The Legend of Zelda debe salir de su zona de confort

Miguel Gonzalez Multipal Link, Zelda

Este azul me gusta más que el jodido verde

En estos días estoy jugando al Wind Waker (que no lo había podido jugar antes) y me la estoy pasando bomba. Lo de andar en barco es una genialidad total, pero sin embargo siento que el juego es lo mismo de siempre. No me malinterpreten, no estoy diciendo que el juego este mal. De hecho, Zelda es una de esas sagas que se ha sabido mantener, ofreciendo una formula a la cual no es que se le deba agregar mucho para ser casi perfecta. Pero sin embargo siento que no ha habido ningún avance tan extraordinario desde Ocarina of Time. Cada entrega tiene algo nuevo y casi innovador, pero yo siento que no se están arriesgando. Y no lo digo por Wind Waker, sino por las demás entregas que he podido jugar hasta el Skyward Sword.

Leer más...

Análisis: Senran Kagura Estival Versus

adx94 análisis, Beat´em up, ecchi, eroge, estival versus, hack´n slash, marvelous, ninja, PS4, psvita, senran kagura, shinobi, tamsoft

En la industria actual de los videojuegos, la palabra “censura” resulta cada vez más común en una gran cantidad de obras, por unos u otros aspectos, aunque generalmente están centrados en camuflar determinadas clases de contenidos que pueden tener una carga sexual considerada inaceptable por las editoras o cierto sector de público. Los juegos japoneses […]

Impacto.

Tomás Lorite relato

Llevo años entrenando la natación, he perfeccionado mi técnica y puedo aseverar sin ronrojo que se me da bien. Hoy tras corroborar mi buen estado físico en mi entrenamiento vespertino, me he metido en la sauna con el fin de liberar toxinas mediante la sudoración de mi piel desnuda.
Poco antes una familia entraba en la piscina cruzando el arco que da la bienvenida al recinto deportivo. El joven marido, tras las indicaciones dadas por su mujer desde el borde del carril, acababa de sacar del plástico un gorro aún sin estrenar, perteneciente a la máquina expendedora que se oxidaba en la húmeda y nublada intemperie contigua a la entrada del edificio. Tenía la espalda peluda y uno de esos torsos ventrudos, duros y con forma de balón de fútbol tan significativos tras la constitución definitoria de un núcleo familiar cómodo y poco exigente. A través del vaho de la puerta traslucida he observado cómo de remolón se preparaba para tirarse al agua, y aunque casi era la hora del cierre, no se daba ninguna prisa, como quien actua por compromiso ajeno y no por convicción interna. Madre e hijo chapoteaban en la calle anexa a la que había sido mía hasta hacía escasos minutos, ajenos a toda preocupación.
Alguien que abre la puerta de la sauna me distrae, acompañado de una bocanada de aire externo que me provoca un ligero escalofrío. Y para cuando vuelvo a fijar la vista en mi antiguo carril, el marido lleva ya recorrido un tercio de este. Me fijo en lo despacio que avanza, pues apenas sabe bracear. Sus piernas caen inertes hacia el fondo, generando resistencia, y cambia de estilo a medio camino, para descansar ciertos músculos fatigados. Que si ahora crol, que si ahora espalda. Por su forma de boquear noto cómo no consigue mantener una respiración constante, se asfixia a cada metro sobrepuesto.
Me estoy sonriendo, con cierta condescendencia otorgada por mi presunción. Y entonces me fijo en cómo sus brazos se elevan por encima del surco de espuma que levanta. No entran de forma delicada, permitiéndole así deslizarse con armonía por debajo del agua. No, golpean con saña su superficie, haciéndose daño. Imagino que tiene pánico de no resistir lo suficiente como para llegar al bordillo que le espera al otro lado, o teme quedarse parado y hundirse en su propio peso. También me imagino a sus capilares, tan frágiles ellos, rompiéndose y acumulando sangre por extravasación en la superficie de su antebrazo. Su estela en cambio se difumina rápidamente. Entonces pienso en ti. En como yo soy ese obstinado brazo ejecutor, y en como tú eres esa oscura superficie tibia que refleja la luz de los focos alógenos del techo, fluctuante y al cabo de un corto lapso de tiempo impertérrita a mi paso.
Y entonces dejo de sonreír. Salgo rápidamente, me dirijo a los aseos, me tomo una última ducha de agua fría, me cubro con mi armadura de poliéster. Atravieso el arco, aún no he decido si del triunfo o de la derrota. Fuera me espera la lluvia.

Análisis: Digimon Story Cyber Sleuth

adx94 2015, Agumon, análisis, bandai namco, Captura, crianza, Cyber Sleuth, digimon, Digimon Story, Dungeon Crawler, jrpg, Media Vision, PS4, psvita, Sony, Toei Animation

Digimon no ha tenido un camino de rosas en la industria de los videojuegos. La franquicia nació allá por el lejano año 1997 de parte de Akiyoshi Hongo y Bandai (ahora Bandai Namco), apenas un año después de surgir el fenómeno Pokémon, si bien el origen de esta saga se encuentra específicamente en una variante […]

Análisis: Dragon Quest Heroes

adx94 action-rpg, análisis, Dragon Quest, dragon quest heroes, hack´n slash, koch media, koei tecmo, limo, musou, PC, PS4, Rol, Square Enix, steam

La franquicia Dragon Quest no necesita presentación, especialmente en Japón, donde es una institución. Prácticamente la franquicia creadora de las bases sobre las que se asienta cualquier JRPG, está considerada como un auténtico símbolo en el país del Sol Naciente, siendo absolutamente demoledora en ventas desde los tiempos de NES hasta hoy, marcándose el presente […]

Análisis: Sunset Overdrive

adx94 análisis, fizzco, insomniac games, Microsoft Studios, overcharge, Sandbox, sunset city, Sunset Overdrive, TPS, Xbox One

Hablar de Insomniac Games ha sido sinónimo de hacerlo de Sony hasta hace relativamente poco tiempo. Como padres de sagas exclusivas de Playstation, como Spyro The Dragon, Ratchet & Clank (de plena actualidad estos días) o Resistance, han sido uno de los estudios “second party” más prolíficos de la familia de consolas nipona desde prácticamente […]

LAS BANDAS SONORAS DE VIDEOJUEGOS QUE MÁS NOS GUSTAN

Dunham PUBLICACIONES, REPORTAJES

Link tocando ocarina The Legend of Zelda
Que no os engañe la miniatura de este post, no hay nada de la maravillosa banda sonora de The Legend of Zelda. Antes que nada os pongo en antecedentes, tal vez os preguntéis como llevo sin actualizar el blog tanto tiempo y habiendo estado de por medio las votaciones de los premios 20blogs. Pues veréis, la salud no me ha acompañado este tiempo y llevo más de una semana de baja después de arrastrar por aguantar inútilmente mis dolencias. Por fortuna, cuento con con gente excelente a mi alrededor que se ofrece siempre a echarme una mano y a cuidarme, Estela3D está entre esas personas y es quien firma la entrada del blog de hoy. Pero no todo iba a ser bueno, porque no he visto lista de canciones más sonyer... No pasa nada, disfrutar que son merecedoras de toda playlist para escuchar en nuestros ratos libres.
Moar »