High Score Girl: Un repaso a la escena de los videojuegos en los noventa

Zhols 1vs1, 2d, 3d, Anime, arcade, artículo, Capcom, Darius, darkstalkers, data east, fatal fury, game boy, Genesis, high score girl, MANGA, Mega Drive, Neo Geo, nes, Nintendo, PC Engine, playstation, ports, repaso, Retro, saturn, series, snes, snk, Sony, Street Fighter, taito, turbografx16, Vs.

     De vez en cuando puedes encontrar obras bastante originales en el panorama del manga-anime, y precisamente High Score Girl (Oshikiri, R., 2010; J.C. Staff, 2018) es una de estas. Una comedia romántica y slice of life con toques de romance que se basa en la vida de un videojugador de los noventa y […]

[PC/PS4/PSV] Dariusburst: Chronicle Saviours

Rokuso3 análisis, cucarachas del espacio, Darius, Dariusburst, entrada cursi, Gigantic Bite, marisco robótico, PC, PS4, psvita, Retro, shmup, shmup horizontal, toma parry en tu cara, ultrawide

Mis primeras partidas a Dariusburst, en su versión de PSP, no fueron muy emocionantes. Su música me empujaba a seguir jugando, pero no encontraba en su modo arcade nada que me fascinara, hasta que descubrí los modos Burst y Misión y empecé, verdaderamente, a entender el juego. Un juego bastante chulo, sí, aunque tampoco mataba por todo lo que podría haber sido y no fue. Cuando me enteré que el pasado diciembre saldría un port de la versión de recreativas (mejorada hasta el infinito y más allá respecto a la original), no tenía muy claro si la compraría de salida, pero acabé cayendo porque terminé disfrutando mucho de su versión portátil y madre mía cómo se veían los jefes nuevos en los vídeos. Tras jugar, solo necesité diecisiete horas para considerar que Dariusburst: Chronicle Saviours era mi juego favorito de 2015, por más que me pesara que alguien le robara ese puesto a mi amado Shattered Soldier.

Pero, ¿qué ha pasado en todos estos meses? ¿Por qué no salió nunca ninguna crítica de mi juego estrella de 2015? Sentía que no había aprovechado Dariusburst, que no había disfrutado de todo lo que tenía que ofrecerme, y que no podía hablar con propiedad de algo tan inmenso habiéndole dedicado tan poco tiempo. No obstante mi marcador supera ya las cien horas por lo que, aunque creo que todavía me queda mucho por ver, considero que ya puedo hablar aquí de un juego que ha acabado siendo tan especial para mí. Sí, esto es un juego de naves. Pero no cualquiera: es un shmup inmenso, mastodóntico, lleno de jefes increíbles, niveles impresionantes, muchos modos de juego, e ideas extraordinarias. ¿Puede un shmup merecer un texto tan largo y personal como este? Mi respuesta es que puede y debe tenerlo, porque estamos ante algo que posiblemente sea irrepetible. Dariusburst ha sido ninguneado hasta decir basta por medios e usuarios, solo por ser un shmup a precio de juego completo: como si con un par de horas ya se viera toda su profundidad… pero nada más lejos de la realidad.

Seguir leyendo…