evoluciona, madura y cambia de toda la película. La que pasa del puro salvajismo a comportarse como un ser humano. Y consigue transmitir todo eso sin llegar a mediar palabra en prácticamente la mitad de la cinta. Eso solo significa una cosa: Habilidades de Interpretación. Y a esta chica la sobran. Le espera un futuro prometedor.

 

f977a15414c10cd3e2145a3379d6e496c44b77b3

 

Aunque el elemento pivotal, la parte crítica que ha afianzado todo lo conseguido en la película, ha sido la calificación “R” “Adults Only”(El equivalente al +18 en Europa) Algo por lo que hasta el propio Jackman luchó y defendió a uñas y dientes para que se mantuviese integro en la cinta. Porque la calificación solo para adultos no tiene solo que ver con la violencia gráfica que se muestre en la película (¡Y como tiene que ser joder! ¡Que se derrame toneladas métricas de mermelada de fresa!) Sino también con el grado de complejidad y profundidad de los temas adultos que se pueden desarrollar y que solo a determinadas edades se puede comprender.

Si tienes una película dirigida a “Audiencias Amplias” los temas que pretendes ahondar y desarrollar se verán afectados no ya por la censura por el temido PG-13, también porque de nada serviría ponerte a abordar tales temas para una audiencia que quizá no los vaya a comprender o que quizá no les interese comprenderlos. Hay que respetar la edad de una película porque así respetas la integridad y su contenido. Si atiendes primero a la edad, sacrificas el mensaje y el sentido de la cinta en pro de hacer más caja. Y creo que gracias a ese respeto se ha conseguido tener la libertad creativa necesaria para crear lo que alabamos aquí. Esperemos que esto sea el comienzo de una nueva era en la que se respete la integridad artística de las películas sin descuartizarlas en favor del público obletivo.

 

logan-1

 

Y a pesar de que me gustaría decir que la película es perfecta y casi lo es porque tiene muy pocos puntos a mejorar, teniendo una ejecución casi impecable, ostenta fallos que son tan claros y tan manifiestos que es imposible pasarlos por alto. Uno de los más garrafales de esta película tiene que ver precisamente con la tonalidad y filosofía de realidad cruda y gris que contrasta incongruentemente con determinados aspectos excesivamente tan maniqueístas que son de tebeo. Si tanto decirme que en la realidad no existe ni blanco ni negro y luego vas y me metes un antagonista tan maniqueísta, simple y típico como los que pueblan las películas de superhéroes que te empeñas en criticar. Si me vas con esa filosofía, y luego me vas a meter como malo al típico científico malvado maloso que es malo, por el mero hecho de ser malvado, pues entonces has fallado un poco en tu cometido.

Pero de entre todos los fallos que se concentran en que esta película, el más evidente e imposible de obviar es el hecho de no explicar su trasfondo, o peor aún, de no mostrarlo. Esta película comete el fallo más básico al pasar por alto una de las reglas más fundamentales de cualquier obra de ficción: Enseña, no cuentes. No muestra absolutamente nada de los acontecimientos previos que ocurrieron para dar lugar al trasfondo de esta película, solo los menciona anecdóticamente.

 

CvNyVQ1WEAE6FAf

 

¿Cómo sabemos que estamos en un futuro cercano y que los mutantes están al borde de la extinción? Por un breve comentario de 5 segundos que realiza una persona en un momento determinado. ¿Por qué se extinguieron los mutantes? Una breve frase aclaratoria del antagonista. ¿Por qué la cría tiene los mismos poderes de Lobezno? Una sola puta frase de una enfermera como explicación. Como pestañees te lo pierdes. Es decir: No solo no enseña nada de lo que ha sucedido para establecer la ambientación de la película, sino que encima cuando la intenta explicar lo hace de forma tan escueta, breve y efímera que se reduce a putos comentarios aleatorios que no esclarecen nada.

¡ENSEÑA, NO CUENTES! Se habría agradecido como mínimo alguna clase de introducción. No sé, una intro con un breve comentario en monólogo interno de Lobezno para establecer el trasfondo donde se desarrolla la peli, ¡Pero enseña algo, coño! Y no me jodáis diciendo que esto en realidad está hecho adrede para dotar a la película de mayor minimalismo y para hacerla más directa hacia la trama principal. Porque hay una gran diferencia entre establecer un trasfondo minimalista y no darle ninguna clase de explicación.

 

d3faf6a8a1fd9868f6c4805b9964abbf4fec875e_hq

 

A pesar de esos dos fallos, la película es y sigue siendo tal y como he dicho: Una sorpresa memorable. Una rareza que acaba siendo mejor valorada como película en sí misma que catalogándola como cinta de superhéroes. Siendo un equilibrio perfecto entre un western moderno, un drama de antihéroe en busca de redención y una antítesis del género de superhéroes del cómic que irónicamente resulta ser el mejor tratamiento que se la ha dado a uno de sus más prolíficos protagonistas. Tiene sus cagadas irremediables e imposibles de ignorar, pero merece la pena por ser la que mejor ha sabido tratar a un personaje de comic. Y sobre todo por ser la que mejor ha sabido tratar al cinéfilo y al propio cine: Con buen cine.

sergiosrrubioCrítica: Logan (Ligeros Spoilers)