El pecado de ser tuya

suenapalabras pasión, pensamiento, romanticismo, sexo

Podría sentarme al borde de una ventana, dejando abierta una puerta mientras las cortinas nublan los ojos vendados, acercados a la orilla del dolor y el sufrimiento constante del rechazo impenetrable de aprender amar nuevamente. En una estación como ésta, las películas se ciernan en que hombres y mujeres buscan o deben buscar desesperadamente por […]