El chiquitristismo (Remake de Gamefilia + IWBTH)

AwenjaviOpinión

Cuando Suditeh presentó la iniciativa I Wanna Be The Hater, me gustó bastante la idea. Pensé que podía ser algo muy divertido, ver salir bilis de los distintos usuarios de Zona Delta por aquí y por allá. Pero había un problema: no hay nada que odie demasiado, ningún cómic, serie, videojuego, película, etc., que sea aclamado por la mayoría y que yo odie con toda mi alma.

En un principio pensé dedicar la entrada a La que se avecina, pero deseché la idea porque, a pesar de ser una serie popular, objetivamente hablando es una mierda, y no mola odiar algo que es una mierda. Entonces, recordé una entrada que escribí hace año y medio en Gamefilia: El chiquitristismo

Como pone en el título, he intentado que esta entrada sea un remake más bien que un refrito, por lo que cambiaré bastantes cosas del texto original.

El término chiquitriste lo creó un amigo mío con el que últimamente he perdido el contacto, al que llaman Dobe por razones que desconozco. Recuerdo que usaba el término con frecuencia, pero nunca lo definió al pie de la letra, por lo que mi idea de chiquitriste actual probablemente difiera de la suya original. Básicamente, los/las chiquitristes son los otakus que se tragan cualquier bazofia de anime y están siempre quejándose de lo súper marginad@s que son porque «son diferentes».

Los chiquitristes son fácilmente identificables en los Salones del Manga. Normalmente se encuentran entre los 13 y los 18 años de edad. Se distinguen a simple vista por cosas como camisetas de L de Death Note, máscaras de V de Vendetta, gorros del Timo ese del League of Legends de los cojones, un gorrito de Pikachu, orejas neko kawaii como las de la cabecera de la entrada y los putos carteles de «ABRAZOS GRATIS», fuentes inagotables de vergüenza ajena.

MIRAD LO REBOLUSIONARIO K SOI XDDDDDD

 

Haciendo alarde de poco feminismo y tirando un pelín de tópicos, ahora haré una poca de distinción entre chiquitristes machos y chiquitristes hembras, por las risas más que por otra cosa. Las chicas suelen ser alegres y van por ahí dando saltitos. Sin embargo, aunque normalmente tengan muchos amigos porque ser otaku se lleva ahora y a los adolescentes se les cae la polla al suelo al ver a una tía friki, aseguran ser unas bordes y unas incomprendidas sociales (supongo que para hacerse las interesantes e ir de tsundere por la vida).

«Estoy harta de que la gente me discrimine por ser diferente» -María José, 14 años, tiene el pelo azul y sus amigos la llaman Sakura.

Una cosa importante para estas chicas es enamorarse de L (el de Death Note, no el del equipo Actimel, cuidao) y de Sasuke de Naruto, así como de otros personajes emos del anime. Y, cómo no, hay que recordarlo continuamente y subir fotos en redes sociales diciendo lo que molan. Evidentemente, tú no puedes dar tu opinión sobre estos personajes. Así que será mejor que no opines delante de ellas que Light mola más que L si no quieres iniciar una batalla muy absurda.

También se han dado casos de chiquitristes que se sienten identificadas con Konata de Lucky Star, lo cual es preocupante porque este personaje precisamente es una parodia y una sátira de los otakus.

Los chicos, por su parte, probablemente no sean tan populares porque no es igual de molón ver a una chica friki súper kawaii que a un tío otaku y pajillero. Eso sí, como he dicho antes, se les caerá la polla al suelo al ver a una chiquitriste… ¿por qué tratar a una chica con tus mismos gustos de forma normal, si puedes tratarla como a algo súper extraordinario y quedar como un baboso?

«¡OMG! ¿JUEGAS AL LOL? DIOS DIOS DIOS ME CORRO UNA TÍA GEIMER DIOOOOOOOOOOOS» -Antonio, 16 años, usa mucho el término feminazi y probablemente es el autor de esto:

Aquí tenéis el tweet original de esta foto

En cuanto a su ideología política, son de una izquierda periprogre bastante graciosa e hipócrita. Dicen que los telediarios manipulan la información (lo cual es cierto), pero se creen todo lo que leen en rincones oscuros de Internet siempre y cuando coincida con su ideología. Odian a los fachas, pero por otra parte se creen todo lo que dice Dalas del comunismo. Creo que este tweet refleja muy bien su ideología.

Como aclaración final, no hay que confundir a estos seres con lo que Loulogio llamó en su día los «posers frikis». En teoría, los posers son los que van de frikis para encajar. Pero los chiquitristes son «frikis de verdad», de hecho, insisten mucho en lo frikis que son, y odian con toda su alma a los posers (creo que el vídeo de Loulogio hizo mucho daño). Van en plan: «O sea, tía, yo siempre jugando a videojuegos y viendo anime y siendo una marginada, y ahora llegan estos y juegan a cuatro cosas y dicer ser frikis. La friki soy yo porque mi coño lo vale. Por cierto, soy moralmente superior a ellos y a los canis, los canis dan asco, putos canis, qué asco dan, el K-POP es mucho mejor que el reggeaton, dónde va a parar».

Creo que ya he soltado toda mi bilis, así que voy a ir cortando. Por supuesto, esta entrada está escrita en tono de humor y yo no voy por ahí odiando a gente y siendo un tío vinagre, entre otras cosas porque en el último párrafo me he quejado de etiquetas y esta entrada parece una exaltación a las etiquetas.

 

 

AwenjaviEl chiquitristismo (Remake de Gamefilia + IWBTH)